Empleo

La crisis cuadruplica el número de personas de entre 50 y 64 años sin ingresos

Una de cada diez personas de esa edad no tiene ningún ingreso en la actualidad

Imagen de archivo de una oficina de empleo
Imagen de archivo de una oficina de empleo EFE

La crisis económica que ha provocado el coronavirus ha afectado especialmente a los jóvenes pero no son el único colectivo que está sufriendo. El número de personas trabajadoras de entre 50 y 64 años que no tiene ingresos se ha multiplicado por cuatro en España desde el mes de febrero.

Según datos del equipo de Research de Caixabank, actualizados a cierre de agosto, un 9,9% de la población de esa edad no tiene ingresos, frente al 2,5% que se encontraba en esa situación de vulnerabilidad en el mes de febrero, antes de que irrumpiera la pandemia. Un 28,3% de ellos recibe un salario mensual inferior a mil euros; un 36,8% ingresa entre mil y 2.000 euros al mes, y sólo un 24,9% cobra más de 2.000 euros al mes.

Aunque el impacto de la pandemia ha sido dramático en este grupo de trabajadores de más edad, lo habría sido aún más si el Estado no hubiera aprobado medidas para proteger las rentas -como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o las moratorias y ayudas-, ya que estiman que el porcentaje de los que no tienen ingresos hubiera llegado al 27,1% de no ser por las transferencias del sector público.

El porcentaje de jóvenes de entre 16 y 29 años que no tienen ningún ingreso ha pasado del 6,2% al 20,9% a cierre de agosto, pero habría llegado al 32,8% de no ser por los ERTE.

Para elaborar este estudio, Caixabank ha utilizado información de más de tres millones de personas que tienen depositada su nómina en la entidad. Su intención es ir actualizándola periódicamente por medio del big data para ofrecer una foto dinámica de la evolución de la desigualdad en el país. 

Inmigrantes, mujeres y zonas rurales, los más afectados

La edad es la variable en la que se observan mayores diferencias en cuanto al impacto de la crisis, seguida de la nacionalidad, lo que se explica porque los inmigrantes "presentan una distribución de ingresos sesgada hacia rentas más bajas, que son las que más padecen durante la crisis", explica el equipo de expertos.

El total de extranjeros sin ingresos en España ha pasado de ser un 17,3% del total de migrantes al 32,8% a cierre de agosto. De los que tenían ingresos medios antes de la pandemia (1.000-2.000 euros al mes de salario), un 46% se ha quedado sin rentas; mientras que de los que tenían ingresos bajos (menos de mil euros al mes), un 36% ahora no ingresa nada.

Ahora uno de cada tres extranjeros residentes en España no tiene ingresos, el doble que en febrero

Los expertos no localizan tantas diferencias en función del género ni tampoco por el lugar de residencia, aunque sí detectan un cierto perjuicio para mujeres y residentes en ciudades.

El número de mujeres sin ingresos ha aumentado en 7,4 puntos porcentuales por la crisis, frente al 6,5 de incremento que han sufrido los hombres.

En cuanto al lugar de residencia, el impacto de la crisis ha sido más pronunciado en las zonas urbanas que en las rurales. En las primeras, el aumento de la proporción de personas sin ingresos fue de 16 puntos porcentuales, frente al 12 de las zonas rurales. El impacto es menor, por tanto, en las zonas de la España vaciada, como ya contó Vozpópuli.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba