Economía

ACS, BBVA, o Iberdrola, en vilo por la victoria de Trump

La posible victoria de Trump en las elecciones de Estados Unidos amenaza con tumbar la Bolsa y revivir una jornada similar a la del Brexit. ACS, BBVA, Santander, e Iberdrola son las grandes compañías españolas con mayor negocio en el país.

Imagen de la Casa Blanca, en Washington.
Imagen de la Casa Blanca, en Washington. Efe.

Menos Telefónica -la operadora no tiene presencia en Estados Unidos-, las mayores compañías del país, Inditex, Santander, ACS, Ferrovial, o Iberdrola, han incrementado en los últimos años su apuesta por el mercado estadounidense. La victoria de Trump amenaza con una jornada en la Bolsa española, así como en el resto de mercados mundiales, similar a la del Brexit, con fuertes bajadas.

ACS es la compañía española que más ingresos genera en Estados Unidos, siendo su primer mercado, por encima de Australia, España, o China. Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, es el empresario español que más vínculos ha desarrollado con los Clinton. Santander y BBVA se juegan en las elecciones estadounidenses más que por su negocio en el país, por su exposición al mercado latinoamericano.

Zara en el país de los Levi's

La primera compañía española por cotización bursátil, Inditex, ha impulsado en los dos últimos años su presencia en el mercado estadounidense. Aunque Estados Unidos fue el segundo país en el que Zara abrió un establecimiento fuera de España, en 1989, después de Portugal, el crecimiento en ese mercado del grupo de Amancio Ortega ha sido moderado. La compañía cuenta con solo 73 tiendas en el país, de las que 71 son Zara y dos Massimo Dutti. Una cifra muy alejada de las 566 de China, las 288 de Alemania, las cerca de medio millar de Rusia, o las casi 2.000 de España.

En los dos últimos años la compañía presidida por Pablo Isla ha elevado el ritmo de aperturas en el mercado estadounidense, entre 10 y 15 anuales. El pasado año el grupo adquirió un edificio en el Soho neoyorquino por 280 millones de dólares, y en 2012 abrió en la Quinta Avenida un Zara que inauguró el nuevo diseño de los establecimientos de la marca.

BBVA advirtió esta semana que la candidatura de Trump genera más incertidumbre a la economía que la de Clinton

La compañía española tiene gran recorrido en el mercado estadounidense, tanto por una mayor presencia de tiendas en el país, de otras marcas que no sean Zara, como por la venta por internet: solo Zara Home tiene realiza venta online en el país.

La victoria de Trump afectará al negocio de Inditex sólo en el sentido de como respondan las divisas al resultado electoral, y quizá por una mayor restricción al comercio exterior o mayores aranceles.

Santander y BBVA, riesgo por México

Santander y BBVA son los dos bancos españoles con mayor presencia en Estados Unidos. La entidad presidida por Ana Botín ingresó el pasado año 7.800 millones de euros en el país de los JPMorgan o Goldman Sachs, el 17% de su negocio total. El banco presidido por Francisco González generó en Estados Unidos el 11% de su negocio total, 2.652 millones.

Santander opera en Estados Unidos a través de Santander Holdings USA, tras haber reestructurado su negocio en el país. Santander Consumer USA, dependiente del holding, es la mayor sociedad controlada por el banco español en Estados Unidos. Recientemente el banco ha tenido que reformular sus cuentas de los tres últimos ejercicios por "errores identificados". Entre enero y septiembre el resultado del primer banco español en Estados Unidos cayó más de un 42%, hasta los 381 millones de euros.

En los nueve primeros meses del año el beneficio de BBVA en Estados Unidos también ha caído, un 24%, hasta los 298 millones de euros. La entidad española opera en el país americano a través de BBVA Compass. BBVA adquirió en 2007 el banco estadounidense Compass Banschares en una operación valorada en 6.655 millones de euros.

La Fundación Rafael del Pino pagó 250.000 dólares a Bill Clinton en 2001 por una conferencia, según The Washington Post

Aunque a priori una victoria de Trump sería en general beneficiosa para la banca, por un previsible aumento de los tipos de interés, Santander y BBVA se verían afectados por su exposición al mercado latinoamericano, y especialmente a México. El candidato republicano ha sido especialmente duro con la política comercial y migratoria con México, avisando que revisaría los tratados comerciales.

BBVA México se ha convertido en la primera entidad financiera del país y es México el país que más beneficio está aportando en la actualidad al banco español. En los nueve primeros meses del año, México ha generado un beneficio de 1.441 millones de euros para el banco español, unos 500 millones más que el aportado por el mercado español.

Esta semana BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad española, advirtió que la candidatura de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos genera "más incertidumbre", también en la economía española, que la de su rival Hillary Clinton, por las medidas "proteccionistas" anunciadas y algunos elementos de su política económica.

En cuanto a Santander, el riesgo procede del mercado latinoamericano, que supone un 41% de su negocio total. En los nueve primeros meses del año el banco español ganó en al región 2.424 millones de euros, frente a un beneficio total de 4.606 millones.

Iberdrola, Repsol y Abengoa

El sector energético español estará especialmente atento al resultado de las elecciones estadounidenses. Una victoria de Trump en principio podría beneficiar a Repsol, por un mayor apoyo a las compañías energéticas tradicionales, y por los intereses del grupo español en Alaska. Abengoa, con una filial que cotiza en el Nasdaq, ha mantenido buena relación con la Administración Obama. Pero la que más se juega es Iberdrola.

Iberdrola se ha comprometido este año a invertir 9.500 millones de dólares hasta 2020 en Estados Unidos. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán desembarcó en el país en 2006 y en la actualidad es una de las empresas de referencia del sector. A finales del pasado año creó la filial Avangrid, fusionando Iberdrola USA con UIL Holdings Corporation. Iberdrola controla el 81,5% de Avangrid, con activos valorados en 31.000 millones de dólares.

La compañía española se ha convertido en el segundo operador de energía eólica del país, con 6.000 MW de potencia eólica instalada y con otros 6.000 MW esperando a ser desarrollados en cartera de proyectos.

ACS ingresó el pasado año en Estados Unidos 11.272 millones de euros

La victoria de la candidata demócrata posiblemente hubiera estimulado el valor de Atlantica Yield, la compañía estadounidense en la que Abengoa controla algo más del 40% del capital. La filial estadounidense es la joya de la corona de la compañía española, en situación preconcursal. Abengoa está en proceso de liquidación de sus sociedades en quiebra en Estados Unidos y está llevando a cabo una venta de activos en el país (en septiembre cerró la venta de tres plantas por más de 200 millones de euros).

El negocio de Repsol en Estados Unidos no es relevante en relación con sus ingresos totales, pero el país representa cerca del 10% de la producción total de hidrocarburos tras el descubrimiento en 2014 de petróleo en el Golfo de México estadounidense. Además el grupo español tiene presencia en Alaska, en la zona de North Slope. Las actividades de exploración en esta zona solo se pueden realizar cuatro meses al año, cuando el terreno está congelado. Repsol cuenta actualmente con la participación del 55% en el área de desarrollo y el 25% en el área de exploración en el consorcio del North Slope de Alaska.

ACS, Ferrovial, y OHL

ACS es la compañía española que más negocio tiene en Estados Unidos, superando a BBVA o Santander. El grupo presidido por Florentino Pérez ingresó el pasado año 11.272 millones de euros en el país (9.192,5 millones en 2014).

Estados Unidos es el primer mercado de ACS, superando a Australia, España, y China. En los últimos meses se ha adjudicado obras emblemáticas en el país, como la construcción de un túnel submarino de dos kilómetros en el Estado de Virginia por 638 millones de euros, o la construcción (adjudicado en mayo de 2015) del mayor puente atirantado del país, en Texas, por 983 millones de dólares.

Ferrovial tiene especial presencia en el mercado de las autopistas en Estados Unidos. La multinacional española posee más del 50% de los consorcios que operan las autopistas tejanas NTE y LBJ. En julio de 2015 llegó a un acuerdo de venta sobre el 39,9% de la participación de la sociedad responsable del desarrollo del proyecto de la autopista I-77 en Carolina del Norte, reduciéndose su participación al 50,1%. Hace ahora un año firmó un acuerdo de venta de la totalidad de la participación (55%) en la autopista Chicago Skyway. La compañía presidida por Rafael del Pino, según informó en sus cuentas de 2015, preveía para este año potenciar su negocio aeroportuario en el país. El pasado año logró su primer contrato de agua en Estados Unidos, la remodelación de una planta de tratamiento de aguas residuales en Trophy Club, en Dallas. Este año ha adquirido la constructora texana Pepper Lawson, especializada en infraestructuras de agua y edificación no residencial.

El presidente de Ferrovial ha sido uno de los empresarios españoles que más vinculación ha desarrollado con los Clinton. En 2001 el expresidente Bill Clinton inauguró las conferencias organizadas por la Fundación Rafael del Pino. Según publicó The Washington Post, Clinton cobró 250.000 dólares por su intervención. De acuerdo a los registros de la Fundación Clinton, la Fundación Rafael del Pino ha aportado entre 50.000 y 100.000 dólares a la asociación de los Clinton.

OHL cuenta con oficinas en Washington D.C., Chicago, California y Texas. El grupo fundado por Juan Miguel Villar Mir está presente en el país en los negocios de autopistas, construcción de hospitales, y negocio ferroviario. La compañía centraliza su actividad en Estados Unidos a través de OHL USA, y cuenta con una cartera de obra valorada cercana a los 2.000 millones de euros en el país. Recientemente ha adquirido el 50% que no controlaba de la constructora local Judlau.

Grupo Villar Mir controla además el 57% del capital de Ferroglobe, una de las grandes compañías metalúrgicas del mundo, domiciliada en Reino Unido y cotizada en el mercado alternativo estadounidense Nasdaq.

Los dos candidatos a presidente de Estados Unidos han especulado con mayores inversiones en todo tipo de infraestructuras en el país.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba