Economía

El 'brexit' y el 'procés' pasan factura al empleo turístico en Cataluña y Baleares

Mientras que en términos globales este mes de marzo ha sido el mejor de la historia para el empleo turístico en España, se han producido importantes caídas en Baleares y Cataluña, que superan los 6.000 afiliados menos 

El 'brexit' y el 'procés' pasan factura al empleo turístico en Cataluña y Baleares.
El 'brexit' y el 'procés' pasan factura al empleo turístico en Cataluña y Baleares.

El pasado mes de marzo ha sido el mejor mes de marzo para el empleo turístico en nuestro país. Los afiliados a la Seguridad Social vinculados a actividades turísticas crecieron un 2,3% este año, alcanzando un total de 2.403.972 personas, la cifra más alta jamás registrada durante ese mes en empleo relacionado con el turismo, en parte motivado por la cercanía de la Semana Santa a mediados del mes de abril.

No obstante, los resultados no han sido positivos para todas las regiones por igual. Mientras que comunidades como Madrid han aumentado en más de 10.000 personas el número de afiliados a la Seguridad Social durante el mes de marzo, Cataluña y Baleares han registrado caídas superiores al millar de personas -y superiores a 4.000 en Baleares- a pesar de ser destinos turísticos clave en nuestro país durante esta época del año.

En términos relativos, con 83.636 afiliados, Baleares acusó el mayor descenso, del 4,8%, seguido de Cantabria, Asturias, Cataluña y Castilla y León, mientras que la de Madrid fue la comunidad donde más creció su número, un 4,5%, seguida de Navarra y el País Vasco, ambas con una del 3,3%.

Y es que el procés ha provocado que Cataluña haya dejado de ser la primera comunidad autónoma en materia de competitividad turística -ha pasado del primer puesto a ocupar la quinta posición- según advertían hace apenas una semana desde la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur).

Pérdida de competitividad

Si bien hace apenas un año Cataluña era “una referencia en el sector” se ha producido un frenazo que está limitando el crecimiento turístico en la zona. “Donde antes había excelentes ejercicios de marketing y planificación turística ahora se ha frenado y donde había cooperación con la administración central centrada en convenios eso ya no se producen", explicó entonces en una rueda de prensa el director de estudios de Exceltur, Oscar Perelli.

Para José Luis Zoreda, el motivo de esta caída en Cataluña está directamente relacionado con la situación política que ha marcado la agenda en la comunidad en los últimos años. "No nos engañemos, la preocupación única por el procés en los últimos años ha dejado marginada mucha acción del gobierno entre la cual se encuentra la política turística", aseguró Zoreda.

Algo similar ocurre en Baleares, que durante años ha sido el buque insignia del turismo español, sobre todo para el mercado internacional -y en particular, el británico-. La enorme incertidumbre que ha provocado el proceso del brexit en la sociedad británica ha limitado el consumo de los turistas británicos, llegando a provocar una caída de las ventas en las islas superiores al 5%.

De hecho, de acuerdo con los cálculos de Exceltur, se estima que la nueva prórroga acordada hasta el próximo mes de octubre por el Gobierno británico y la Unión Europea ha evitado la pérdida de más de 1.400 millones de euros al sector turístico español. Como consecuencia, Baleares también ha caído en el ránking de comunidades turísticas más competitivas hasta el séptimo puesto. 

Falta de acción política

Según Perelli, este descenso y la caída de Baleares se debe también a que estas comunidades han sido “lastradas y castigadas” por las cargas impositivas y las limitaciones sobre el sector turístico. Algunos ejemplos serían las moratorias hoteleras en Barcelona, así como el freno a la construcción de nuevos establecimientos hoteleros en Palma. 

De acuerdo con el presidente de Exceltur y el también presidente de la cadena de hoteles Meliá, Gabriel Escarrer, la tasa turística de Cataluña o Baleares "lo único que hace es restar competitividad" y advirtió que, además, el dinero recaudado no va a parar al sector. "En Baleares se recaudaron 123 millones de euros, y más del 50% se destinó a otros temas. Esto resta competitividad, crea incertidumbre e inseguridad jurídica", afirmó Escarrer.

Los empresarios de la industria del turismo balear son conscientes de la situación nacional e internacional, a la que se suma la caída de la llegada de turistas alemanes por culpa de la ralentización de su economía. Es por ello que el 72% de los empresarios baleares encuestados por la asociación han afirmado que este trimestre esperan una bajada importante de sus ventas.

En el caso de Cataluña, el porcentaje es menor -ya que el año anterior la inestabilidad política era mucho mayor- pero no deja de ser significativo: más de un 33% del sector cree que sus ventas o se mantendrán o empeorarán. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba