Economía

Crisis en Norwegian: el CEO dimite tras perder 145,8 millones en seis meses

Las 'low cost' atraviesan un momento especialmente delicado por la subida del precio del petróleo y la sobrecapacidad existente en el mercado, que conducen a una bajada generalizada de las tarifas

Suspenden los vuelos de los Boeing 737 Max en el espacio aéreo europeo
Suspenden los vuelos de los Boeing 737 Max en el espacio aéreo europeo EFE

El consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos deja su cargo en uno de los peores momentos de la 'low cost'. Durante los seis primeros meses del año, la compañía ha perdido 145,8 millones de euros (1.406,6 millones de coronas noruegas), frente al beneficio de 26,3 millones de euros (254 millones de coronas) registrado en el mismo periodo de 2018.

Kjos es uno de los socios fundadores de la aerolínea y llevaba 17 años al frente de Norwegian. Ahora abandona sus responsabilidades como consejero delegado y ocupará el puesto de asesor de la aerolínea. Mientras, le sustituirá de forma interina el director financiero y viceconsejero delegado, Geir Karlsen. 

"Confío en que el Consejo de Administración encontrará al sucesor mejor cualificado para dirigir los próximos capítulos junto con el equipo de alta dirección. Dejar las tareas futuras a un nuevo CEO y asumir un nuevo desafío como asesor es una configuración con la que estoy muy contento. Espero pasar más tiempo trabajando en proyectos estratégicos específicos que son cruciales para el éxito futuro de Norwegian", ha dicho Bjørn Kjos.

Las 'low cost' atraviesan un momento especialmente delicado por la subida del precio del petróleo y la sobrecapacidad existente en el mercado, que conducen a una bajada generalizada de las tarifas. "La prioridad número uno de Norwegian es volver a la rentabilidad a través de una serie de medidas que incluyen la optimización de la cartera de rutas y un extenso programa de reducción de costes", señalan desde la aerolínea noruega. 

Resultados de la 'low cost'

Norwegian ha presentado este jueves los resultados del segundo trimestre, cuando la compañía registró un beneficio neto de 82,8 millones de coronas noruegas (8,5 millones de euros), un 72% menos que en el mismo trimestre de 2018.

La compañía destaca que el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitdar) fue el más alto de su historia en este periodo: 2.209,5 millones de coronas noruegas (237 millones de euros). "A pesar de la reducción en el crecimiento de la producción y la suspensión del Boeing 737 MAX, el Ebitdar se duplicó con respecto al mismo trimestre de 2018", señala. 

Esto se suma a que durante el primer semestre obtuvo un resultado neto de explotación (Ebit) negativo de 835,8 millones de coronas noruegas (86,6 millones de euros), cifra que mejora en un 60% el Ebit negativo que la aerolínea registró en el primer semestre de 2018.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba