Economía

La resaca de los empresarios del vino: el 15% de las bodegas en riesgo de impago

Cinco de cada diez bodegas han sido creadas después de la crisis para aprovechar el alto potencial exportador del sector español

Bodega de Ramón Bilbao
Bodega de Ramón Bilbao

Nunca es bueno pasarse con el vino. Aunque es peor pasarse con su negocio, como le está sucediendo a muchos empresarios. La ‘borrachera’ de creación de empresas del sector en los últimos diez años, cinco de cada diez han sido creadas después de la crisis para aprovechar el alto potencial exportador del sector español, está empezando a pasar factura.

Según los datos que ofrecen los expertos de Iberinform, filial de Crédito y Caución especializada en el análisis de posibles riesgos de impago, un 15% de las empresas que componen el sector vinícola en España se mantiene en un segmento de elevado riesgo de impago.

Aproximadamente, 600 bodegas sufren para poder llegar ‘a fin de mes’, ya en España hay alrededor de 4.000 bodegas, la mayoría muy pequeñas, de las que 3.921 están registradas como empresas exportadoras, como registra la Federación Española de Vino.

La atomización y la competitividad del sector se basa en las ventas a granel en el mercado global, con precios y márgenes por debajo de algunos países de nuestro entorno"

Iberinform

“Las cuentas financieras presentadas por confirman la atomización y la competitividad del sector se basa en las ventas a granel en el mercado global, con precios y márgenes por debajo de algunos países de nuestro entorno”, explican los analistas de Iberinform. La facturación media de una bodega española apenas supera los tres millones de euros y los resultados medios se sitúan ligeramente por encima de los 180.000.

Una media entre todas las compañías del sector que están registradas en Insight View, una herramienta online que proporciona información agregada y detallada de empresas. No obstante, no hay que olvidar que el sector existen ejemplos de grandes bodegas como Ramón Bilbao, Félix Solis o González Byass que alcanzan facturaciones de entre 100 y 200 millones de euros.

Jóvenes y pequeñas

El sector español es un referente a nivel mundial por calidad y cantidad. España constituye uno de los primeros viñedos del mundo en extensión. Con casi un millón de hectáreas plantadas, las cerca de 4.000 bodegas españolas están en los primeros puestos de los ránkings globales de producción y exportación de millones de hectolitros de vino.

Viñedos
Viñedos Bodegas Roda

No obstante, los datos que facilita Iberinform muestran una destable juventud entre las compañías que componen el sector. Un relevante 26% de las empresas del sector tiene más de 25 años pero prácticamente el 50% no existía antes de la crisis de 2008.

A la juventud del sector se une la fragmentación del negocio. El 55% del sector vinícola está compuesto por microempresas y un 32% adicional por pequeñas empresas. Un 10% ha alcanzado la dimensión de mediana empresa y un 3% el de gran empresa. Además, el sector cuenta con más de 1.200 autónomos.

La 'dictadura' de las dos Castillas

El sector presenta también una composición geográfica muy particular. Madrid, que lidera la composición territorial de infinidad de sectores, queda muy relegada frente a otras comunidades que generalmente carecen de protagonismo, como las dos Castillas.

El 17% del sector se concentra en Cataluña, seguida de la Castilla y León (16%), Castilla - La Mancha (12%), País Vasco (9%), La Rioja (9%) y Galicia (9%). De acuerdo con los cálculos en base a su información pública de Iberinform, el sector presenta unos plazos medios de cobro de 80 días y paga a 126.

El 17% del sector se concentra en Cataluña, seguida de la Castilla y León (16%), Castilla - La Mancha (12%), País Vasco (9%), La Rioja (9%) y Galicia (9%)

Destaca el buen comportamiento del rating de riesgo en Extremadura. El peor se da en Madrid, Andalucía, Baleares y Canarias. Estas empresas dependen de la exportación, ya que el consumo de vino en España está cayendo en la última década y la venta al exterior se ha multiplicado por cinco en los últimos 25 años.

Pero no resulta sencillo lograr clientes extranjeros para la mayoría de las empresas. La falta de infraestructura y la limitación de estas pequeñas empresas son argumentos suficientes para provocar una resaca para aquellos emprendedores que decidieron apostar por el vino después de la crisis. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba