Economía

El juez 'blinda' de urgencia el contrato de KKR y Dentix antes de citarles

Dentix ha solicitado unas medidas cautelares 'inaudita parte' que han sido aceptadas por el juez y han permitido 'blindar' el contrato sin escuchar (todavía) a KKR

Clínica de Dentix.
Clínica de Dentix.

Dentix ha gastado todas las balas para esquivar la quiebra pero finalmente la compañía se ha visto abocada a solicitar voluntariamente el concurso de acreedores en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid, como publicó este diario el lunes. La cadena de clínicas dentales ha tomado esta decisión tras no llegar a un acuerdo con Advent y con otros fondos con los que ha mantenido conversaciones en las últimas semanas, según explican las fuentes consultadas por Vozpópuli.

De forma paralela, Dentix mantiene un procedimiento abierto en los tribunales con KKR por la resolución unilateral del contrato firmado con el fondo para rescatar a la compañía a comienzos de año. El fondo norteamericano, que iba a inyectar 160 millones de euros, resolvió el acuerdo tras detectar diferencias contables de unos 40 millones y alegó una de las llamadas cláusulas MAC (cambio adverso relevante) para tumbar el contrato. El 13 de marzo, Dentix presentó el preconcurso de acreedores.

Posteriormente, la compañía dental inició acciones legales y presentó una demanda contra KKR en pleno confinamiento en la que reclamaba el cumplimiento de contrato y que incluía una solicitud de medidas cautelares 'inaudita parte'. Esto significa que Dentix pidió al juez que impidiese la ruptura del contrato sin ni siquiera escuchar antes a KKR dada la situación de urgencia que atraviesa la compañía. El juez lo aceptó y ahora ambas partes están a la espera de ser citadas para una vista de cautelares, donde la Audiencia Provincial de Madrid podrá mantener las medidas o bien levantarlas y, ahí sí, KKR podrá exponer sus argumentos.

KKR anunció un acuerdo para comprar Dentix a finales del año y poco después se anunció la incorporación de Enrique Francia (exVIPS) como nuevo consejero delegado de la compañía, pero el proceso entró en barrena tras las presuntas irregularidades detectadas por el equipo de Jorge Lluch y la operación ha terminado en los tribunales. Dentix llegó a acceder a retirar la demanda si KKR le perdonaba la deuda de 160 millones y entraba otro socio, pero finalmente no se encontró un nuevo fondo y el pleito sigue su curso.

La compañía dental, con más de 3.000 empleados y 300 clínicas, mantiene una deuda que ronda los 250 millones de euros (sin contar el pasivo que adeuda a KKR). Tras la declaración del concurso, la compañía tiene todavía algo de margen para buscar nuevos acuerdos y no tener que entrar en un proceso de liquidación y posterior extinción de la compañía.

Dentix mantiene el control

El matiz entre concurso voluntario y necesario (el que no presenta la propia compañía) es importante, porque entre otras cosas protege a la compañía de posibles demandas de acreedores, que no podrán abrir ningún frente legal salvo en el caso de que se trate de una ejecución de garantías reales (por ejemplo, las hipotecarias).

También permite a los actuales administradores mantener el control de la compañía. Aunque el juez nombrará próximamente un administrador concursal, los actuales responsables seguirán encargándose de la gestión del día a día, si bien deberán contar con el plácet del administrador concursal, especialmente para aquellas decisiones más relevantes. En un concurso necesario, la intervención de la empresa es total y el administrador concursal toma todas las decisiones.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba