Motor / Novedades

Descubrimos las últimas novedades en eléctricos: e-tron Sportback y Mokka-e

Audi ya tiene listo su segundo modelo 100% eléctrico, un e-tron Sportback que presume de diseño coupé y más de 400 kilómetros de autonomía. Opel, también lanza su segundo eléctrico, un Mokka-e de carácter más urbano con sus 136 CV.

Descubrimos las últimas novedades en eléctricos: Audi e-tron Sportback y Opel e-Mokka
Descubrimos las últimas novedades en eléctricos: Audi e-tron Sportback y Opel e-Mokka

La fiebre por el coche eléctrico sigue en plena efervescencia, ya sea en forma de modelos 100% eléctricos, híbridos enchufables cada vez con mayor autonomía en modo cero emisiones o en la cada vez más de moda micro hibridación. Porque lo que está claro es que el coche eléctrico va a marcar el desarrollo del sector los próximos años.

Y esta semana, dos son las grandes novedades que se han dado a conocer en lo que a eléctricos puros se refiere vienen de la mano de dos marcas alemanas muy diferentes, Audi y Opel. De la primera, un e-tron Sportback del segmento SUV más Premium que exhibe un diseño coupé y una carga tecnológica altísima. Opel, también estrena SUV con versión eléctrica incluida, que le permitirá asentarse en un segmento en constante crecimiento.

Audi e-tron Sportback

Audi e-tron Sportback
Audi e-tron Sportback

El segundo eléctrico de Audi está basado en el e-tron pero luce un diseño más coupé gracias a la caída más tendida del techo hacia la parte posterior que, además de diseño, aporta mejoras en la aerodinámica de la que se beneficia una autonomía que gana casi 10 kilómetros extras.  Las dimensiones mantienen las mismas cifras de longitud y anchura que la del e-tron (4,90 metros y 1,94) pero es 1,1 centímetros más bajo.

Hay tres versiones, 50 quattro (313 CV y 341 kilómetros de autonomía), 55 quattro (408 CV y 446 kilómetros) y 55 quattro S (503 CV y 368 kilómetros), esta última con diferencias en el ajuste de chasis buscando una mayor deportividad en su conducción y dotado de un tercer motor eléctrico. Los dos primeros tienen dos motores eléctricos, uno delante para mover las ruedas delanteras y otro situado detrás para las ruedas traseras.

En el e-tron Sportback 55 quattro la potencia varía según el modo de conducción, 360 CV en modo D y 408 CV en modo S, mientras que en el e-tron Sportback 50 quattro la potencia es siempre la misma, 313 CV, con independencia del modo seleccionado. Este último acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, mientras que el 55 quattro lo hace en 5,7 segundos, y en ambos la velocidad máxima se limita a 190 km/h y 200 km/h respectivamente.

La batería del e-tron Sportback 55 quattro tiene una capacidad de 95,0 kWh y se puede recargar a un máximo de 150 kW con corriente continua. La del e-tron Sportback 50 quattro es de 71 kWh y se recarga a un máximo de 120 kW. Ambas versiones llevan un cargador integrado para corriente alterna de 11 kW, que en opción puede pedirse que sea de 22.

En el recorrido que hemos podido hacer con la versión 55 quattro se siente este Sportback más dinámico a sus mandos, con un notable aplomo en el paso por curva fruto del mucho peso de las baterías situadas en una posición baja y de una puesta a punto de las suspensiones que permiten minimizar el balanceo con sólidos apoyos y una dirección todo confianza en la entrada en curva.

En los algo más de 120 kilómetros que recorrimos por trazados muy cambiantes de ritmo, aceleraciones y frenadas constantes y manteniendo velocidades de 120 km/h en el marcador el consumo que nos marcó el ordenador de a bordo fue de 27 kWh/100 km, lo que da una idea de una autonomía en estas condiciones muy por encima de los 300 kilómetros. En condiciones más favorables en conducción urbana a menor velocidad, puedes moverte con un consumo en torno a los 20 kWh/100 km, lo que sí nos lleva a hablar de autonomías por encima de los 400 kilómetros.

Una conducción en todo momento marcada por un altísimo nivel de confort, con un habitáculo muy bien aislado del ruido de rodadura y aerodinámico y un motor eléctrico que apenas se siente. Eso sí, su precio lo refleja, y la versión de acceso 50 quattro arranca ya en los 75.000 euros.

Opel e-Mokka

e-Mokka
e-Mokka

Más accesible será el Mokka-e, la versión eléctrica de la nueva generación del Opel Mokka que sustituye al Mokka X y que arranca en algo menos de 33.000 euros. Una nueva generación desarrollada sobre una nueva plataforma ya del grupo PSA y que estrena sobre todo un nuevo lenguaje de diseño mucho más expresivo, sin duda el Opel más avanzado en este sentido. Las dimensiones del nuevo Mokka cambian, casi 13 centímetros más corto quedándose en 4,15 metros, un centímetro más ancho y con una distancia entre ejes medio centímetro mayor. El voladizo delantero es 6 centímetros más corto y el trasero casi 7, unas proporciones sin duda muy diferentes a las del modelo anterior y que logran junto al nuevo diseño una personalidad mucho más marcada. El maletero tiene 350 litros de capacidad, por lo que apenas pierde volumen.

Aunque el nuevo Mokka llega con motores de gasolina y diésel, la gran novedad es esta versión eléctrica, un sistema de propulsión similar al que el grupo PSA emplea en otros modelos eléctricos, como los Peugeot e-208 y e-2008 o el Opel Corsa-e. Un motor de 136 caballos y 260 Nm de par máximo con una batería de 50 kWh de capacidad que admite carga rápida con corriente continua a una potencia de hasta 100 kW. Con este tipo de cargador Opel señala que se recupera el 80% de la capacidad total en 30 minutos y con el cargador estándar se puede cargar hasta a 11 kW. Tiene una autonomía homologada de 322 kilómetros, ligeramente inferior a la del Corsa-e (337 km) y la del e-208 (340 km), aunque algo superior a la del Peugeot e-2008 (325 km).

Se puede elegir entre tres modos de conducción, Normal, Eco y Sport, que modifican la respuesta del acelerador y la potencia disponible en la mayor parte del recorrido del pedal, aunque si se pisa a fondo se dispone de toda la potencia con independencia de los modos en los que circulemos.

La instrumentación es completamente digital aunque varía según el acabado el tamaño de las pantallas, hasta 12 pulgadas en el caso de la instrumentación y hasta 10 en la pantalla de la consola central que sirve para manejar el sistema multimedia, compatible con Apple CarPlay y Android Auto. A diferencia de otros modelos del mercado, Opel ha mantenido botones físicos para algunas funciones esenciales, como los mandos del climatizador, todo un acierto para un manejo más sencillo y rápido, con menos distracción de la conducción.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba