Banca

Las cajas logran el mejor resultado de la crisis y alejan el fantasma de las fusiones

Los bancos de las cajas medianas ganan 663 millones entre enero y junio, el mejor resultado semestral desde que estalló la crisis

Última Asamblea de la patronal de las cajas, presidida por Isidro Fainé
Última Asamblea de la patronal de las cajas, presidida por Isidro Fainé Ceca

Las antiguas cajas de ahorros se suben al tren de la recuperación económica. La apertura del grifo del crédito, la reducción de gastos y las menores provisiones han permitido a las cajas medianas -también conocidas como 'enanitos'- cosechen el mayor beneficio de la crisis: 663 millones en el primer semestre entre Abanca, Kutxabank, Unicaja, Liberbank e Ibercaja, excluyendo a CaixaBank y Bankia.

Hasta ahora, los máximos se habían registrado en el primer semestre de 2015 -614 millones- y en 2014, cuando las cifras anuales se acercaron a los 2.000 millones. Pero estos resultados no son comparables ya que entonces Abanca e Unicaja se beneficiaron de partidas extraordinarias derivadas del rescate: créditos fiscales en el caso de la gallega y un fondo de comercio de Ceiss en el de la andaluza. Los años anteriores estuvieron marcados por el estallido de la burbuja y sus efectos en los balances del sector financiero, especialmente las cajas.

Esta recuperación va acompañada de un fortalecimiento de las ratios de capital -de media está casi en el 13%- y una mejora de la rentabilidad, aunque de momento sólo Abanca supera la barrera del 10% en el ROE (rentabilidad sobre fondos propios), el resto se mantiene en el entorno del 6%.

Esta recuperación frena casi en seco cualquier posible fusión en el sector. Con las cotizaciones todavía en niveles muy bajos, ninguno de los 'enanitos' está dispuesto a fusionarse salvo obligación del regulador o fuerza mayor, como le ocurrió a Banco Popular. 

Con la mejora de los beneficios, los márgenes en recuperación y una potencial subida de los tipos de interés, las cajas y sus accionistas esperarán antes de protagonizar operaciones corporativas, según fuentes del sector. "Otra cosa es cuando el sector se recupere en Bolsa y cotice a múltiplos de más de 1 vez el valor contable, ahí podría haber accionistas pensando en movimientos", añaden dichas fuentes.

Dos de los grupos que presentaron cuentas ayer, Liberbank y Unicaja, destacaron el dinamismo en la concesión de nuevos créditos. La entidad asturiana ha elevado la nueva producción en un 53% durante el primer semestre, con especial foco en empresas y consumo. Tras la ampliación de capital del año pasado, el grupo liderado por Manuel Menéndez está entre los más rentables y mejor capitalizados, con un ratio de máxima calidad del 12,2%.

Por su parte, Unicaja -que también se reforzó el año pasado con la salida a bolsa- también ha elevado la nueva producción crediticia a ritmos del 45% en empresas e hipotecas.

En el caso de Ibercaja, la entidad aragonesa figura en la parte baja del ránking en un año de transición por los costes del último ERE. Sin extraordinarios su beneficio hubiera escalado un 16%. El grupo mantiene el objetivo de salir a bolsa en 2020.

Abanca es la entidad líder en beneficio y capital dentro de estas comparables, gracias al saneamiento que se llevó a cabo en NCG Banco. Por ello, la entidad ha comprado recientemente la filial portuguesa de Deutsche Bank y estudia la adquisición de Caixa Geral en España. Kutxabank también figura entre las más capitalizadas del sector y su ROE se sitúa en la media, del 6,3%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba