Banco Popular Los bufetes de abogados 'aplauden' las conclusiones del informe de Deloitte

Un informe más optimista de Deloitte sobre Popular podría haber puesto punto y final a miles de demandas que ya hay interpuestas en los tribunales y las que están preparándose

Sede General de los Juzgados en Plaza Castilla
Sede General de los Juzgados en Plaza Castilla Tere García

Nunca llueve a gusto de todos, aunque en el caso de Banco Popular, sí lo hace para las decenas de abogados que representan a los accionistas y bonistas que perdieron su dinero hace un año. Los representantes legales esperaban desde hace meses el resultado del tercer informe de la resolución, de Deloitte, conscientes de que un informe positivo hubiera puesto punto y final a todas las demandas y su trabajo de los próximos años.

Así, el documento que ha preparado la auditora tenía como meta evaluar si los acreedores del banco hubieran estado en mejor posición si Popular se hubiera liquidado en lugar de resolverse y venderse a Santander. En caso de que hubiera sido así, la Junta Única de Resolución (JUR) hubiera tenido que indemnizar a los accionistas y bonistas hasta el importe calculado. 

Lejos de ellos, el informe de Deloitte apunta que una liquidación hubiera sido mucho más cara para los acreedores, entre 12.000 y 22.700 millones.

Reacciones

"Como era de esperar, a los afectados del Popular sólo les quedará los tribunales para recuperar su dinero", señaló ayer la presidenta de ASUFIN, Patricia Suárez. "Cada vez hay más motivos para presentar la demanda civil para que los afectados puedan recuperar su dinero", añadió.

Desde Adicae anunciaron una amplia campaña para movilizar a los afectados del Popular "contra los falsos argumentos del lamentable organismo europeo de resolución bancaria".

Por su parte, los grandes inversores que pleitean en Europa criticaron el informe, ya que complica su batalla en Luxemburgo: "Estamos decepcionados pero no sorprendidos por las conclusiones del informe, que no son realistas. Revisaremos las supuestas bases utilizadas para las conclusiones de Deloitte. Hemos señalado en varias ocasiones que la decisión de la UE de contratar la misma firma -Deloitte- para hacer tanto el informe preliminar de hace un año, y ahora el análisis definitivo, hace dudar sobre la credibilidad delinforme final", asegura Richard East, socio director del despacho Quinn Emanuel, representante devarios tenedores de bonos de Popular incluidos Pimco, Anchorage y Algebris.

“El informe de Deloitte es irrelevante para las reclamaciones del grupo de inversores mexicanos. Presenta una opción falsa entre resolución e insolvencia, ni una ni otra era procedente, y por lo tanto no brinda una base relevante o legítima para medir el daño ocasionado por la resolución de Banco Popular. Banco Popular era un banco solvente y nunca debería haber sido resuelto", expone por su parte Javier Rubinstein, socio de Kirkland & Ellis.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba