Economía

El freno de Colau al piso turístico dispara el filón de un proveedor de alquiler de Google

Las restricciones a los pisos turísticos relanzan el negocio del alquiler corporativo temporal impulsado por Homyspace como una alternativa 'win-win' para propietarios de pisos y empresas

Una startup valenciana gestiona pisos para empleados de Google y Amazon
Una startup valenciana gestiona pisos para empleados de Google y Amazon Homyspace

La creciente regulación del Ayuntamiento de Barcelona de Ada Colau contra la proliferación de los llamados pisos turísticos -a los que acusa de encarecer los precios de los alquileres- está favoreciendo el negocio del alquiler corporativo al que apunta la empresa Homyspace, especializada en intermediar entre propietarios de pisos, por lo general de segunda vivienda, y empresas de alcance nacional e internacional que los necesitan para estancias temporales de sus empleados.

"Ante las restricciones impuestas en el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) del Ayuntamiento de Barcelona, que prohíbe la creación de nuevas plazas de alquiler turístico en diversos distritos de la ciudad (como La Rambla, Eixample o Ciutat Vella), el alquiler corporativo representa una salida para muchos propietarios de estas áreas, a los que sólo les quedaría recurrir al alquiler tradicional para obtener una rentabilidad de su segunda vivienda", afirma Ángel Mayoral, CEO y cofundador de la compañía.

Google, Prosegur, KPMG...

Homyspace, entre cuyos clientes aparecen ya empresas como Google, Amazon, Prosegur, Alcampo, KPMG, Movistar o Caixabank, entre otros, ha experimentado un incremento interanual de su negocio en la Ciudad Condal de alrededor del 25% en 2019 frente al 10% en Madrid, según precisan desde la empresa a Vozpópuli.  La demanda de sus servicios en Barcelona creció un 39% el último año mientras que su parque de pisos en la  capital catalana crece ahora a un ritmo del 25% intermensual, según informan desde la empresa.

Homyspace surgió en 2016 con una inversión inicial de 52.000 euros. Entre sus inversores sobresalen ahora el Banco Sabadell y Encomenda. Su facturación global en 2019 superó los siete millones de euros previstos, y prevé alcanzar los 20 millones en 2020. En diciembre, tenía unos 40 empleados. 

En 2019 fue premiada por su evolución y consolidación como startup inmobiliaria por la Red de Parques Científicos Valencianos de la Universidad Politécnica de Valencia, que ha contribuido a su impulso. Además, fue elegida como la startup española del año en los Global Startup Awards, que premian a las empresas tecnológicas incipientes más prometedoras de Europa, Asia y África.

Reduce significativamente costes a las empresas y es una salida para el propietario de segunda vivienda

"Con nuestra modalidad (que no requiere de licencia turística), el coste para las organizaciones se reduce hasta un 86% -frente a los hoteles-, mientras que los propietarios de segundas viviendas ganan un 27% más que si optan por el alquiler tradicional de larga estancia", dice Mayoral, que esgrime que su servicio se ajusta a la Ley de Arrendamientos Urbanos bajo el formato de contrato de menos de un año.

"Nuestros alojamientos siempre superan los 32 días de los pisos turísticos y nuestra estancia media es de tres meses", dice Mayoral. "En los últimos meses recibimos más pisos para ofrecer de Barcelona que de los demás sitios en los que trabajamos". El pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento de Colau prohibió la apertura y ampliación de nuevos pisos turísticos con el objetivo de mantener la cifra por debajo de los 10.000 para toda la ciudad.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba