Economía

Caixabank pide agilizar la moratoria hipotecaria y descarta una crisis de deuda

El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, estima que la deuda pública se irá al 112% del PIB en 2020

Oficinas de Caixabank en Barcelona.
Oficinas de Caixabank en Barcelona. Efe.

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, considera que los trámites para solicitar la moratoria hipotecaria podrían ser más ágiles y por ello ha pedido al Gobierno alternativas "más eficientes" para este tipo de procesos. Así lo ha señalado durante la rueda de prensa de resultados del primer trimestre del años, en la que también ha aprovechado para descartar por completo una posible crisis de deuda soberana en España. "Estamos en un momento en el que la deuda pública es sostenible y lo seguirá siendo", ha señalado.

El banquero se ha mostrado muy optimista en cuanto a los datos macro del país para 2021, pero también ha reconocido que la deuda pública se podría incrementar hasta el 112% del Producto Interior Bruto (PIB) este año. Por otro lado, Gortázar ha destacado que ahora es el momento de "rescata a ciudadanos y empresas", una tarea que corresponde al "sector público" y que se tiene que realizar "aumentando el déficit". 

Sobre la moratoria hipotecaria, el consejero delegado de Caixabank, ha destacado que las solicitudes aumentan a medida que se va a acercando el día de "pagar las facturas", aunque ha señalado que éstas disminuyen progresivamente. 

El número dos de Caixabank ha subrayado que "los créditos ICO no son un negocio para la banca" sino "un deber y una herramienta" que deben utilizar las entidades. Sobre el tipo al que se están aprobando los préstamos, ha señalado que se encuentran en el orden del 1,5% para las empresas y del 2,5% para los autónomos.

Resultados

Caixabank obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto de 90 millones de euros, un 83,2% menos que en el mismo período de 2019, tras realizar una provisión extraordinaria de 400 millones por la covid-19, y ha dejado sin efecto los objetivos financieros previstos para 2021 por el impacto de la pandemia.

Desde la declaración del estado de alarma y hasta el 23 de abril, más de 147.000 clientes han solicitado una o varias moratoria de pagos y la entidad ha gestionado 95.000 peticiones de aplazamiento hipotecario y 125.000 de consumo, que afectan a una cartera con un importe de unos 8.500 millones de euros.

En este período, la entidad ha concedido 14.000 millones de euros al sector empresarial, al margen de las líneas ICO, destinados a la financiación de grandes empresas, pymes, autónomos y emprendedores.

En cuanto a las líneas ICO, desde el inicio de su comercialización el banco ha gestionado 128.700 solicitudes por un importe de 11.140 millones, de los que 3.700 millones ya han sido abonados, según ha informado este jueves Caixabank.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba