Economía

Los decretos de la Generalitat enfrían las expectativas de Santander en la mayor operación hipotecaria del año

Santander ha puesto en marcha la venta de una cartera hipotecaria valorada en más de 2.500 millones de euros. Los últimos decretos de la Generalitat sobre vivienda previsiblemente llevarán a fondos y bancos a revalorizar sus activos en Cataluña

Ana Botín, en un acto de la patronal Foment del Treball, en 2018.
Ana Botín, en un acto de la patronal Foment del Treball, en 2018. Efe.

Los últimos decretos de la Generalitat de Cataluña en materia de vivienda han enfriado las expectativas de Santander en la que posiblemente se convierta en la mayor operación del año de venta de una cartera hipotecaria en España.

El primer banco español ha puesto en el mercado una cartera hipotecaria valorada en 2.700 millones de euros, conocida como Atlas, por la que se han interesado algunos de los mayores fondos de inversión del mundo, entre ellos Cerberus o el fondo de pensiones de Canadá, CPPIB. La operación podría cerrarse en las próximas semanas, según publicó recientemente El Confidencial.

Varias fuentes consultadas por Vozpópuli, cercanas a la operación, coinciden en considerar que la exposición que parte de esa cartera del Santander tiene en Cataluña obliga a los fondos y a la entidad a replantearse el valor de sus activos y a reducirlo. 

Recientemente la Generalitat ha aprobado un Decreto Ley que modifica el concepto de vivienda vacía

La Generalitat de Cataluña aprobó a finales de diciembre un Decreto Ley de medidas urgentes sobre la vivienda que lesiona los intereses de los fondos y bancos como propietarios de viviendas puestas en alquiler.

El decreto establece que las personas jurídicas pasan a ser consideradas mayores tenedores cuando tengan más de 15 viviendas, en lugar de la previsión anterior de disponer de más de 1.250 metros cuadrados de superficie habitable.

También regula la renovación obligatoria de los contratos de alquiler social cuando, finalizada su duración máxima, los ocupantes se encuentren todavía dentro de los parámetros legales de exclusión residencial. Antes de imponer una demanda judicial derivada de la reclamación de una deuda hipotecaria y otras de desahucio, los propietarios estarán obligados a proponer un alquiler social.

"En el último mes se han doblado los intentos de ocupación de nuestras viviendas en cartera", aseguran en un fondo de inversión

En otro reciente Decreto Ley, del pasado 21 de enero, la Generalitat modificó la definición de 'vivienda vacía' indicando que la ocupación sin título legítimo "no impide que se pueda considerar vacía una vivienda"

En virtud de ese decreto, en el caso de que el propietario de una vivienda ocupada hubiera denunciado esa ocupación ilegítima, la vivienda puede ser considerada como vacía, y se le aplicarían las imposiciones recogidas en el decreto del pasado mes de diciembre.

Estas medidas reducen las expectativas de negocio de fondos y bancos propietarios de viviendas en alquiler situadas en Cataluña, no solo en el caso de Santander y la cartera Atlas. Las fuentes consultadas advierten que tendrán un efecto llamada sobre la ocupación y que se ralentizará el ritmo de las operaciones.

Peores condiciones

Las fuentes consultadas también llaman la atención sobre otra medida aprobada en el Decreto Ley de 23 de diciembre por la Generalitat y que en la práctica, subrayan, va a alargar los procesos de venta de vivienda.

En algunas operaciones los compradores exigen a los vendedores que retiren de su oferta las viviendas en Cataluña

El decreto indicado contempla que la transmisión de las viviendas adquiridas en un proceso de ejecución hipotecaria o mediante compensación o pago de deuda con garantía hipotecaria "está sujeta al derecho de tanteo y retracto de la Administración de la Generalidad".

Y añade que el plazo para formalizar la adquisición de las viviendas es de tres meses a contar desde la notificación al titular transmisor de la resolución de ejercicio del derecho de tanteo o del retracto.

Las fuentes consultadas explican que en la práctica, el Gobierno de Cataluña ejerce ese derecho de tanteo en pocas ocasiones, pero que en todo caso provoca que para firmar la venta definitiva de una vivienda el proceso se alargue al menos tres meses.

Las medidas de la Generalitat en materia de vivienda han puesto en alerta a los fondos y bancos propietarios en Cataluña. "Ya estamos viendo operaciones en las que el comprador nos exige retirar de la oferta las viviendas situadas en Cataluña", dicen en una entidad. "En el último mes, los intentos de ocupación de nuestras viviendas en la región se han doblado, han pasado de 10 a 20", aseguran en un gran fondo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba