Economía

Correos pone sobre la mesa 5,6 millones para regar de publicidad a las televisiones

La compañía pública de mensajería estudia la fórmula con la que hacer brillar su negocio de paquetería, más allá del tradicional servicio postal

Una trabajadora de Correos
Una trabajadora de Correos EFE

Desde la campaña del Orgullo LGTBI pasando por la del 12 de octubre, son varios los frentes publicitarios que Correos ha ido abriendo en los últimos meses, bien para promocionarse como marca, bien para promocionar alguno de sus productos o servicios. Campañas que son visibles en redes sociales, prensa, cartelería y televisión, y con las que la empresa pública de mensajería trata de destacar frente a competidores como Amazon.

No en vano, la compañía ha puesto sobre la mesa 5,6 millones de euros para la adjudicación del servicio de estrategia, planificación y compra de campañas de Correos en televisión, tal y como consta en la Plataforma de Contratación del Sector Público, consultada por Vozpópuli.

Se trata de un contrato para el que se podían presentar ofertas hasta el 5 de octubre y que debe ser ejecutado en los próximos 12 meses; así, el adjudicatario se encargará de la contratación y negociación de los formatos en televisión para la cuenta de Correos.

En concreto, la contratación comprende los servicios de gestión en inversión publicitaria en el medio televisión y en formatos denominados convencionales (spot de cualquier duración "que Correos considere necesaria", 10", 20" o 30", etc.) en televisión nacional, temáticas y cualquier plataforma de vídeo bajo demanda que permita la planificación de formato convencional en su comercialización.

Con estos anuncios publicitarios, la compañía pública pretende "comunicar la diversificación del negocio", más allá del servicio postal. En este sentido, la publicidad de la empresa se centrará en los productos de paquetería; los servicios de entrega y recogida de paquetería como Citypaq; servicios financieros (tarjeta Prepago, acuerdos con entidades bancarias, giro); soluciones ecommerce (creación de webs, tiendas o apps para venta de productos); servicios de apoyo al emprendimiento, pequeño comercio, autónomos y pymes; e internacionalización de la empresa (presencia de Correos en China y Portugal).

Para ello, explica Correos en el pliego, "es necesario realizar acciones de publicidad y maximizar la visibilidad de la marca fundamentalmente en el medio Televisión, lo que permitirá trabajar la notoriedad y la relevancia de la marca".

Según figura en el documento, el equipo de trabajo de la agencia adjudicataria deberá estar compuesto por un mínimo de cinco personas que dediquen el 60% de su jornada laborala la 'cuenta' de Correos y con un perfil específico "para dar solvencia y respuesta a las exigencias de capacidad de trabajo que requiera Correos, pudiendo ser solicitado por Correos el ampliar ese equipo de trabajo si las necesidades y las demandas de trabajo así lo requirieran".

Publicidad institucional

Correos es una de las empresas públicas que más dinero repartirá en 2020 en publicidad institucional. Según el plan anual de Moncloa, durante los próximos meses asignará 18,5 millones de euros.

La mayor campaña, de cinco millones, estará dedicada a la promoción de sus productos de comercio electrónico, mientras que en otra acción, de 4,4 millones, publicitarán productos para ciudadanos y pequeñas y medianas empresas, como es el caso de su tarjeta prepago.

La empresa de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales también gastará 3,5 millones en campañas de posicionamiento de producto y marca; 1,1 millones en acciones relacionadas con su espacio de innovación ‘CorreosLabs’; y 1,4 millones en otras campañas de publicidad institucional en televisión, prensa, internet, redes sociales y oficinas.

Otras dos campañas, de 742.881 y 371.440 euros, servirán para promocionar el marketing directo y las soluciones digitales de la compañía.

El plan de publicidad institucional de 2020 servirá al Ejecutivo para repartir entre los medios de comunicación un total de 66 millones de euros. A esto, hay que sumar otras ayudas que han recibido estas empresas, como los 15 millones de euros que Moncloa adjudicó a las televisiones el pasado marzo para sufragar una parte de los costes de transporte de su señal a los hogares. 

El Ejecutivo también aprobó el pasado julio una partida de ayudas de hasta diez millones de euros para las televisiones privadas. Estas subvenciones servirán para sufragar los cambios necesarios en sus equipos transmisores como consecuencia del Segundo Dividendo Digital.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba