Economía

Un año después, el Parlamento británico sigue obsesionado con la filial de Sabadell

La Financial Conduct Authority, el organismo regulador de servicios financieros del Reino Unido, mantiene abierta una investigación sobre la crisis informática sufrida el pasado año por TSB, la filial de Sabadell en el país

Richard Meddings, presidente de TSB; Paul Pester, exCEO del banco; y Miguel Montes, Jefe de Operaciones del TSB, en junio de 2018 en el Parlamento de Reino Unido.
Richard Meddings, presidente de TSB; Paul Pester, exCEO del banco; y Miguel Montes, Jefe de Operaciones del TSB, en junio de 2018 en el Parlamento de Reino Unido. Parliamentlive.tv

El Parlamento británico sigue obsesionado con la crisis informática sufrida por TSB el pasado año. Los fallos en la migración de los sistemas informáticos de filial de Sabadell en Reino Unido, surgidos a finales de abril de 2018, que provocaron que cientos de miles de clientes tuvieran problemas para acceder a sus cuentas y que parte de ellos sufriera sustracciones, no se les quita de la cabeza a ciertos parlamentarios.

El miércoles pasado una comisión del Parlamento británico trató los fallos en los sistemas de información del sistema financiero. Y el caso de TSB fue mencionado en varias ocasiones por los presentes.

A la comisión asistieron, además de los parlamentarios que trasladaron sus dudas, Alison Barker, director de supervisión de la Financial Conduct Authority (FCA); Lyndon Nelson, primer ejecutivo de la Prudential Regulation Authority (PRA); y David Bailey, directivo del Banco de Inglaterra.

El director de la FCA dijo que sobre la crisis del TSB se recibieron 204.000 quejas, el 90% de las cuales habían sido resueltas

La presidenta de la comisión, la diputada conservadora Nicky Morgan, solicitó a los tres especialistas que contaran su reacción ante, "tomemos como ejemplo", el caso de la crisis informática del TSB del pasado año.

Especialmente punzante en sus consultas a los representantes de los organismos reguladores del sistema financiero británico, volvió a ser el diputado laborista John Mann. El mismo que en junio de 2018 acorraló con sus comentarios despectivos a los principales ejecutivos del TSB que acudieron a dar explicaciones al Parlamento sobre la crisis sufrida.

"No sé si TSB estaba, en su opinión, en riesgo de colapso", dijo el miércoles Mann. "Realmente no hemos visto todavía una respuesta de pánico masivo en este país, pero puedo percibir diversos escenarios y comportamientos, donde se corre la voz y se propaga como un reguero de pólvora: Saque su dinero de esa institución. Algo de eso ocurrió con TSB", comentó.

TSB cifró un impacto de 330 millones de libras en sus cuentas de 2018 por la crisis informática

El pasado año, poco después de que los clientes de TSB sufrieran los fallos del sistema informático del banco, Mann publicó algunos tuits al respecto. "Cualquier cliente de TSB que haya tenido problemas con el banco, por favor, contacte conmigo a través del correo o llamando a mi oficina", escribió. O también: "El presidente de TSB agradece al personal de TSB. Muy apropiado, aunque debería añadir: leones guiados por burros".

Investigación en curso

Rushanara Ali, diputada laborista, trasladó a los especialistas su preocupación por el excesivo tiempo que transcurre hasta que los clientes de bancos afectados por fallos informáticos son indemnizados. Alison Barker, directivo de la FCA respondió: "Si estamos hablando del incidente de la TSB, hay una investigación en curso, todavía no ha concluido".

Barker explicó que, sobre la crisis del TSB se recibieron 204.000 quejas, el 90% de las cuales habían sido resueltas y los clientes habían recibido una compensación. "Uno de los tres objetivos clave que teníamos con el caso de TSB era garantizar la reparación para los consumidores, y sí, queremos asegurarnos de que haya una gestión rápida y adecuada de las quejas", añadió.

Sabadell subrayó el viernes con motivo de la presentación de sus resultados semestrales, que en Reino Unido había registrado un crecimiento del 43% de ventas digitales. Y recordó que en la crisis sufrida el pasado año por TSB no hubo en ningún momento exposición de los datos de sus clientes. TSB informó en febrero, en las cuentas del ejercicio 2018, que el impacto de la crisis informática había sido de 330 millones de libras.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba