Economía

Lo que ha unido eDarling lo separará una app: el divorcio digital llega al móvil

Tres abogados lanzan una aplicación para que los cónyuges negocien el divorcio sin necesidad de hacerlo presencialmente

Imagen de dos recién casados
Imagen de dos recién casados Jereny Wong

España es el país de la Unión Europea donde más crecen las rupturas matrimoniales, y el cuarto por detrás de Portugal, Luxemburgo y Bélgica. Cada año se producen 100.000 casos de nulidad, separación y divorcio, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística).

Un trámite complejo para quienes lo sufren, por lo que conlleva la necesidad de verse las caras para negociar condiciones, cuando precisamente en lo que consiste toda ruptura es en no volver a tener que convivir. Lo cierto es que la tecnología permite encontrar pareja a través de Internet y, desde ahora, divorciarse desde el teléfono móvil.

Ángel G. García, Carmen Cabalga y Ximena Bernaldo de Quirós han lanzado iUrisfy, una aplicación que permite discutir todo lo referente a las condiciones económicas desde el teléfono, sin presencia física de ambos 'contendientes'. No es la primera experiencia de este tipo de esta startup. En su día ya ofreció la tramitación de divorcios online.

Una vez las dos personas estén conformes con cada una de las cinco pantallas que muestran los aspectos a negociar, habrán terminado su acuerdo sin necesidad de desplazamientos, sin coste alguno, de manera totalmente confidencial y segura”

Ximena Bernaldo de Quirós, iUrisfy

"Si te puedes enamorar fácilmente con una app, ¿por qué no vas a divorciarte de la misma manera? Las personas que se enfrentan a un proceso tan difícil como este necesitan facilidades, sobre todo para identificar, valorar y tomar conciencia de por qué y de qué van a discutir. Con iUrisfy pueden negociar todo lo que implica una ruptura sin tener que verse o ver a un abogado y antes de tomar cualquier decisión. Nuestro afán es ayudar a que las personas resuelvan en paz sus conflictos legales, de la manera menos traumática y con el menor coste posible”, explica Ángel Garcia, socio-fundador de la empresa y abogado especializado en derecho de familia y procesal.

Divorciarse cuesta 1.000 euros de media

La pareja no tiene por qué verse, ni acudir en ningún momento al despacho de los abogados o al juzgado, salvo el día de la ratificación. iUrisfy es quien se encarga de solicitar y recoger los documentos para el proceso. La pareja puede ahorrarse hasta un 62% sobre el precio de un procedimiento tradicional que, según esta empresa, está en los 1.000 euros de media, aunque varía según las condiciones familiares.

La aplicación es gratuita -sólo se pagan los costes jurídicos del trámite final- y está disponible para iOS y Android-. Permite introducir datos relativos al matrimonio, la vivienda, los hijos... También negociar aspectos como el régimen de visitas o el tipo de pensión alimenticia…”Una vez las dos personas estén conformes con cada una de las cinco pantallas que muestran lo que hay que negociar, habrán terminado su acuerdo sin necesidad de desplazamientos, sin coste alguno, de manera totalmente confidencial y segura”, comenta Ximena Bernaldo de Quirós.

¿Qué gana iUrisfy?

La compañía cobrará por la tramitación judicial -el proceso final- en caso de que el cliente quiera que se la lleve iUrisfy. Un coste que asciende a 380 euros. También permiten contratar su asesoría 'Premium' durante todo el proceso por 99 euros.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba