Empresas

El CSIF denuncia que Barajas funcionó con un solo técnico de balizamiento durante cuatro días en enero

El sindicato de funcionarios CSIF ha remitido un escrito a la dirección del aeropuerto madrileño denunciando que los días 3, 4, 11 y 22 de enero toda la infraestructura contó tan solo con un operario de energía y balizamiento, cuando Barajas cuenta con 42 en plantilla. La empresa pública afirma que "en ningún caso ha habido un solo técnico".

Dos aviones de la compañía Ryanir.
Dos aviones de la compañía Ryanir. EFE

El sindicato de funcionarios CSIF ha remitido un escrito de protesta a la dirección del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ante el hecho, denunciado por esta organización, de que durante cuatro días de enero la infraestructura tuvo que funcionar con tan solo un técnico de energía y balizamiento para cubrir posibles incidencias en cuatro pistas, cuatro terminales y tres torres de control. Desde el sindicato consideran la situación "especialmente grave para la seguridad del aeropuerto más importante de España".

En opinión de los trabajadores es una gestión cláramente "incorrecta" de los recursos humanos, toda vez que el Adolfo Suárez cuenta con 42 personas entre técnicos y coordinadores

En concreto, según denuncian desde CSIF, los días 3, 4, 11 y 22 de enero, el aeropuerto de Barajas (con 47 millones de viajeros en 2015) solo dispuso de un técnico de balizamiento y energía para atender a todas las necesidades de la infraestructura. En su opinión es una gestión cláramente "incorrecta" de los recursos humanos, toda vez que el Adolfo Suárez cuenta con 42 personas entre técnicos y coordinadores.

Este diario se ha puesto en contacto con los responsables de Aena, que aseguran que "en ningún caso ha habido un solo técnico de energía y balizamiento en el aeropuerto". Sí reconocen que durante el mes de enero se produjeron situaciones inusuales (el 3 de enero faltó un técnico sobre un total de siete en el turno de noche, el día 4 faltaron dos y el 11 de enero otro más) por causas sobrevenidas y circunstancias familiares, pero nunca "se vio comprometida la seguridad, ni hubo repercusión en la operatividad del aeropuerto", según señalan fuentes oficiales.

Trabajadores de Madrid-Barajas explican a Vozpópuli que lo habitual es que haya técnicos asignados en régimen de turnos en cada una de las tres zonas en las que está dividido el aeropuerto. Y es que han de prestar servicio no solo en relación a las pistas de despegue y aterrizaje, sino también a las torres de control y a las instalaciones eléctricas en general.

Un puesto fundamental para la seguridad

"Las funciones de un técnico de energía y balizamiento son fundamentales para que los sistemas de iluminación en pista funcionen correctamente, sobre todo para el aterrizaje de aviones. Y es que con que sólo fallen dos luces seguidas (hay una luz cada 50 metros, un mínimo de 120 luces por pista) el comandante puede desistir de aterrizar", explican los responsables de CSIF. Y es que los protocolos respecto de la señalización e iluminación de las pistas y el aeropuerto en su conjunto son estrictas por su importancia clave para mantener la seguridad tanto en aterrizajes como en despegues.

La terminal 2 de Barajas sufrió en 2001 varios cortes de suministro eléctrico que costaron el puesto al director del aeropuerto de entonces. "Y en 2009, un apagón provocó numerosos retrasos en los vuelos", recuerdan los portavoces del sindicato de funcionarios, que alertan que en el caso de ocurrir este tipo de problemas estando tan solo un técnico en toda la instalación, "las consecuencias serían, sin duda, mucho más graves". Desde el sindicato sospechan que estos vacíos en la gestión de los balizamientos podrían ser una estrategia de la compañía para acabar justificando una futura externalización del servicio.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba