Empresas

La mitad de empresas en España cerrarán el año en pérdidas y con problemas de liquidez

Las que más sufrirán serán pymes y compañías de los sectores más afectados por la pandemia y las restricciones

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. EFE

El Banco de España prevé que la mitad de empresas en España cierren el año en pérdidas, lo que afectará especialmente a las pymes y a las compañías de hostelería, restauración, ocio y vehículos de motor.

"La intensidad de la recuperación se vio afectada adversamente desde principios del mes de julio por los nuevos rebrotes de la enfermedad que se produjeron en nuestro país y, más recientemente, la intensificación del deterioro de la evolución epidemiológica en España y en la mayoría de los países de nuestro entorno (...) permite anticipar que la actividad económica en este tramo final del año y a comienzos de 2021 mostrará un menor dinamismo que el anticipado", ha advertido este miércoles el supervisor.

En sus últimas previsiones macroeconómicas, esta institución preveía una caída del Producto Interior Bruto (PIB) para este año de entre el 10,5% y el 12,6% para este año, pero las cifras han quedado desactualizadas.

Según el último análisis de la entidad que dirige Pablo Hernández de Cos, el 68% de las empresas en España presentarán déficits de liquidez a lo largo de 2020. En concreto, estiman que este déficit llegará a los 230.000 millones de euros.

"Más de la mitad de estas necesidades de liquidez no podrían cubrirse mediante el uso de los activos líquidos de las empresas y de los importes no dispuestos de sus líneas de crédito", advierten.

Financiación externa

La falta de liquidez les ha llevado a recurrir a la financiación bancaria y a la emisión de deuda. Esta última vía ha sido utilizada de forma generalizada, por lo que el saldo vivo de la deuda del sector corporativo ha aumentado un 5% entre febrero y septiembre.

"La caída del volumen de negocio tiene un impacto negativo en los ingresos de las empresas, lo que reduce su capacidad de reembolso de las deudas contraídas. Además, las empresas que incurran en pérdidas verán reducido su capital, mientras que la cobertura de las necesidades de liquidez con nueva deuda conlleva un incremento de su endeudamiento. Como resultado de estas tendencias, las empresas acaban mostrando mayor debilidad en la composición de sus pasivos", ha alertado.

De Cos cree que estos riesgos del sector empresarial seguirán siendo relevantes hasta que la pandemia esté controlada, sobre todo para las empresas más afectadas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba