Banca

Una de cada dos oficinas que cierran los bancos está en la costa mediterránea

La banca ha cerrado 1.300 oficinas en el último año, de las que la mitad está en provincias mediterráneas. En lugares como Soria, Zamora, Segovia y Ávila ya se ha frenado la sangría

Vista de Benidorm.
Vista de Benidorm. Wikipedia

Burbuja inmobiliaria, costa y banca son tres conceptos sellados a fuego durante la crisis. Algo que se sigue poniendo de relieve en las estadísticas más variopintas de la economía, como el cierre de sucursales bancarias: una de cada dos oficinas clausuradas durante el último año estaba en una provincia mediterránea.

Las entidades españolas echaron la persiana a 1.316 sucursales entre abril de 2017 y marzo de 2018, según las últimas estadísticas disponibles en el Banco de España (de marzo de 2018). De ellas, las provincias que limitan con el Mediterráneo cerraron unas 660, lideradas por Barcelona (245), Alicante (103) y Valencia (79).

Estas provincias no sólo son de las que más sucursales prescinden en términos brutos, también porcentualmente: Alicante cerró un 10% de las oficinas el último año; y Tarragona y Barcelona, un 8,5%. Lo mismo ocurre teniendo en cuenta cuántas sucursales se han clausurado desde el pico previo a la crisis, en 2008. Sólo cuatro provincias han sufrido la desaparición de más de la mitad de las oficinas que tenía entonces: Barcelona, Castellón, Tarragona y Girona.

En estos últimos diez años, la banca ha cerrado algo más de 19.000 oficinas, un 41%, pasando de 46.000 a 27.000. Sólo entre Madrid, Barcelona y Valencia, el número de sucursales que han cerrado sus puertas asciende a 7.263.

Por entidades, las que más recortaron su red entre abril de 2017 y marzo de 2018 son Sabadell (259), BBVA (245), CaixaBank (175) y Bankia-BMN (148).

Barcelona, Castellón, Tarragona y Girona han visto cerrarse más de la mitad de las oficinas que tenían hace diez años

Otra de las conclusiones de estas estadísticas es que amaina uno de los grandes peligros de la crisis: la exclusión financiera. Tras años de cierres masivos de oficinas para sobrevivir a la crisis, los bancos han frenado y hasta detenido la clausura de sucursales en regiones donde los habitantes tienen más complicado el tránsito a una entidad.

Los datos del Banco de España reflejan que las seis provincias con mayor riesgo de exclusión bancaria están entre las que menos cierres de oficinas han sufrido entre abril de 2017 y este mes de marzo: en Soria la estadística se ha mantenido intacta, en Zamora se ha cerrado 1; 4 en Segovia y Palencia; 5 en Ávila; y 8 en León.

Las estadísticas también muestran que esta tendencia se ha consolidado en el primer trimestre de 2018, con ningún cierre de oficinas en Soria, Palencia y Zamora; apenas una sucursal menos en Ávila y Segovia; y cuatro menos en León.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba