Economía

El crédito a hogares escala por primera vez desde la crisis por los préstamos al consumo

Tras prácticamente una década en caída libre, el stock de crédito a hogares ha comenzado a repuntar durante este ejercicio gracias al alza que ha experimentado la financiación al consumo

Banco de España.
Banco de España. Tere García

Cambio de tendencia en el mercado de crédito. Tras prácticamente una década en caída libre, el stock de crédito a hogares ha comenzado a repuntar este 2018 gracias al alza que ha experimentado la financiación al consumo.

Así lo atestiguan los datos hechos públicos por el Banco de España, que muestran cómo el saldo vivo de créditos y préstamos a hogares se situó a finales de octubre en 696.802 millones de euros, frente a los 694.929 millones de euros correspondientes al mismo mes del año anterior.

El avance es ligero, de apenas el 0,27%, pero pone fin a una trayectoria descendente que comenzó hace diez años, a raíz de la quiebra de Lehman Brothers, acontecimiento que supuso el estallido de la crisis financiera allá por el 2008.

El cambio de rumbo se explica por el repunte de los préstamos concedidos a las familias para la compra de automóviles, electrodomésticos, dispositivos tecnológicos u otros bienes de consumo, pues el saldo vivo de créditos hipotecarios aún sigue cayendo.

En concreto, el stock de préstamos al consumo y otros fines se situó al cierre de octubre en 181.310 millones de euros, un 5,25% por encima de los 172.255 millones registrados un año antes. En cambio, el importe créditos hipotecarios 'vivos' cerró el mes en 515.492 millones de euros, frente a los 522.674 millones de euros de octubre de 2017, un 1,37% menos.

Y es que las entidades financieras tratan de explotar el nicho de rentabilidad que les ofrece el crédito al consumo para hacer frente a un entorno de bajos tipos de interés que deprime sus márgenes. De hecho, el precio medio de un préstamo al consumo concedido en octubre se situó en el 8,76%, frente al 2,25% de una hipoteca.

Límites para evitar burbujas

Para poner coto al repunte del crédito y así evitar errores cometidos en el pasado, el Ministerio de Economía tiene previsto aprobar en Consejo de Ministros en las próximas semanas la creación de la Autoridad Nacional de Estabilidad Financiera (Anesfi), que estará integrada por el propio ministerio, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mediante este organismo se dotará al Banco de España de herramientas para evitar la formación de burbujas o la toma excesiva de riesgos por parte de las entidades, como adelantó Servimedia.

Así, el supervisor podrá poner límites al crédito y exigir mayores colchones de capital a las entidades si están muy expuestas a un sector determinado, así como pedir a los clientes de los bancos una serie de requisitos que acrediten su solvencia.

Crédito a empresas

En cualquier caso, al contrario de lo que sucede con el crédito a hogares, la financiación a empresas, en términos netos, aún sigue descendiendo.

Según los datos del Banco de España, el saldo vivo de los créditos a sociedades no financieras se situó en 459.998 millones de euros a 31 de octubre de 2018, 24.601 millones de euros, o un 5,07%, menos que en la misma fecha del año previo. De este modo, el crecimiento neto del crédito en España sigue siendo negativo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba