Construcción

La junta de ACS nombrará a Fernández Verdes consejero ejecutivo de la compañía

El actual presidente de las filiales Hochtief y Cimic, designado hace tres años por Florentino Pérez como su sucesor en el grupo, se incorporará al consejo de la sociedad con carácter de ejecutivo.

La junta de ACS nombrará a Fernández Verdes consejero ejecutivo de la compañía
La junta de ACS nombrará a Fernández Verdes consejero ejecutivo de la compañía

Primer paso para la sucesión en ACS. Marcelino Fernández Verdes, al que designó el presidente del grupo, Florentino Pérez, como su sucesor hace tres años, se incorporará al consejo de administración en calidad de consejero ejecutivo.

La junta de accionistas de la compañía, que se celebrará a comienzos del mes de mayo, aprobará el nombramiento. Actualmente, Fernández Verdes ostenta la presidencia de Hochtief y Cimic, las dos principales filiales internacionales del grupo.

La incorporación del ejecutivo asturiano al consejo de administración de ACS será el trámite previo a su nombramiento como consejero delegado del grupo, lo que oficializará un reparto de poderes en el grupo que, hasta ahora, no existía ya que Pérez ostentaba los cargos de presidente y consejero delegado.

No obstante, Pérez aseguró hace dos años que, en cualquier caso, él se mantendría como presidente ejecutivo de la compañía, de modo que el relevo será más tendido de lo que se esperaba. 

Como trámite previo, Fernández Verdes dejó a finales del pasado ejercicio algunas de sus responsabilidades en Cimic, la filial australiana de ACS. De este modo, cedió a Adolfo Valderas el puesto de consejero delegado de la empresa oceánica, que hasta el momento ostentaba junto al de presidente, que aún ocupa.

Complacer a los March

Florentino Pérez anunció por sorpresa el proceso de sucesión en la compañía a través del programa de televisión Salvados, emitido por la cadena La Sexta, en 2014. Por entonces, Pérez estaba siendo duramente cuestionado por sus socios en ACS, especialmente por los March, que aún mantenían una participación superior a la del propio presidente de la compañía, así como por los Albertos.  

El anuncio fue interpretado como un intento de tranquilizar a los March, con la promesa de que cedería parte de su omnímodo poder en el grupo. Sin embargo, la llegada de Fernández Verdes se ha ido retrasando conforme los socios de ACS se han ido batiendo en retirada, cansados de la gestión de Pérez. Actualmente, los March tienen menos de un 5% del capital mientras que los Albertos se mantienen ligeramente por encima de este porcentaje, que conservarán mientras puedan por motivos fiscales.    

Su bonus en Cimic

Precisamente, el consejo de Cimic acordó a finales del pasado año la entrega a Fernández Verdes de un bonus de tres millones de dólares australianos (unos dos millones de euros) para reconocer su desempeño al frente de la anteriormente denominada Leighton.

El ejecutivo también es el presidente de Hochtief, en cuyo consejo de administración ha tenido que permanecer hasta estos días, ya que esta circunstancia estaba ligada a su retribución variable en Cimic, consistente en opciones sobre acciones que se liquidan por diferencia entre un precio establecido en 2014, cuando accedió a la presidencia de la compañía, y el que marque en el momento de ejercitar la opción.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba