Economía

Los dueños lituanos de Supersol contratan a BBVA para la venta de la compañía

Máxima Group, gigante lituano que controla la cadena supermercados Supersol desde 2012, ha apostado por la entidad española para lograr un comprador para este negocio. La estrategia que manejan para esta desinversión es crear paquetes de tiendas para ofrecerlos tanto a fondos como a socios industriales

Supermercado Supersol
Supermercado Supersol Ricardo Ricote

Máxima Group busca una salida a Supersol. Según explican fuentes financieras a este medio, el holding lituano ha contratado a BBVA para sondear el mercado para la venta de la compañía tras no haber conseguido salir de números rojos desde su llegada en 2012. Ante la dificultad de poder vender las más de 180 tiendas que tiene la compañía, su estrategia consiste en crear paquetes de establecimientos que puedan interesar tanto a fondos de inversión como a socios industriales. 

Los grupos de tiendas se concentran tanto en la Comunidad de Madrid como en Andalucía, que es donde se fundamente el negocio de Supersol. Como apuntan estas mismas fuentes, ya se han producido encuentros con algunos fondos y, principalmente, el interés está en la red de cerca de 50 tiendas que tiene la cadena entorno a la capital de España. 

Desde BBVA han preferido no valorar esta información. Por su parte, un portavoz de Supersol contactado por este medio asegura que este movimiento de su máximo accionista no encaja con la actual estrategia de la compañía. "Estamos inmersos en la revisión de nuestro negocio, tras el ERE y el cierre de 21 tiendas de mayo. La estrategia ahora es ordenar nuestras tiendas y establecer mejores lineas de comunicación con los grupos de interés", detallan desde la cadena de supermercados. 

La puesta en el mercado de Supersol por parte de Agile Finance, brazo inversor de Maxima, llega tras haber inyectado 140 millones para compensar las pérdidas de la compañía

Los conocedores de este proceso aseguran que BBVA tendrá dificultades si quiere vender todo el negocio de Supersol, pero sí tiene un encaje la venta de grupos independientes de tiendas. Los fondos de inversión son los mejor posicionados en este proceso, aunque otros fuentes del sector contactadas por este medio aseguran que su negocio en Madrid tendría muy buen encaje para el regional AhorraMás y su red en Andalucía tendría encaje estratégico para Supermercados Mas (Grupo Hermanos Martín) o Supermercados El Jamón (Cash Lepe).

La puesta en el mercado de Supersol por parte de Agile Finance, brazo inversor de Maxima, llega tras haber inyectado 140 millones para compensar las pérdidas de la compañía. Desde 2013, los números rojos de la cadena rondan los 100 millones de euros. Según la información que ofrece la herramienta Insight View del Registro Mercantil, la cadena tuvo en su último ejercicio unas pérdidas de 15 millones de euros, una cifra bastante más elevada que los 1,3 millones de 2017.

Cierre de tiendas y ajuste de plantilla

Los últimos números rojos empujaron a Supersol en abril a poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 404 trabajadores con el cierre de 21 tiendas y 12 pescaderías. No obstante, el acuerdo con los sindicatos cerró este ajuste en un recorte de 294 empleos, cierre de 18 tiendas y 12 pescaderías. En la actualidad, el Grupo Supersol cuenta con la sociedad Cash Diplo, Cash&Carry y la enseña Supersol con alrededor de 194 supermercados, de las que más 140 están en Andalucía. 

Alguna de sus tiendas están situados en las calles más prestigiosas de Madrid. Pero aún así estos inversores no han conseguido que su modelo se asiente. Una de las claves de la falta de éxito del fondo lituano en Supersol, según detallan a este medio, es que no han entendido las particularidades del mercado del gran consumo en España y, en concreto, el andaluz. Maxima ha adoptado medidas que se consideran erróneas como introducir productos de gran éxito en los países bálticos, donde domina el mercado.

Mala praxis

También ha fallado sus métodos de gestión en la compañía con una mala comunicación con los proveedores y una mala praxis en la gestión de los inventarios de la compañía. Estas carencias las intentado solucionar en la última etapa españolizando su cúpula directiva e intentado adaptarse mejor a las necesidades del consumidor español.

Fuentes cercanas a la compañía explican a este medio que desde Máxima Group siempre ha mantenido publicamente que su intención de respaldar con su capital la compañía. Pero, como reconocen desde dentro de Supersol, este inversor, como le sucede al resto, no está preparado para perder dinero eternamente. Y, por ello, prefieren sondear el mercado para buscar un posible comprador. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba