Motor

El coronavirus comienza a afectar a las fábricas españolas: VW Navarra podría parar la producción

La planta de Volkswagen en las afueras de Pamplona recibe diversas piezas de China e Italia y apenas tienen suministros para un máximo de seis días. Seat podría tener problemas de suministros a partir de abril

La falta de piezas procedentes sobre todo de Italia podría parar la producción de la planta navarra de Volkswagen.
La falta de piezas procedentes sobre todo de Italia podría parar la producción de la planta navarra de Volkswagen.

Los problemas generados por el coronavirus han respetado hasta el momento al sector de automoción español, aunque podría dejar de hacerlo en pocos días si se confirman los problemas de abastecimiento de piezas en la fábrica navarra de Volkswagen, que depende tanto de China como de Italia para la producción de sus dos modelos Polo y T-Cross. Y es que como han señalado desde la propia planta, solo hay piezas para mantener la producción durante un periodo de tres a seis días, ya que, si bien desde China se están llevando a Pamplona componentes en avión, la situación es más complicada con los proveedores del norte de Italia, lo que podría llevar a plantear un ERTE.

El presidente del comité de empresa de Volkswagen Navarra, Alfredo Morales (UGT), ha comentado al término de la primera reunión de la comisión negociadora del expediente de regulación temporal que podría aplicarse en la factoría, que en China se producen más de ochenta componentes de los dos modelos que se fabrican en Pamplona. En el norte de Italia, ha señalado, la situación es más crítica incluso, porque son empresas ubicadas en Lombardía, Véneto y Piamonte, cuya capacidad de almacenamiento es muy reducida, lo que supone que solo están garantizadas piezas para tres a seis días. Son piezas como la tapa de bajos, la placa anticalórica, la moldura del portón o la bandeja del maletero, cuya carencia paralizaría totalmente la producción en Pamplona.

Morales ha explicado que no se podrían fabricar coches sin estas piezas para añadirlas más tarde, cuando la situación se normalice: "No se podrían sacar coches de la línea si falta, por ejemplo, la placa anticalórica que se pone en los bajos del vehículo, porque no es posible montarla posteriormente".

Ante la posibilidad de que pueda haber una afección directa, y por el propio desarrollo del coronavirus, que tampoco se sabe cómo va a evolucionar, Volkswagen quiere solicitar un expediente de regulación de empleo. La dirección ha mostrado su disposición a plantear el ERTE en los mismos términos que el acordado en 2018, excepto a lo que la duración se refiere, ya que se plantearía un expediente abierto hasta final de año porque no se sabe si se suspenderá la producción, cuantos días o si habrá contagios.

Además, en la reunión la dirección ha informado de que cada día de ERTE tiene un coste de 650.000 euros y que el objetivo es cumplir el programa productivo anual. Morales ha declarado que para UGT es "fundamental" negociar la garantía de los puestos de trabajo, tanto para el personal fijo como el eventual, y la garantía salarial, en concreto que los conceptos fijos se paguen al 100% durante el posible ERTE.

Seat Martorell, posibles problemas en abril

Por su parte, la planta de Seat en Martorell mantiene de momento su ritmo de producción, pero según el presidente del comité de empresa, Matías Carnero, la producción en la planta de Martorell (Barcelona) podría verse afectada a principios de abril por la falta de suministros procedentes de China debido también a los problemas derivados del coronavirus. Carnero ha expresado esta preocupación, en declaraciones a Efe, pese a que de momento desde la dirección de Seat se señala que la epidemia no ha impactado en la actividad de Martorell, y ha pedido cautela a los representantes de los trabajadores.

"Estamos preocupados por el efecto del coronavirus. Creo que acabará afectando a todas las empresas de automoción, que tendrán que hacer paradas de producción. Nosotros no seremos menos", ha dicho el dirigente de UGT. Según el presidente del comité de Seat, es probable que la dirección de la compañía pueda saber ya en un par de semanas si necesita tomar medidas ante la previsible falta de suministros.

Matías Carnero ha alertado de que las medidas que se podrían tomar si se acaba paralizando la producción pueden ser de carácter muy diferente en función de si la falta de componentes se limita a pocos días o se prolonga más en el tiempo. Hasta el momento, la dirección de Seat ha apuntado que está evaluando de manera permanente la situación de la cadena de suministro, lo que incluye a sus proveedores directos y a los proveedores de estos, ha informado la compañía.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba