Economía

Una abogada nombrada por Delgado defiende al Thyssen en EEUU frente a la comunidad judía

El martes se inició en un juzgado de California, Estados Unidos, un juicio por la demanda presentada por los descendientes de los antiguos propietarios de un cuadro de Camile Pissarro contra el Museo Thyssen y el Estado español

Consuelo Castro Rey, con la ministra de Justicia, Dolores Delgado.
Consuelo Castro Rey, con la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Efe.

El Gobierno de Pedro Sánchez mantiene la misma postura que el pasado de Mariano Rajoy sobre la defensa que el Museo Thyssen y el Estado español están efectuando sobre la propiedad del cuadro 'Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia', de Camille Pissarro.

La posición del Estado español en este asunto lo está exponiendo ante la comunidad judía internacional, y está transmitiendo la impresión de falta de compromiso en la restitución de obras saqueadas por los nazis. 

Consuelo Castro Rey, nombrada a finales del pasado mes de junio abogada general del Estado y directora del Servicio Jurídico del Estado por el Gobierno, a propuesta de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, firma un informe enviado el mes pasado en representación del Estado español a la justicia estadounidense en el que insiste en la defensa de la propiedad del Thyssen de dicha obra de arte.

España no ha avanzado en los últimos 20 años en la restitución de obras de arte robadas por los nazis, asegura un exasesor de Bill Clinton

En el escrito, al que ha accedido Vozpópuli, la Abogada del Estado no entra a valorar si el cuadro fue efectivamente saqueado, o si el Thyssen no efectuó las comprobaciones correspondientes a la hora de adquirirlo. Simplemente se acoge al artículo 1956 del Código Civil español que exige "inexcusablemente que, tras haberse seguido un proceso con todas las garantías (...) se haya dictado sentencia firme que declare la existencia de una conducta constitutiva de un ilícito penal (...)".

Castro Rey, nacida en 1964, licenciada en Derecho, ingresó en el Cuerpo de Abogados del Estado en 1989. Ha ejercido en el Ministerio de Sanidad, en la Abogacía del Estado de A Coruña y en la Agencia Estatal de Administración Tributaria en Galicia. Participó en la acusación contra el Prestige.

30 millones

El cuadro Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro, pintado en 1897, se expone en el museo Thyssen desde el año 1993 y está valorado en 30 millones de dólares.

Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro.
Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

La obra era propiedad en la década de los años treinta del pasado siglo de Lilly Cassirer y su marido, quienes se vieron obligados a renunciar a la pintura a cambio de 360 dólares y un permiso para huir de la Alemania nazi y establecerse en Inglaterra.

El mes pasado se criticó la posición del Estado español en una conferencia internacional organizada en Berlín

En 1976, el barón Hans-Heinrich Thyssen-Bornemisza adquirió el lienzo al dueño de una galería de Nueva York por 275.000 dólares. El hijo del matrimonio Cassirer, Claude Cassirer, fallecido en 2010, inició las acciones legales para tratar de recuperar el cuadro, y en la actualidad son los nietos de aquel matrimonio quienes tratan de mantener vivo el litigio.

Personación del Gobierno

El Gobierno español se personó en el caso por el cuadro de Pissarro en calidad de amicus curiae, ajeno al pleito pero con interés en el resultado del mismo.

Un juez federal de Los Ángeles dictó en 2015 que la obra pertenecía, bajo ley española, al museo Thyssen. Pero en julio del pasado año la Corte de Apelaciones de San Francisco reabrió el caso sosteniendo que es un hecho comprobable que el museo no estableció un procedimiento adecuado para determinar si la pintura provenía de un saqueo.

La Federación Judía de España, la de Madrid, y la de San Diego apoyan a los Cassirer en su demanda

Un juzgado de California inició ayer martes la celebración del juicio por la demanda de los Cassirer. Está previsto que se conozca sentencia en las próximas semanas.

El actual ministro de Cultura, José Guirao Cabrera, se ha referido en el Senado recientemente al pleito, asegurando que la posición del Gobierno "es, como siempre, de absoluto respeto a la legalidad y a las resoluciones judiciales que pudieran producirse".

El Ministro, exdirector del Museo Reina Sofía, subrayó que España "ha restituido a lo largo de los últimos años multitud de bienes culturales a países como Colombia, Perú, Irak, Suecia", y que su compromiso "con la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales es total".

Comunidad judía

El caso está llamando la atención de la comunidad judía internacional y cada vez aparecen más referencias al mismo en foros que defienden los Principios de Washington, firmados por distintos países hace 20 años para esclarecer los robos de obras de arte por parte de los nazis.

En la celebración del 20 aniversario de los Principios de Washington que tuvo lugar hace dos semanas en Berlín, Stuart E. Eizenstat, Secretario adjunto del Tesoro de Estados Unidos con Bill Clinton, se refirió a la posición de España en este asunto, y en particular al caso del cuadro de Pisarro.

El caso del cuadro de Pissarro "deja en muy mal lugar a España y al Thyssen", dice el presidente del congreso judío mundial

España, aseguró Eizenstat, "no ha dado pasos para cumplir con los Principios de Washington en estos 20 años". Y advirtió que la posición del Estado español había quedado reflejada con la defensa que está haciendo sobre la propiedad del Thyssen sobre la obra de arte de Pissarro. Sus impresiones fueron publicadas por The New York Times.

Ronald Lauder, presidente del congreso judío mundial, fundador de la Comisión para la recuperación del Arte y de la Neue Galerie de Nueva York, también ha criticado recientemente la posición del Estado español a la hora de investigar y restituir obras robadas. El caso del cuadro de Pissarro "deja a España y al Thyssen-Bornemisza en muy mal lugar", ha declarado en una entrevista publicada por El País.

Los Cassirers cuentan con el apoyo de la Federación Judía del Condado de San Diego. Sostienen que el museo español ignoró varias señales que demostrarían que la obra había sido robada, como una etiqueta que estaría en una de las esquinas del cuadro en la que ponía 'Berlín'.

La Comunidad Judía de Madrid y la Federación de Comunidades Judías de España, representadas por Bernardo M. Cremades, Jr. del despacho B. Cremades & Asociados en Madrid, también se han personado en el procedimiento de apelación como terceros interesados para contribuir a la devolución del cuadro a la familia Cassirer.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba