Deporte S.A.

Una deuda de 500 millones pone contra las cuerdas al Barça, el club más rico del mundo

El club blaugrana es el equipo que más factura en el mundo, pero presenta un nivel de deuda a corto que los expertos consideran peligroso en la actual coyuntura generada por el coronavirus

El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu.
El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu. Gtres

El tan imprevisto como radical parón del fútbol provocado por el coronavirus, sobre la mesa del comité de crisis de la UEFA de este martes, amenaza con provocar serios problemas económicos al conjunto de la industria en general y en especial, a su actual mayor portento financiero en España y el mundo, el Fútbol Club Barcelona.  

El equipo catalán, con un presupuesto que para esta temporada rondaba los 1.000 millones de euros (incluyendo transferencias de jugadores), es actualmente la institución futbolera que más dinero factura en el mundo. Sus estrategias en materia comercial y de expansión internacional le han valido elogios de la consultora Deloitte, la más reputada en el sector.

Sin embargo, en la comparación con su otrora verdugo y ahora inmediato perseguidor a nivel nacional y mundial, el Real Madrid, el Barça presenta un nivel de endeudamiento "significativamente superior", según inciden expertos consultados por este periódico, algunos incluso del entorno del propio Barça, que oficialmente no ha respondido las preguntas de este medio. 

"La capacidad de endeudamiento adicional en el actual contexto en el Barcelona es más limitada que la del Madrid", afirma el economista Albert Deulofeu, integrante de la candidatura a la presidencia blaugrana de Toni Freixa en 2015. Deulofeu y otras fuentes del mundo de la inversión hacen hincapié en que la actual crisis provocada por el coronavirus tendrá mayor impacto en las empresas con mayores niveles de endeudamiento, en especial, a corto plazo. 

Deudas a corto

"Todo aquel que tenga deudas y con mayor énfasis a corto plazo, se enfrenta a unos momentos muy difíciles en donde el impago de solo alguien en la cadena de pagos precipitará un efecto dominó", añade por su parte José María Gay de Liébana, incidiendo en que el Barça está, por lo anterior, más expuesto que el Madrid, pero que la situación de crisis puede alcanzar a todos los clubes de fútbol. 

Las últimas cuentas del Fútbol Club Barcelona reconocían ya una deuda neta de 217 millones de euros a cierre de junio de 2019, al tiempo que recogían un volumen de "deuda y acreedores a corto plazo" de 506 millones de euros, un 115% más que dos años antes. De acuerdo a esas cuentas, la institución cerró el ejercicio 2019 con un resultado de cinco millones de euros después de impuestos tras ingresar 990 millones (incluyendo traspasos).

El Real Madrid, paralelamente, cerró el último ejercicio sin deuda neta reconocida (negativa por 27 millones, esto es, con saldo positivo en tesorería), 38 millones de euros de resultado después de impuestos (tras ingresar 757 millones, sin incluir traspasos), y un volumen de deudas y acreedores a corto por 316 millones.

El club que preside Josep María Bartomeu tiene la mayor masa salarial de La Liga (pese a haberla reducido en 15 millones el pasado invierno, hasta los 656 millones), y prevé, a día de hoy al menos, afrontar el pago en 30 años de 815 millones para el nuevo Espai Barça tras elevar recientemente en 215 millones su presupuesto al efecto, informó El Confidencial. El Madrid tiene lo propio con una masa salarial de 640 millones y una deuda de 796 millones a pagar en plazos hasta 2049 por la remodelación del Bernabéu.

Problemas para todos, burbuja salarial y superliga 

"Con la situación patrimonial que tiene el Madrid, tampoco puede afrontar una situación como la actual durante mucho tiempo. Las cuentas de resultados están ajustadísimas en los clubes en general", dice Deulofeu. "Los beneficios del Barca actualmente no son significativos. Tiene una dependencia cada vez mayor de la venta de jugadores...y al igual que lo demás clubes, no es ajeno al problema de la hiperinflación salarial. Es probable que los clubes tengan que establecer negociaciones con la AFE (el sindicato de futbolistas) y que se tengan que llegar a acuerdos, como por ejemplo ERTEs o reducciones transitorias de contratos, ya que si la máquina se para, se para para todo el mundo. A nadie le interesa que un club tenga que presentar concursos de acreedores". 

Deulofeu incide además en que si bien los clubes han mejorado sus ingresos en los últimos años, "los costes salariales han crecido incluso más". El economista cree que la actual situación podría generar un marco para que se apliquen en La Liga límites asemejables a los que se aplican en la NBA frente a la "dinámica inflacionaria de los costes de traspasos" que se ha desatado en los últimos años. 

Otras fuentes advierten paralelamente de que el agujero económico que supondría la cancelación de La Liga (de 678 millones euros al menos por televisión y taquilla) podría empujar a los grandes de España como el Barça, Madrid y Atlético a terminar de cerrar filas junto al resto de grandes de Europa en favor del mentado proyecto de superliga europea o mundial que les permita recuperar el terreno perdido. Ese extremo, han alertado desde la patronal de los clubes, La Liga, pondría en peligro la viabilidad del resto de clubes.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba