Empresas

Ya hay sentencia del caso Abengoa por el que Benjumea afronta cinco años de cárcel

Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega, expresidente y exconsejero delegado de Abengoa, recibieron indemnizaciones de 11,4 y 4,5 millones de euros pocos meses antes de que la compañía se declarara en preconcurso de acreedores

Felipe Benjumea, a la derecha de la imagen, en el juicio junto al resto de exconsejeros de Abengoa.
Felipe Benjumea, a la derecha de la imagen, en el juicio junto al resto de exconsejeros de Abengoa. Efe.

La sección de lo penal sección 4 de la Audiencia Nacional ha convocado mañana viernes a las partes presentes en el caso Abengoa para notificar la sentencia. El juicio por las indemnizaciones millonarias recibidas por el expresidente y exconsejero delegado de la compañía energética, Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega, quedó visto para sentencia el pasado mes de noviembre.

El fiscal ha solicitado cinco años de cárcel para Benjumea y cuatro años para Sánchez Ortega. También se han sentado en el banquillo de los acusados el resto del antiguo consejo de administración de Abengoa, menos el exministro José Borrell, que se ausentó el día en el que el consejo de la compañía sevillana aprobó las indemnizaciones.

Benjumea y Sánchez Ortega recibieron respectivamente 11,4 y 4,5 millones de euros en 2015 después de que abandonaran sus cargos, poco antes de que la empresa solicitara el mayor preconcurso de acreedores ocurrido en España, con un pasivo superior a los 9.000 millones de euros. El pasado año la compañía logró sacar adelante un convenio con los acreedores y evitar la declaración de concurso.

Abengoa firmó el 23 de febrero de 2015 un contrato mercantil con su presidente que contemplaba el pago de un bonus de siete millones de euros por su permanencia en el grupo, y de otra asignación equivalente a la retribución recibida el ejercicio anterior (4,4 millones). Las bonificaciones mencionadas se devengarían "en el supuesto de cese anticipado de sus relaciones con la sociedad por causas ajenas a la voluntad del consejero (...)". Por esa razón, si el cese decidido por la multinacional sevillana de Felipe Benjumea fue ajeno a su voluntad -impuesto por la banca acreedora-, tendría derecho a percibir la indemnización; pero si fue un cese voluntario, no.

Durante el juicio los antiguos consejeros de Abengoa aseguraron que había sido la banca acreedora, especialmente Santander, los que habían propiciado el cese de Benjumea, a cambio de acudir a una ampliación de capital propuesta de 650 millones de euros. Según ha declarado el antiguo consejo de administración de Abengoa, entre ellos el exministro Josep Borrell, el 14 de septiembre se les comunicó que la banca había impuesto como condición para firmar esa operación que Benjumea cesara como presidente del grupo. Rodrigo Echenique, presidente de Santander España, y que lideró por parte de la banca acreedora esas negociaciones sobre la ampliación de capital, negó en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional dicha imposición, y declaró que los bancos no fueron a la ampliación porque las cuentas de la compañía no estaban claras.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba