Economía

Trump también amenaza a Criteria: BEA "sigue muy de cerca" los acontecimientos

El Gobierno norteamericano está reduciendo al mínimo el trato preferencial otorgado por Estados Unidos a Hong Kong, un estatus que ha convertido a la antigua colonia británica en uno de los centros de las finanzas mundiales. Criteria, el brazo inversor de La Caixa, posee el 17,45% de Bank of East Asia

El presidente de EE UU, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping.
El presidente de EE UU, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping. Efe.

La ofensiva de la Administración de Donald Trump contra China y sus intereses en Hong Kong amenazan también el negocio de Criteria.

La Caixa, a través de su sociedad de inversión Criteria, posee el 17,45% de Bank of East Asia (BEA), uno de las mayores entidades financieras de la antigua colonia británica y con fuerte presencia en la China continental.

La entidad presidida por Isidro Fainé tuvo que registrar un deterioro de 580 millones de euros en el valor contable de su participación en BEA en las cuentas presentadas en marzo del pasado año. Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y las duras jornadas de protestas vividas en Hong Kong contra el Gobierno chino, obligaron a Criteria a llevar a cabo ese fuerte deterioro.

"El banco sigue de cerca la situación", dicen en BEA a este diario sobre las medidas anunciadas por Trump

Pero ahora, con la intensificación de la ofensiva del Gobierno estadounidense hacia China y su política sobre Hong Kong, los intereses de Caixa en BEA pueden verse de nuevo resentidos.

El pasado martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el fin del tratamiento preferencial para Hong Kong y dijo que había firmado la ley de sanciones para penalizar a funcionarios chinos que impongan nuevas reglas de seguridad para la región.

El anuncio de Trump de la pasada semana es un paso más en la política estadounidense hacia China y Hong Kong, después de que en mayo el presidente ordenara a su Gobierno reducir al mínimo el trato preferencial otorgado a la ciudad semiautónoma, lo que ha contribuido a convertir a Hong Kong en centro financiero global durante las dos primeras décadas del siglo XXI.

EL 60% de los activos gestionados por BEA se encuentran en Hong Kong y un 27% en China

"Hasta ahora se han revelado detalles limitados sobre lo que implica [el anuncio del martes de Trump]", indican a Vozpópuli desde BEA. "El banco sigue de cerca la situación", señalan.

"Dados los sólidos fundamentos del sector financiero de Hong Kong, desde una perspectiva a largo plazo, BEA confía en la perspectiva de Hong Kong como centro financiero internacional y continuará desarrollando su negocio para satisfacer las necesidades de sus clientes", añaden desde el gabinete de comunicación del banco de Hong Kong participado por Criteria a este diario.

La Caixa adquirió en 2007 el 4% del Bank of East Asia por 265 millones, en la primera operación que la entidad catalana realizaba en Asia. A partir de ahí fue ampliando su presencia en el capital del banco controlado por la familia Li, hasta que en 2015 vendió el 17,5% que había alcanzado a Criteria Caixa. En aquella operación el banco también traspasó a Criteria su participación en el grupo financiero mexicano Inbursa, en una operación valorada en 2.651 millones de euros.

Isidro Fainé abandonó el puesto en el consejo de administración de BEA a finales del pasado mes de abril

Criteria ocupa un puesto en el consejo de administración de BEA. Hasta ahora ese cargo ha sido representado por el presidente de la entidad española, Isidro Fainé, pero este renunció al puesto a finales del pasado mes de abril, quedando desde entonces vacante.

El brazo inversor de Caixa explica en sus últimas cuentas que tiene establecido con BEA "un acuerdo estratégico de inversión y colaboración, también entre las fundaciones de BEA y Fundación Bancaria la Caixa". "Cabe indicar que CaixaBank, empresa asociada del Grupo Criteria, tiene un rol de socio bancario (banking partner) con BEA para desarrollar actividades comerciales", señala.

BEA, que gestiona activos por valor superior a los 100.000 millones de dólares, celebró su centenario en 2019 en un entorno marcado por la disputa comercial entre Estados Unidos y China, y las prolongadas protestas sociales en Hong Kong. También fue un año de transición para BEA, con el nombramiento de los nuevos consejeros delegados, los dos hijos de David Li. 

Durante este año se han intensificado también las presiones del fondo Elliot, con cerca del 8% del capital de BEA, para que el banco proceda a llevar a cabo desinversiones. El 60% de los activos gestionados por BEA se encuentran en Hong Kong y un 27% en China; el 13% están en el exterior.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba