IMPUESTOS

Las empresas que eludan la 'tasa Google' pagarán un máximo de 15.000 euros de multa

La Dirección General de Tributos ha desglosado las multas que tendrán que afrontar si no cumplen con sus obligaciones fiscales

Imagen de archivo de Google.
Imagen de archivo de Google. Gtres

El Gobierno tiene previsto aprobar un nuevo impuesto a las transacciones digitales, denominado comúnmente 'tasa Google', que gravará a las compañías que presten servicios digitales en el territorio español y multará con 150 euros cada trampa que estas empresas intenten hacer para aludir el pago de la tasa del 3%.

María José Garde, directora de la Dirección General de Tributos, ha explicado en unas jornadas tributarias organizadas por el Consejo General de Economistas que cuando una compañía intente evitar el pago de este tributo tendrá que afrontar una "infracción de 150 euros por acceso falseado u ocultado".

Esta multa no podrá superar un máximo anual de 15.000 euros si la compañía no desarrolla una actividad económica (como puede ser una red social como LinkedIn o Facebook) o hasta un 0,5% del importe neto de cifra de negocios del año natural anterior si la empresa sí realiza una actividad económica.

España va a ser el primero del mundo en aplicar ese impuesto, “no sé si eso es bueno o malo”

¿A quién afectará el impuesto? Gravará la publicidad en línea (desde el momento en el que el anuncio aparezca en el dispositivo), los servicios de transmisión de datos (desde que estos se generan) y los de intermediación en línea.

Dentro de estos últimos, se diferencia entre aquellos que tienen un subyacente, por ejemplo plataformas de intermediación de venta de bienes (como Amazon), en los que se pagará el impuesto cuando se concluya el contrato (o la venta); y los que no tiene subyacente, como plataformas digitales no dedicadas a la venta o intercambio de bienes, que pagarán el impuesto cuando el usuario se abre la cuenta.

Más detalles

Garde explica que estarán exentos de esta tasa las plataformas que se dedican a la venta de bienes pero desde su propia página web, sin usar un intermediario, los mensajeros encargados de la entrega de bienes y prestaciones, o las plataformas que presten servicios de intermediación cuando la finalidad de los servicios sea "suministrar contenidos digitales (...) servicios de comunicación o servicios de pago", entre otros supuestos.

Ha aclarado también que este impuesto es indirecto y se aplica cuando existe un usuario español del servicio, independientemente del lugar desde el que opere el proveedor.

Las empresas sujetas a esta tasa tendrán nuevas obligaciones, como la necesidad de presentar declaraciones, estar inscritas en un registro, serán sometidas a los registros que se establezcan y a presentar la documentación que las Administraciones les exijan.

Garde ha dicho que España va a ser el primer país del mundo en aplicar este tributo, lo que según dijo, no sabe "si es bueno o malo" y afirmó que la Dirección General de Tributos está analizando las sugerencias que ha recibido antes de cerrar la norma. Una vez aprobado, el impuesto entrará en vigor tres meses después de la publicación y se incorporará al ordenamiento jurídico español.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba