'Caso Pescanova'

El expresidente de Pescanova pide reiniciar la investigación para imputar a varios bancos

La defensa de Manuel Fernández Sousa cuestiona que las entidades financieras no hayan sido convocadas como partícipes a título lucrativo y que no se les haya pedido devolver los intereses percibidos como consecuencias de "esas operaciones que se tachan de irregulares"

El expresidente del grupo Pescanova Manuel Fernández de Sousa (d), junto a los máximos responsables de la empresa entre 2009 y 2013.
El expresidente del grupo Pescanova Manuel Fernández de Sousa (d), junto a los máximos responsables de la empresa entre 2009 y 2013. EFE

El expresidente de Pescanova Manuel Fernández Sousa, a través de su defensa, ha pedido a la Audiencia Nacional que reinicie la investigación para imputar a las entidades bancarias que concedieron créditos a la mercantil gallega a partir de 2010. El letrado Gonzalo Martínez Fresneda ha cuestionado que los bancos no hayan sido convocadas como partícipes a título lucrativo por los intereses que cobraron durante esos años. El fiscal ha desmontado el argumentario al asegurar que la imputación por el delito de estafa responde al engaño perpetrado por la compañía a las entidades.

La petición ha tenido lugar en el marco de la lectura de las cuestiones previas que se ha celebrado este lunes en la primera sesión de vista oral del juicio contra la excúpula de Pescanova, que se sienta en el banquillo por realizar "prácticas comerciales irregulares" para maquillar las cuentas de la compañía en los ejercicios de 2010 y 2011. 

La defensa de Fernández Sousa ha asegurado al tribunal que "habría que suspender el juicio y devolverlo a instrucción" para que "todos los que han estado cobrando sean llamados al procedimiento para exigir la devolución del dinero". El letrado considera que los bancos a las que acudió Pescanova "se han lucrado" de esta situación y han de "devolver" los intereses que percibieron como consecuencia de las "prácticas comerciales irregulares" que realizó la empresa para esconder el verdadero estado de las cuentas.

"Tienen que devolver los intereses"

"Los bancos tienen que devolver los intereses que han percibido como consecuencias de esas operaciones que se tachan de irregulares, pero que luego -aplicando la ley del embudo- son regulares para los bancos y son ilícitas para los acusados", ha señalado el letrado ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal. Y ha insistido en que si se recuperara el dinero "habría para pagar a las partes perjudicadas y sobraría dinero". 

Aunque ha hablado de bancos en plural, el abogado solo ha apuntado directamente a Abanca. "Tendría que comparecer para devolver la diferencia entre lo que valían las acciones y lo que ella pagó", ha asegurado. Por ello, la defensa de Fernández Sousa ha reclamado al tribunal que la acusación por estafa a las entidades bancarias que se atribuye a su cliente "no debe ser admitida"

"Hasta que Pescanova entra en pre-concurso de acreedores, tras no aprobarse las cuentas, no hay ninguna deuda vencida que deja de ser abonada. ¿Dónde están las entidades bancarias en este juicio? ¿Cómo se explica que no estén como acusación? No ha habido estafa ni ningún perjuicio para los bancos. No sabemos en qué consiste la estafa ni donde reside el engaño y el perjuicio", ha alegado el letrado.

"Los bancos no sabían la situación"

El fiscal ha refutado la defensa del expresidente de Pescanova. "Decir que la banca es beneficiaria por estos hechos y decir que tiene que comparecer aquí y reembolsar el dinero es desconocer que el delito de estafa que se imputa lo es por haber engañado a los bancos. El escrito de acusación dice que los bancos no sabían la situación de insolvencia de Pescanova", ha subrayado.

Según consta en el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Vozpópuli, varios bancos "prestaron financiación al Grupo Pescanova confiando en la solvencia que mostraban sus cuentas anuales y otros documentos con relevante información económica". Sin embargo, en los años 2010 y 2011, el volumen de la deuda de la empresa era entre tres y cuatro veces superior a lo que declaraba.

En 2010, Pescanova declaró un resultado de 15,4 millones de euros cuando en realidad sufría pérdidas de 222 millones. En 2011, la sociedad anunció un resultado de 16,1 millones frente a los -292,5 millones que realmente reflejaba. 

Enfrenta 28 años de cárcel

Tras cinco años de investigaciones en el Juzgado Central de Instrucción número 5, el expresidente de Pescanova Fernández Sousa se enfrenta a una petición de 28 años de cárcel y a una multa de 22 millones de euros. Para su hijo, la Fiscalía pide 13 años y medio de prisión con una multa de medio millón de euros. La petición para el ex consejero delegado Alfonso Paz Andrade alcanza los 12 años y medio de cárcel y la multa supera los cinco millones de euros.

La empresa matriz se enfrenta a una multa superior a los 348 millones de euros por los delitos de falseamiento de información económica, estafa e insolvencia punible. La auditora BDO afronta 45 millones de euros en concepto de responsabilidad civil.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba