Economía

Calviño defiende que no hay "ninguna previsión" que apunte a una recesión económica en España

La ministra de Economía afirma que el déficit se situó el pasado año en el 2,7%, "o incluso un poco por debajo"

Nadia Calviño.
Nadia Calviño. EFE

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha asegurado este lunes que no hay "ninguna previsión" que apunte a una recesión en España, aunque sí ha indicado que se están moderando las tasas de crecimiento.

En su intervención en el Foro Ibercaja, organizado por la entidad financiera con el mismo nombre y Heraldo de Aragón este lunes en Zaragoza y que ha contado con la participación del presidente del banco, José Luis Aguirre, Calviño ha apuntado que los ciclos económicos "existen", por tanto, en la economía hay fases de mayor y menor crecimiento.

"En este ciclo que estamos viviendo después de salir de la crisis, tuvimos nuestra tasa máxima de crecimiento en 2015 y, desde entonces, el crecimiento se ha ido moderando. Ahora bien, se está moderando con unas tasas de crecimiento importantes, es decir, que esa idea negativa no se sustenta con los hechos" y "no hay ninguna previsión que apunte en esa dirección". Así, ha remarcado que los indicadores de expectativas económicas --ventas mayoristas y al pormenor-- son positivos.

Además, ha comentado que aunque entiende el temor que existe por lo "dura" que ha sido la última crisis, la situación económica del país es "mejor" que la que había "antes de que estallase la crisis". De esta forma, ha animado a aprovechar "este momento de crecimiento económico" para abordar reformas que hagan que ese mismo crecimiento "dure lo más posible" y mejoren el país.

"Nomalización de la política monetaria"

En este contexto, Calviño se ha mostrado partidaria de una "normalización de la política monetaria" europea. "Me parece que el crecimiento económico está bien en el caso de nuestro país, no necesitamos que siga habiendo esta política monetaria expansiva", aunque ha reconocido que es buena para la emisión de deuda por los bajos intereses.

Calviño ha detallado que el PIB creció un 2,5% en 2018, una tasa "muy superior a la media comunitaria y a las principales economías de la zona euro", y ha añadido que el crecimiento económico se aceleró en la segunda parte de 2018 y también el diferencial de crecimiento con la zona euro. "Esto quiere decir que hemos entrado en 2019 con buen pie", reiteró.

En este sentido, ha relatado que todos los organismos nacionales e internacionales prevén que esta dinámica se mantenga en 2019 y que España vuelva a crecer por encima de la media de la UE. "Nuestra previsión es que creceremos el 2,2%, es una previsión prudente que está en el rango bajo, pero eso quiere decir que volver a crecer mucho más de lo que se prevé para la media de la zona euro", indicó.

Además, ha citado que se está consiguiendo que el crecimiento económico se produzca con un entorno de inflación muy moderada. "Este buen hacer está teniendo su reflejo en el mercado laboral. En 2018 hemos tenido un aumento de la ocupación del 3%, esto quiere decir que hay 566.000 personas más ocupadas en diciembre del año pasado con respecto a un año antes, y el paro se ha estado reduciendo a un ritmo entre el 5 y 6", subrayó.

Así, ha relatado que la tasa de paro bajó dos puntos porcentuales el año pasado, situándose a final de año en el 14,5%, "pero esta vez sin una burbuja inmobiliaria". Además, ha apostillado que Aragón ha liderado en 2018 el crecimiento nacional.

Ejes básicos

Nadia Calviño ha asegurado que su política económica tiene tres ejes básicos: la consolidación fiscal, una política social para lugar contra las desigualdades de la crisis y la agenda del cambio de reformas estructurales frente al reto demográfico y el cambio tecnológico.

Ha evidenciado que España tienen una economía muy estacional, algo que "no es en sí perjudicial", pero "lo que hay que hacer es diversificar". Por ello, lo que se ha hecho desde el Gobierno, ha continuado, es tratar de apoyar "un modelo de turismo sostenible".

Sin embargo, en este punto ha remarcado que lo más preocupante es "la temporalidad del empleo" y el "alto peso del empleo a tiempo parcial involuntario". Ha agregado que casi la mitad de los trabajadores que tienen un contrato a tiempo parcial, y muchos son mujeres, querrían tener un empleo a tiempo completo.

Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI

La ministra de Economía ha mencionado que es necesario un "Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI", no solo para los trabajadores por cuenta ajena, también para autónomos. "Hay nuevas formas de empleo, de trabajo, que se están aproximando cada vez más y nosotros tenemos unas reglas que eran de una economía distinta", apuntó.

Ha precisado que la digitalización está introduciendo una "revolución" en la forma de vivir y en el empleo que no se está incorporando dentro del mercado laboral. "En unos meses vamos a establecer una mesa de trabajo para preparar ese Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, que tiene que, necesariamente, contar con la opinión de los empresarios, de los sindicatos, de todos los agentes sociales y de toda la sociedad", aseguró.

Sobre los emprendedores, ha apuntado que el Gobierno trabaja en lo que llaman 'España Nación Emprendedora', una estrategia que lo que trata es de integrar toda la transformación tecnológica y digital en la empresa, ya que ha explicado que hay en España "muchas microempresas, muchas startups, y ahora el reto es que crezcan, que no sean flor de un día, para que nuestra estructura económica sea más sólida".

Aspectos clave

La ministra de Economía ha mencionado que hay aspectos que el país va a tener que abordar en breve. Entre ellos la educación, ya que "la clave del futuro pasa por la formación, por invertir en el capital humano, y esto está relacionado con muchos elementos, por ejemplo la estabilidad del empleo".

"Hemos propuesto la Ley de reforma de la Educación pero no va a ser posible adoptarla antes de final de la legislatura, estamos revisando todo el catálogo de la formación profesional, pero es un tema que sin duda no ha culminado", afirmó Calviño, que también ha incidido en la importancia de abordar la transición ecológica, algo para lo que el Gobierno ha sacado a consulta pública el Plan Nacional de Energía y Clima.

La ministra ha lamentado que, en este contexto, no se hayan aprobado los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que habrían ayudado a seguir con la reducción del déficit público y de la deuda pública. "Nuestro objetivo de 2018 era el 2,7% del PIB, vamos a ver si queda ahí o incluso un poco por debajo, vamos a ver las cifras finales, pero nuestro objetivo ha sido desde el primer día reducirlo lo más posible", apuntó.

De esta forma, ha mencionado que si se hubiesen aprobado los Presupuestos Generales del Estado, el objetivo habría sido un déficit del 1,8% del PIB. "Finalmente, al no salir los Presupuestos, todos los organismos están estimando que va a estar entre el 2,2 y el 2,4% del PIB", lamentó Calviño, quien aseguró que, no obstante, el Gobierno va a tratar de que, dentro de esa franja, sea "lo menos posible".

Por lo que respecta a la gestión de la deuda pública, ha expuesto que el año pasado se emitieron 5.700 millones de euros menos de deuda de lo que estaba previsto, lo que ha permitido ahorrar 1.500 millones de euros en intereses, "un dinero que se puede emplear en otros objetivos".

Armonización fiscal

Sobre la armonización fiscal, ha evidenciado que la estructura del Estado de las Autonomías tiene una serie de peculiaridades entre las que está la competencia fiscal, por lo que ha mostrado su "máximo respeto" por las decisiones que se tomen a nivel autonómico, aunque ello pueda generar "determinadas distorsiones". Aunque sí que se ha mostrado partidaria de una mayor armonización fiscal europea.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba