Infraestructuras

ACS gana en Canadá su primer gran contrato desde que pactó con Atlantia la compra de Abertis

Un consorcio participado por el grupo español de construcción y servicios se adjudica el contrato para la extensión de una línea del metro ligero de Toronto por algo más de 900 millones. Canadá es uno de los mercados internacionales por los que más apuesta ACS.

ACS vuelve a hacerse con un contrato en Canadá
ACS vuelve a hacerse con un contrato en Canadá

El mercado canadiense ha vuelto a darle buenas noticias a ACS, cuando ultima los detalles de la compra de Abertis junto a la italiana Atlantia. El grupo que preside Florentino Pérez se ha hecho con un contrato para la construcción y mantenimiento de la extensión de una línea del metro ligero de Toronto, en la provincia canadiense de Ontario. Se trata de la primera gran adjudicación para ACS desde que acordó con Atlantia formalizar un pacto para comprar Abertis y evitar una guerra de ofertas.

La compañía española forma parte del consorcio Mosaic Transit Group, que se ha adjudicado el contrato de diseño, construcción, financiación y mantenimiento de una línea del metro ligero de Toronto, que llegará hasta Finch West, una nueva estación del suburbano de la ciudad canadiense. El consorcio, en el que ACS cuenta con una participación de un tercio del capital, deberá construir los 11 kilómetros de que consta la línea, además de las 16 paradas en superficie que jalonarán el recorrido y las dos subterráneas, que sirven de principio y final de línea, una de ellas con intercambiador para conectar con el metro de la ciudad.

Para conseguir este proyecto, el consorcio de ACS se ha impuesto al liderado por el gigante canadiense de la construcción SNC-Lavalin y a un tercero en el que participaba la estadounidense Bechtel, en alianza con EllisDon. El objetivo de las autoridades locales al construir la línea es contribuir a la descongestión del tráfico en la zona.

Precisamente, Canadá es uno de los mercados internacionales por los que más está apostando ACS, junto con EEUU. De hecho, en sus últimas presentaciones públicas, el grupo ha señalado que tiene identificados proyectos valorados en 200.000 millones de euros en Norteamérica, una zona en la que su filial alemana, Hochtief, está muy bien implantada, aunque el contrato del metro ligero de Toronto lo ha conseguido a través de Dragados.

Un proyecto conocido

La última vez que la compañía habló públicamente de su apuesta por Norteamérica fue en la presentación en sociedad del acuerdo alcanzado con Atlantia para afrontar conjuntamente la compra y el control de Abertis. Por entonces, el consejero delegado de la compañía italiana, Giovanni Castellucci, destacó como uno de los activos más relevantes de ACS su presencia en mercados en los que Atlantia no figura, y uno de los que mencionó fue Canadá.

El proyecto del metro ligero de Toronto, denominado Metrolinx y destinado a solventar los problemas de tráfico de la ciudad, no es ni mucho menos desconocido para ACS, que hace tres años se adjudicó un gran contrato, valorado en unos 3.000 millones de euros, para construir una de las líneas del proyecto. Por entonces, el grupo español iba en alianza precisamente con SNC-Lavalin, a la que ha batido en la reciente licitación.

El consorcio Mosaic Transit Group tendrá que ocuparse también de la financiación del proyecto, que se espera que quede cerrada antes de la llegada del verano. En función del resultado de este proceso se conocerá el valor definitivo de la licitación, aunque las estimaciones se sitúan en el entorno de los 900 millones de euros.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba