Economía

Las cinco debilidades que ve Standard and Poor's en El Corte Inglés

El aumento de la competencia y sus elevados costes de plantilla son alguno de los puntos que alerta la agencia calificadora estadounidense

Edificio de El Corte Inglés.
Edificio de El Corte Inglés. Tere García

Standard and Poor's (S&P) otorga una nota de 'BB' a El Corte Inglés. Esto quiere decir que la conocida agencia calificadora estadounidense incluye a la empresa de grandes almacenes dentro del "grado especulativo". S&P considera a la compañía "menos vulnerable en el corto plazo pero se enfrenta a una gran incertidumbre ante condiciones económicas, financieras y del negocio que sean adversas". Aunque este jueves ha querido ampliar esta valoración a los inversores.

S&P ha publicado un informe en que detalla las claves para que El Corte Inglés alcance el "grado de inversión". "Podría alcanzar este nivel con una mejora sostenida en la rentabilidad y la generación de efectivo, junto con un fuerte compromiso con la reducción de la deuda, respaldado por una política financiera consistente con un objetivo de reducción de apalancamiento", indica la agencia calificadora. 

Los analistas aplauden los acuerdos del cadena de grandes almacenes con Repsol, Banco Santander y su oferta de entrega directa de pedidos en menos de dos horas. "Tiene una situación privilegiada en el mercado español y es la principal puerta de entrada para las marcas extranjeras que quieren aterrizar en España", valoran desde S&P. Unas bondades de la compañía que destaca en su informen y que compensan las cinco debilidades que destaca en la compañía.  

Competencia

S&P considera que una de las grandes amenazas que tiene El Corte Inglés por delante es la creciente competencia. Una situación que no sólo provocan los 'players' tradicionales, ya que la cadena de grandes almacenes abarca mucho terreno y eso le genera muchos rivales.

Los analistas destacan que "Inditex, Primark y Zalando en prendas de vestir. Carrefour, Mercadona y Dia en alimentos. Ikea en muebles para el hogar. Media Markt en bienes electrónicos de consumo. Y, por último, Amazon en casi todo”. 

Tienda de Zara
Tienda de Zara Wikimedia

En este sentido, resaltan que su deuda relativamente alta limita su capacidad de igualar el gasto en tecnología e innovación con el de sus mayores competidores. "Esto podría poner a ECI en desventaja, ya que se esfuerza por mantener su fortaleza competitiva a largo plazo", afirma la agencia calificadora.

Plantilla

El Corte Inglés siempre ha defendido su papel de "mayor empleador de España". Pues S&P ve un problema en ello. "Sus importantes gastos de personal e inflexibles es uno de los factores que suprimen su rentabilidad. Incluso después de reducir el personal en más de 3.500 empleados entre 2016 y 2017, ECI aún emplea a más de 92.000 trabajadores", destacan los expertos. 

El informe recuerda que, en 2017, la firma de grandes almacenes española gastó 2.600 millones de euros en personal, que suponen un 16,3% de sus ventas y suponen su gasto operativo más alto después de los costes compra de bienes.

Sus importantes gastos de personal e inflexibles es uno de los factores que suprimen su rentabilidad"

S&P

S&P espera que El Corte Ingles continúe con sus esfuerzos para contener el crecimiento de los gastos de personal en el futuro, aunque creen que "la capacidad del grupo para reducir los gastos de personal es limitada, por los acuerdos de negociación colectiva para una parte sustancial de su fuerza laboral y al crecimiento económico que alimenta los aumentos generales de salarios", describen.

Los expertos creen que la mejora adicional en la rentabilidad, aparte de otras medidas de eficiencia operativa, dependerá de la capacidad del grupo para aumentar la productividad de los empleados y garantizar que tengan el conjunto de habilidades relevante.

Dependencia de España

Un defecto y una virtud. El control del mercado español de El Corte Inglés también provoca una excesiva dependencia, según S&P. "ECI genera aproximadamente el 95% de sus ingresos en España, su concentración en ese mercado es un factor de riesgo crediticio importante. Esto se debe a que reduce la capacidad de la compañía para soportar una caída en la demanda de los consumidores españoles", describen. 

Los analistas de la agencia calificadora recuerdan que durante la recesión que se produjo entre 2009 y 2013, los ingresos de ECI cayeron aproximadamente un 13% y su resultado bruto de explotación (EBITDA) disminuyó en más del 30%.

El Corte Inglés.
El Corte Inglés. Tere García

Durante ese período, el PIB de España cayó un 6,5% y el desempleo aumentó, superando el 25% en su punto máximo en un momento en que ECI tuvo que continuar con su plan de inversión. "ECI no pudo reducir de inmediato su estructura de costos considerable e inflexible, lo que resultó en una baja rentabilidad y un alto apalancamiento financiero". 

Nuevo plan con los proveedores

La renovación de su modelo de suministro es otra de las preocupaciones de S&P. Aunque ECI no parece depender de ningún proveedor, los diez principales proveedores representan el 12,1% de la mercancía, "el trato y la negociación con un número tan grande de proveedores pueden consumir una cantidad considerable de recursos para la negociación de contratos, la gestión y la ejecución de procesos", indican.

Una complejidad que se produce por los más de 58.000 proveedores con los que cuenta El Corte Inglés. S&P considera que esta renovación también podría dar lugar a inventarios temporalmente elevados y salidas de capital de trabajo inusualmente altas como resultado de cambios en la logística, así como en términos y volúmenes de proveedores.

La debilidad de la industria

La industria está experimentando un cambio estructural y esto también en su riesgo para El Corte Inglés. "El comercio electrónico está cambiando radicalmente la forma en que los minoristas fabrican, distribuyen y venden sus productos, y cómo compran los consumidores", aseguran los analistas de S&P. 

No obstante, indican que, por el momento, las ventas online en España son del 4% y son notablemente más bajas que países como Estados Unidos (12%), Reino Unido (16%) y Francia (8%). "Esperamos que esta tasa de penetración aumente con fuerza en los próximos años, intensificando la competencia y haciendo bajar los precios y el paso por las tiendas", apuntan. Y, en este escenario, la duda será ver cómo afronta el reto El Corte Inglés. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba