Motor

Los concesionarios de automóviles perdieron empleos en 2019 por primera vez en seis años

Aunque el mercado global del automóvil en España cayó finalmente en 2019 solo un 4,7%, la caída sufrida en el canal de particulares cercana al 9% pasó factura a los concesionarios, que perdieron casi mil empleos y bajaron además la facturación un 4,3%.

La caída de ventas en 2019 en el canal de particulares provocó en los concesionarios una pérdida de empleo después de seis años de aumento.
La caída de ventas en 2019 en el canal de particulares provocó en los concesionarios una pérdida de empleo después de seis años de aumento.

La caída de ventas de automóviles en España el pasado ejercicio afectó sobre todo al canal de particulares, cuyas matriculaciones directamente en concesionarios cayeron casi un 9%, una bajada que supone que de los 680.000 turismos que compraron en 2018 el pasado ejercicio no sólo no creció, sino que se quedaron en algo menos de 620.000 unidades, casi 60.000 coches menos que pasaron factura a los concesionarios.

Un descenso que llevó a las redes de concesionarios españoles a perder 900 puestos de trabajo en 2019, según datos presentados en el transcurso del XXIX Congreso de Faconauto, que se celebra estos días en Madrid y que ha reunido a más de 1.700 profesionales. Al finalizar el año pasado, el sector daba empleo directo a 161.500 personas, frente a las 162.400 del ejercicio anterior. De esta manera, ha indicado la patronal Faconauto, se acaba con un ciclo positivo de seis ejercicios consecutivos de creación de puestos de trabajo netos, en los que 35.000 nuevos trabajadores entraron a formar parte de las plantillas de los concesionarios.

Faconauto ha explicado que el hecho de que las matriculaciones en el canal de particulares hayan estado cayendo a lo largo de todo el ejercicio anterior ha impactado negativamente en sus resultados, por lo que muchos concesionarios o no han contratado al personal que tenían previsto o no han renovado contratos de trabajo.

Caída de la facturación

En 2019, la facturación de los concesionarios cayó un 4,3% respecto al anterior ejercicio, hasta los 43.073 millones de euros. Por áreas de negocio, la facturación por venta de coches nuevos cayó un 6,5% (31.068 millones de euros) y supuso el 72,1% del total. Por su parte, el taller facturó un 10,5% menos, hasta los 4.446 millones, siendo el 10,4% de toda la facturación. Sólo el departamento de vehículo usado vio crecer sus números el pasado ejercicio, al contabilizar 7.567 millones, un 11,1%, más para acaparar el 17,5% de la facturación.

Con estos datos, la rentabilidad media de las redes se situó en 2019 ligeramente por encima del 1% sobre facturación, una situación que puede poner en aprietos a muchos concesionarios y que se ha convertido en su principal preocupación

Faconauto ha calificado el pasado ejercicio como “preocupante” y ha advertido que ni el sector ni la economía del país se pueden permitir otro año en negativo para la automoción, para lo cual considera clave que se acabe con la incertidumbre y que, mientras que el consumidor no tenga una alternativa asequible, se acabe con la incertidumbre y recupere el diésel como una posibilidad útil para los ciudadanos –que además contribuiría a reducir las emisiones de CO2– y para avanzar hacia la descarbonización de la movilidad.

“Los objetivos de lucha contra el cambio climático en el contexto actual exigen responsabilidad y compromiso, pero ese reto no puede obviar que hay empleos en juego. El sector no ha sido impermeable a la discriminación que ha sufrido el diésel, como hemos visto en los concesionarios, por lo que cualquier medida que se tome a partir de ahora ha de ser objeto de una seria reflexión y teniendo en cuenta a los sectores implicados y las necesidades de los ciudadanos. Compartimos los objetivos, pero no el camino que se está siguiendo para conseguirlos”, ha indicado Pérez.

Apoyo del Gobierno

La patronal considera que el nuevo Gobierno tiene la llave para acabar con la incertidumbre, ya que la toma de decisiones que han quedado pospuestas en anteriores legislaturas puede tener la capacidad de cambiar el actual signo de agotamiento en el que está sumido el sector. Al respecto, ha insistido en la necesidad de que se impulsen con urgencia las medidas que recoge el Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de Automoción.

“No hay tiempo que perder, este ejercicio es particularmente complejo por los objetivos de emisiones establecido por Europa, por lo que sería el momento adecuado para concretar ya medidas que impulsen seriamente la movilidad eléctrica, que promuevan la renovación del parque, la fiscalidad del automóvil y la seguridad jurídica de los concesionarios, que siguen haciendo inversiones millonarias. Estamos convencidos de que cualquier medida que se tome en esta línea tendrá un efecto muy positivo sobre la confianza de los compradores y entraríamos en una dinámica positiva”, ha concluido Gerardo Pérez.

Faconauto es la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas de turismos y maquinaria agrícola presentes en el mercado español. Representa los intereses de 2.152 concesionarios, entre los que se encuentran los de las principales marcas de maquinaria agrícola, de los que dependen aproximadamente las 3.551 empresas del segundo nivel de distribución (agencias y servicios oficiales), lo que totaliza más de 5.703 pymes de automoción. Estas empresas generan 161.500 empleos directos, una facturación de 43.073 millones y representan el 3,1 del PIB.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba