Motor

La nueva norma de emisiones dejará sin impuesto de matriculación sólo al 7% de los coches

El cambio normativo, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, va a modificar sustancialmente los tramos de exención de la tasa de matriculación

La nueva norma de homologación de emisiones dejará sin impuesto de matriculación sólo al 7% de los coches
La nueva norma de homologación de emisiones dejará sin impuesto de matriculación sólo al 7% de los coches

El WLTP será la única norma de homologación de emisiones y consumos de los turismos a partir del próximo 1 de enero de 2021. Un cambio sustancial que tendrá efectos directos en el bolsillo de los compradores, ya sean particulares o de grandes flotas. Un estudio realizado por Arval Consulting recoge los principales cambios que va a provocar, entre ellos y casi el más directo en lo que al impuesto de matriculación se refiere.

Porque la aplicación de la normativa WLTP para la medición de los ciclos de consumo homologados de los automóviles tendrá sin duda un efecto importante en el mercado. En primer lugar, aumentarán las cifras homologadas de consumos y emisiones, pues esta nueva forma de medición es más estricta, con el objetivo de asemejarse más al uso en la vida real de un coche. Esto tendrá un impacto directo en el impuesto de matriculación, lo que se traducirá en un incremento medio de un 4% en el coste total de una flota y en un aumento de la cuota mensual del renting.

Muchos vehículos que estaban exentos de su pago, al estar por debajo de las cifras exigidas de emisiones, ahora estarán obligados a pagarlo. Solo el 7% de los vehículos continuarán disfrutando de la exención del pago de ese impuesto, cifra que actualmente asciende al 36%. Y muchos otros coches que ya lo pagaban, saltarán de tramo impositivo con las nuevas cifras aumentando el importe del impuesto.

En el segmento de los coches pequeños, el 77% de los vehículos matriculados en 2020 están exentos del pago bajo la normativa anterior, cifra que, en 2021, con la nueva normativa WLTP, se reduciría al 15%. De esta forma, del 22% de este segmento que pagaba el primer tramo (con una tasa del 4,75%), se pasaría al 74%. Y del 1% del segundo tramo (tasa del 9,75%), pasaría al 10%.

En el segmento de los coches medianos, el 33% de los vehículos matriculados en 2020 están exentos del pago, cifra que en 2021 se reducirá al 6%. Del 48% de este segmento que pagaba el primer tramo se pasará al 52%. El gran impacto estará en el tercer tramo, que pasa del 13% al 30%; y en el tercero (tasa del 14,75%), que aumenta del 6 al 13%.

Las cifras homologadas de emisiones medias de CO2 de los automóviles diésel y gasolina sufrirán un significativo aumento, con más incidencia entre los primeros

En el segmento de los coches grandes, el 28% de los vehículos matriculados en 2020 están exentos del pago de matriculación, cifra que en 2021 se reducirá al 6%. Como en los medianos, el impacto estará en el tercer tramo, que pasa del 19% al 35%; el tercero aumenta del 2 al 11%.

Entre los coches de lujo, el 13% de los vehículos matriculados en 2020 están exentos del pago de matriculación, cifra que se reducirá al 6% en 2021. El segundo tramo caerá del 56% al 30%, mientras que el tercero y el cuarto aumentarán del 20% al 48% y del 1 al 21%, respectivamente.

Aumento del coste total

Las cifras homologadas de emisiones medias de CO2 de los automóviles diésel y gasolina sufrirán un significativo aumento, con más incidencia entre los primeros. Este incremento es de hasta un 36% (34 gramos más de CO2 por kilómetro) en los diésel en el periodo 2018-2021, y de hasta un 30% (36 gramos más) en los de gasolina.

El impacto económico supondrá un incremento en la cuota y en el coste total del vehículo en el caso del cada vez más extendido renting, en una horquilla que va de una variación de 18 euros en la cuota de un coche pequeño gasolina, hasta 51 euros en de un coche de lujo diésel al aplicar el valor WLTP al impuesto de matriculación.

El WLTP también tendrá, como es lógico, un impacto en el coste total, con cifras que van del 1% de incremento de un coche pequeño de gasolina al 5% de uno mediano diésel. Aunque a primera vista un incremento medio del 4% en este apartado puede parecer razonable, hay que tener en cuenta que está calculado sobre el valor NEDC-C. En flotas de vehículos anteriores a 2010 este incremento puede llegar al 10% en algunos segmentos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba