Economía

La brecha de las 'electrolineras': 75 en Cataluña contra 2 en Extremadura y Murcia

El número de vehículos eléctricos que se matricularon el año pasado, de en torno a 9.500 en todo el Estado, apunta a duplicarse este año al mismo tiempo que lo hacen los gestores de carga

Se estima que el coche eléctrico pudiera representar en 2040 un tercio de la flota mundial.
Se estima que el coche eléctrico pudiera representar en 2040 un tercio de la flota mundial.

El mercado del coche eléctrico es un mercado todavía residual en España, que no llega al 1% del mercado, debido quizá en parte a la falta de suministros de carga para estos vehículos de la que alertan desde el sector.

Casualmente, el número de vehículos eléctricos que se matricularon el año pasado, de en torno a 9.500, apunta a duplicarse este año (a fecha de julio, se habían registrado casi 7.000, según datos de la patronal de fabricantes ANFAC) al mismo tiempo que lo han hecho los gestores de carga o puntos que pueden hacer negocio con la energía eléctrica.

En España solo un gestor de cargas, que es una figura controlada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, está capacitado para cobrar por el suministro de energía eléctrica a vehículos eléctricos. A finales del año pasado había menos de 200 instalaciones de gestores de carga pero a fecha del 2 de julio rondaban ya las 400, según el registro de la CNMC. Los gestores de carga no deben confundirse con los puntos de carga gratuita - habitualmente ofrecidos por empresas que ofrecen otros servicios, como hoteles-, que según datos del sector, rondan los 4.000 en toda España, un número igualmente "muy bajo".

"Si se agilizan los trámites para los gestores de carga, es más probable que haya más puntos de carga, que siguen siendo pocos", dicen la portavoz de ANFAC, Noemí Navas. "Es como el huevo y la gallina: si se fomenta el coche eléctrico para impulsar el negocio de los gestores de carga o se impulsa el coche eléctrico mediante ayudas para que las empresas vean que hay negocio; sea como fuere, el mercado de los eléctricos tiene mucho margen de crecimiento, porque las ayudas a los coches se han agotado rápido y no se han repuesto y sigue habiendo muchas trabas para los gestores".

Las cifras de gestores en cualquier caso permiten perfilar hacia donde puede volcarse el negocio en el futuro e incluso dar cuenta de oportunidades de negocio no cubiertas. "Suelen ser mayores en las comunidades con mayores núcleos urbanos, en línea con las condiciones de los coches eléctricos", advierten desde la patronal de fabricantes de coches.

De Cataluña a Extremadura

Cataluña encabeza el registro de gestores de carga, con 75 instalaciones registradas, siendo asimismo la segunda comunidad donde mayor número de ventas de coches eléctricos se produjo en 2017: algo menos de 2.000. La demanda en la comunidad se triplicó en los últimos tres años.

Los 58 puntos de carga registrados en Madrid, en tanto, contrastan con los más de 4.000 vehículos eléctricos vendidos en la comunidad en lo que va de año. La venta de coches de este tipo se ha multiplicado por seis en el último trienio. Navas matiza en este sentido que buena parte de los eléctricos son coches de uso para empresas, un fenómeno que se acentúa en Madrid, donde asimismo han empezado a tener mucho peso los coches compartidos. 

Euskadi, que acaba de anunciar un ambicioso plan gubernamental de fomento al coche eléctrico, registra ya 59 instalaciones de gestores de carga para los cerca de 1.100 vehículos que circulan. Paralelamente, Baleares y Canarias, que registraron un número de ventas similar en términos absolutos al País Vasco en 2018 (cerca de 300 cada una de las tres), cuentan con muchos menos 'electrolineras': 10 en el caso de Baleares - las mismas que Navarra, donde se vendieron 57 vehículos este año, o Cantabria, donde se vendieron 45 - y 6 en el caso de Canarias. 

Andalucía, la comunidad con mayor población del Estado, registró ventas de coches eléctricos por en torno a 500 en lo que va de año y cuenta con 17 instalaciones de gestores de carga. En Valencia, donde este año se vendieron cerca de 400 coches, hay 12 instalaciones. En Castilla y León, donde se vendieron 160 coches en 2018, hay ya 14 instalaciones; en Galicia y Castilla La Mancha se vendieron un número similar de coches, pero se registran menos instalaciones: siete en Galicia y tres en Castilla La Mancha. En Aragón, hay 6 instalaciones - se vendieron cerca de 90 vehículos este año - y en Asturias, tres - 80 vehículos en 2018.

Extremadura y Murcia se encuentran entre las las comunidades con menor número de instalaciones de carga, dos para cada una, habiéndose registrado la venta de 45 coches eléctricos en la primera en lo que va de año y 79 en la segunda. La Rioja, en tanto, no registra ningún gestor y apenas 26 ventas en 2017. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba