Economía

El carsharing y las VTC ya se comen el 20% de la facturación del sector del taxi

Los ingresos de estas empresas aumenta de manera exponencial y ya rondan, de manera conjunta, los 1.000 millones de euros 

Un Car2go y dos Emov en el centro de la ciudad.
Un Car2go y dos Emov en el centro de la ciudad. Tere García

El debate de la movilidad urbana ha vuelto tras el verano. El Gobierno arranca en septiembre su hoja de ruta para pasar la ‘patata caliente’ del conflicto entre el taxi y las empresas vehículos de transporte con conductor (VTC) a las comunidades. Pero existe un tercer actor en discordia que cada vez tiene más que decir en este debate, el carsharing. Un modelo de transporte que, junto con las VTC, ya ingresan cerca del 20% de lo que factura todo el sector el taxi.

Los coches compartidos están viviendo un auténtico furor en las grandes ciudades, principales zonas de conflicto entre el taxi y los conductores de plataformas como Uber o Cabify. Con la aparición de los nuevos coches compartidos urbanos en Madrid la cifra de usuarios se ha disparado hasta unos 500.000, de los cuales 100.000 en la modalidad de carsharing round-trip (Bluemove) y 400.000 de flota libre (Car2go o Emov), según los datos de la Asociación Española de Carsharing.

Un tirón que ya se está reflejando en la facturación de las cuatro principales empresas de coche compartido de flota libre y que, de momento, sólo operan en Madrid: Car2go, Emov, Zity y, las recién llegada, Wible. Los cerca de tres años de operativa de este negocio en la capital no les permite todavía registrar beneficios, aunque sus cifras de ventas comienzan a coger fuerza.

Emov es el que ofrece los datos más actualizados. 2017 ha sido su primer año completo y sus ingresos registrados son de 5,6 millones, según indica al Registro Mercantil. No obstante, la empresa participado por Eysa y PSA perdió 1,5 millones de euros. Su flota cuenta con más de 600 Citroën C-Zero en Madrid y suma más de 160.000 usuarios. Con estas cifras, cada coche genera unos ingresos anuales de 9.330 euros y cada usuario gasta de media 35 euros al año.

El veterano de este grupo, car2go, cuenta como última referencia sus cuentas de 2016. En este año, la compañía facturó cerca de 5,5 millones, frente a los 126.700 euros que ganó en su único mes de vida en 2015. La compañía de Daimler y Europcar (empresa de alquiler de coches) también registra pérdidas cerca a los 1,4 millones de euros. 

Aunque desde la compañía son positivos. "El número de usuarios de car2go en Madrid continúa creciendo mes a mes desde su llegada a la capital de España. Actualmente cuenta con más de 211.000 usuarios. Por ejemplo, durante 2017, crecimos un 41% a nivel de clientes particulares y un 52% a nivel de clientes corporativos", declara Orazio Corva, Location Manager Madrid de car2go.

Coche de Wible
Coche de Wible Wible

Por su parte, la apuesta de Repsol, Wible, y la de Ferrovial, Zity, todavía no han logrando cumplir su primer ejercicio fiscal. Pero, según afirman fuentes cercanas al sector, la facturación conjunta del carsharing se podría estimar en cerca de 16 millones de euros anuales. "Esta propuesta es un rival para el taxi, los VTC e incluso para los propios fabricantes de coches. Por ello, son los primeros en invertir en carsharing y según se vaya consolidando el sector quedará reflejado", afirman. 

Una amenaza conjunta

El sector del taxi se mantiene como el gran dominador en datos de facturación. Según las estimaciones que ofrecen, los ingresos del taxi en España superaría los 4.000 millones de euros anuales. Un dato que surge de la estimación que cada taxi ingresa cerca de 65.000 euros al año, si se tiene en cuenta solo aquellos que realizan un turno, y se multiplica por las cerca de 64.000 licencias de taxi que hay en estos momentos en España. 

No obstante, el taxi matiza que, pese a ser los que más ingresos conjuntos tienen, sus gastos fijos son sin duda los más elevados. Por su parte, los ingresos de las VTC ronda los 60.000 euros por vehículos que, multiplicado por las cerca de 15.000 licencias actuales, elevaría su facturación total a cerca de 900 millones de euros.

Unas estimaciones que se realizan suponiendo que cada licencia realiza un solo turno, que en muchos casos no es así. Por lo tanto, como destacan desde el sector, si se unen la facturación del carsharing y las empresas VTC logran 'comerse' el 20% de los ingresos del taxi. Y subiendo. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba