Economía

Los cortos alcanzan el 2,78% de Telefónica, máximo histórico

Desde 2013, nunca tantos inversores habían apostado su dinero a que a la acción de Telefónica le esperan bajadas. El grupo español ultima la venta de la televisión argentina Telefe al grupo estadounidense Viacom.

Sede Telefónica, en Madrid.
Sede Telefónica, en Madrid. Efe.

Desde abril de 2013, cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores comenzó a publicar las posiciones bajistas en las compañías cotizadas, nunca como hasta ahora tantos inversores se habían jugado su dinero a que la acción de Telefónica caerá. De acuerdo a los registros oficiales del regulador del mercado, las posiciones bajistas sobre el capital de la operadora española representaban a 30 de octubre el 2,78%, máximo histórico.

Hasta ahora el porcentaje más alto de posiciones bajistas agregadas sobre el capital de Telefónica alcanzado era del 2,66%, el pasado 30 de septiembre. El mismo porcentaje se alcanzó en febrero. Pero hasta ahora nunca se había rebasado.

Entre abril de 2013 y septiembre de 2014 las posiciones bajistas sobre Telefónica nunca llegaron al 1%. En marzo de 2015 por vez primera alcanzaron el 2%. Durante este año la posición más baja tuvo lugar en mayo, el 1,95% del capital.

Hace un año una acción de Telefónica se intercambiaba por 12,3 euros. El jueves la multinacional española cerró a 9,01 euros por título, sin apenas variar el valor en la sesión. Durante octubre la compañía cotizó por debajo de los nueve euros. La frustrada venta de la filial británica, O2, o la suspensión de la salida a Bolsa de la filial española Telxius han lastrado la cotización.

La pasada semana, con motivo de la presentación de sus resultados hasta septiembre, el presidente del grupo, José María Álvarez-Pallete anunció un recorte del dividendo para este ejercicio y el próximo. Telefónica llegó a caer ese día, el 27 de octubre, más de un 4%, pero terminó por recuperar parte de lo perdido durante la sesión y dejar la bajada en un 1%.

El recorte de los dividendos es una de las medidas adoptadas por el nuevo presidente para reducir la deuda de la compañía, y dejar de ser la operadora europea más endeudada. La multinacional ha reducido su deuda desde los 52.568 millones de euros a 30 de junio de 2016, a los 49.984 millones al término del mes de septiembre. Álvarez-Pallete aseguró en la presentación de resultados que la compañía puede reducir el endeudamiento sin acometer ventas aceleradas, enfriando la posible salida a Bolsa de O2.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba