Economía

La nube de datos del Ibex 35, en manos de Amazon, Google y Microsoft

Las empresas norteamericanas proveen de servicios Cloud a bancos, energéticas y empresas de telecomunicaciones del principal selectivo español

Ibex 35
Ibex 35 EFE

Gestionar servicios en la nube se ha convertido en un deber obligado para las empresas. No lo es menos en el caso de las corporaciones que conforman el Ibex 35, formado por las compañías con más peso de la economía nacional.

Santander, BBVA, Telefónica o Repsol confían su nube a terceros. Lo hacen principalmente a través de Amazon Web Services, Google Cloud y Microsoft Azure, las tres empresas que acaparan este mercado.

Es el caso de BBVA, el segundo banco español por importancia, quien utiliza internamente tecnología de Google Cloud para la nube. Todos sus servicios internos tienen integrado el producto G Suite de la norteamericana para acceder trabajar sin preocuparse sobre dónde se encuentren o qué tipo de dispositivo utilicen. También necesita de Amazon para que su solución Commerce360 funcione, un producto para pymes que permite analizar datos anónimos de transacciones con tarjetas de crédito y débito para ejecutar acciones de marketing más orientadas.

Telefónica es otra de las compañías que tiene a Amazon como socio en la nube para la Smart Steps, solución de Big Data que analiza datos anónimos de colectivos de personas para detectar tendencias. Esto permite ofrecer productos a la carta, más segmentados

Hace apenas un par de meses Repsol anunciaba la aplicación de la tecnología Cloud del buscador en su operativa. Lo hace en en su refinería de Tarragona. Un proyecto pionero a nivel mundial. Google pone a disposición de la petrolera su potencia de computación para aumentar el rendimiento y la eficiencia de la planta mediante el análisis de Big Data y la toma de decisiones en tiempo real. Simplifica el consumo energético y otras variables. El proyecto tiene el potencial de añadir 30 céntimos de dólar al margen por barril refinado de Repsol.

Fuera del Ibex 35 Google también trabaja con miles de compañías de nuestro país. Es el caso de Talgo. La norteamericana utiliza la nube e Internet de las Cosas para recopilar y analizar información de sus trenes en su proyecto de alta velocidad en Arabia Saudí. En total, se analizan 2.000 parámetros por segundo que permiten realizar un mantenimiento predictivo del tren.

Amazon, en dos tercios del Ibex

La compañía de Jeff Bezos, Amazon, se fundó en 1994 como una tienda online de libros. Como la capacidad de los servidores era muy grande, comenzaron a alquilar el espacio sobrante. Fue el germen de Amazon Web Services (AWS), su división de servicios en la nube.

En España colabora con dos tercios de las empresas del Ibex 35, tal y como explican desde Amazon. AWS tiene una cuota mundial del 62% según datos de KeyBanc Capital Markets, por el 20% que detenta Azure, de Microsoft. El resto, aproximadamente un 18%, está en manos de Google Cloud.

El sector bancario ha sido históricamente reacio a asumir tecnología, pero la tortilla se ha dado la vuelta. Sobre todo con la expansión de la nube. Bankinter realiza simulaciones de riesgo de crédito de clientes y posibles clientes para que nada amenace estas operaciones. El tiempo medio de estas simulaciones ha pasado de 23 horas a 20 minutos con la asunción de la tecnología de AWS.

Repsol comenzó a aplicar también la tecnología Cloud de Google. Su refinería de Tarragona analiza millones de datos para aumentar el rendimiento. El proyecto tiene el potencial de añadir 30 céntimos de dólar al margen por barril refinado de la energética

La aseguradora Mapfre trabaja con la nube de Amazon para realizar los controles de solvencia, mientras Telefónica tiene firmado contrato con AWS para Smart Steps, solución de Big Data que analiza datos anónimos de colectivos de personas para detectar tendencias. Esto permite ofrecer productos a la carta, más segmentados. En Zaragoza el Consorcio de Transportes utiliza Smart Steps para tomar decisiones en torno al plan de movilidadde la ciudad, atendiendo a los datos obtenidos de los ciudadanos.

Microsoft Azure también está presente en el Ibex 35. Un ejemplo es el contrato firmado con Iberia Express para renovar la página web de venta de billetes. Iberia Express reconoce que ha ahorrado un 50% en los costes de desarrollo y un 30% en el mantenimiento de infraestructuras.

La nube híbrida

El sector de la nube se mueve ahora hacia el concepto de nube híbrida. ¿Qué es exactamente? Jaime Balañá, director técnico de NetApp Iberia, compañía híbrida de servicios de datos en la nube con sede en Estados Unidos lo explica con un ejemplo.

"No compramos un coche para irnos los fines de semana a pasar un par de días al campo. Lo adquirimos si lo vamos a usar a diario. La nube híbrida es eso. Hace años las empresas pagaban cantidades ingentes por la nube y había muchas cosas que no se utilizaban pese a que suponían un coste. El concepto de nube híbrida consiste en utilizar y pagar únicamente por lo que se utilice. Sería como un pequeño alquiler, algo muy importante para empresas de tamaño medio y pequeño, y también para las grandes en determinadas situaciones", concluye Balañá.

Microsoft Azure también está presente en el Ibex 35. Un ejemplo es el contrato firmado con Iberia Express para renovar la página web de venta de billetes. Iberia Express reconoce que ha ahorrado un 50% en costes y un 30% en mantenimiento

Un sector que cotiza al alza, tal y como reconoce Javier Martínez, sales engineering de Google. "Es un negocio al alza. Aunque no hay datos, es un mercado que crece con mucha fuerza, muy deprisa", asegura.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba