Economía

La 'desaparición' de las Cajas de Ahorros: por qué en España quedan dos y en Alemania mantienen 390

El proceso de fusiones y absorciones de las cajas, que daban eficaz servicio al cliente de proximidad y agrandaban la competencia, ha dado paso a un mercado bancario más concentrado pero también más sólido, según fuentes del sector y asociaciones que defienden los derechos de los consumidores

La aniquilación de las Cajas de Ahorro: por qué en España solo quedan dos frente a las 390 de Alemania.
La aniquilación de las Cajas de Ahorro: por qué en España solo quedan dos frente a las 390 de Alemania.

La fusión entre Bankia y Caixabank no sólo va a dar como resultado a la mayor entidad financiera de España por activos totales (664.027 millones de euros), sino que además supone el cierre de un proceso de fusiones iniciado hace más de una década y que ha culminado con la desaparición casi total de las Cajas de Ahorro en nuestro país. Solo quedan dos de las 45 existentes antes de la crisis financiera de 2008.

Una situación que contrasta con el peso que las cajas de ahorros mantienen en otros países de nuestro entorno, como Alemania (donde subsisten unos 390 Sparkassen operativos) o Francia (donde aún existen 17 Caisses d’Epargne a nivel regional y 228 Sociétés Locales d'Epargne a nivel municipal), según datos de la Asociación Europea de Cajas de Ahorros y Banca (ESBG, por sus siglas en inglés). 

Tras sucesivos procesos de fusiones, y después de haberse convertido en una suerte de chiringuitos políticos antes de la crisis financiera de 2008, las Cajas de Ahorros españolas, que daban eficaz servicio al cliente de proximidad y agrandaban la competencia, han dado paso a un mercado bancario más concentrado pero también más sólido, según defienden fuentes del sector e incluso algunas asociaciones que defienden los derechos de los consumidores. 

"Cuando la democracia llegó a las cajas de ahorro, a través de elecciones en las entidades, se demostró que todo aquello al final era una manera fácil de abrir el camino a políticos, constructores y empresarios afines a los gobernantes de turno", indica Manuel Pardos, presidente de la Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE). "Todo eso fue lo que condujo a la ruina y a la quiebra bancaria a las cajas de ahorro", añade. 

Más eficientes que la media europea

Las entidades resultantes de las fusiones de las Cajas de Ahorro, agrupadas bajo el paraguas la Confederación Española de Cajas de Ahorros y Bancos (CECA), siguen teniendo un peso del 40% en el sector bancario español a pesar de haberse reducido en número desde 2008 y de haber seguido un proceso de fusiones muy distinto al que han tenido las cajas de ahorro en Alemania y Francia. 

"Hay mercados, como Alemania, donde las cajas de ahorro tienen limitadas legalmente sus operaciones a territorios muy pequeños, nada que ver con lo que hubo aquí antes de 2008", señala Alberto Aza, portavoz de la CECA.

"La peculiaridad de cada mercado, unido a la estructura jurídica con la que cuentan las Cajas de Ahorro desde la aprobación en 2013 de la Ley de cajas de ahorros y fundaciones bancarias, ha hecho que hoy tengamos un sector más fuerte en España y que las nuevas entidades tengan una eficiencia superior en un 10% a la media europea", añade Aza. 

¿Hacia un oligopolio?

La Ley 26/2013 ha permitido fortalecer el gobierno corporativo de las antiguas Cajas de Ahorro, sacando las manos de la clase política de ellas, al tiempo que ha mantenido dos aspectos que estaban en la esencia de la creación de las cajas de ahorro: la vinculación al territorio y la obra social a través de sus fundaciones

Precisamente este último es el único aspecto que preocupa a ADICAE con respecto a la fusión de Bankia y Caixabank, pero no tanto la posible creación de un oligopolio o un exceso de concentración del sector en manos de los grandes bancos. 

"No creemos que el nuevo panorama vaya a generar ni una situación monopolística ni que vaya a perjudicar al consumidor", asegura Manuel Pardos. El presidente de ADICAE, asociación que defiende los derechos de los usuarios de las cajas de ahorro y la banca desde hace 33 años, recuerda que el propio Banco Central Europeo está alentando a la creación de grandes bancos en el continente y se muestra convencido de que tanto la CNMV como la regulación europea son suficientes para evitar una situación de oligopolio

"A día de hoy en nuestro país la estructura del mercado bancario está bastante equilibrada entre entidades grandes y pequeñas, en otros países existe una concentración mucho mayor", asegura Alberto Aza. "Todo lo que sea fortalecer el sistema financiero será bueno para los clientes, y en ese sentido Europa es clara: debemos tener grandes bancos para poder competir con las entidades asiáticas y estadounidenses", añade el portavoz de CECA. 

El incierto futuro de la obra social

"Ahora estamos preocupados únicamente por lo que vaya a pasar con el enorme patrimonio que tenían las fundaciones de las antiguas cajas y estamos expectantes por ver si la nueva Caixabank mantiene el enorme gasto social que venían desarrollando las 18 antiguas cajas que ahora la integran, especialmente Caja Madrid", añade Pardos. 

Durante la presentación de la nueva entidad resultante de la fusión entre Caixabank y Bankia, José Ignacio Goirigolzarri apeló a mantener "los valores" de ambas entidades "como seña de identidad". "No dijo exactamente qué valores, pero suponemos que se refería precisamente a la labor social", apunta Pardos. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba