Economía

El mayor fondo buitre en España busca un pelotazo de 6.000 millones con aplicaciones de ligoteo

Blackstone irrumpe en el mercado de las aplicaciones de ligoteo comprando la propiedad de MagicLab. Con ella buscará competir contra Match Group, dueña de Tinder

Oficina de Blackstone.
Oficina de Blackstone. Efe.

Blackstone, el fondo de inversión inmobiliaria internacional con mayor presencia en España, ha bendecido el negocio de las aplicaciones digitales de citas con su irrupción en la propiedad de MagicLab, dueña de apps como Badoo y Bumble.

La primera de ellas, Badoo, de las primeras aplicaciones de citas que surgieron en el mercado (y por ello, quizá, de las más rudimentarias), tiene una cartera estabilizada de 400 millones de usuarios, siendo España una de sus principales fuentes de negocio. La segunda, Bumble, lanzada en nuestro país a finales del año pasado, recorre un imparable camino al alza: tiene ya unos 50 millones de usuarios y crece a un ritmo suficiente para alcanzar los 200 millones al cabo de 2020.

Si bien el grupo no desglosa exactamente cifras sobre la procedencia de sus ingresos y facturación, parece claro que Bumble, la app en la que las mujeres "dan el primer paso" (solo ellas puedan iniciar la conversación) a fin de propiciar que "se cambie la dinámica a la hora de ligar" y las relaciones se basen "en el respeto y en la igualdad", es el gran motor de la decisión de Blackstone de haber comprado la propiedad mayoritaria de MagicLab, que ahora vale 3.000 millones de dólares, según apuntan desde el fondo de inversión estadounidense, así como también fuentes del mercado.

"Blackstone mete la nariz donde hay negocio sí o sí"

"Estamos entusiasmados de invertir en MagicLab, que es pionero en la industria de citas en línea. Tienen un equipo altamente talentoso y un sólido conjunto de plataformas, incluido Bumble, que se construyó con el compromiso de la inclusión y el empoderamiento femenino. Esta asociación es un ejemplo perfecto de la capacidad de Blackstone de utilizar su escala, su horizonte de inversión a largo plazo y su profundo banco de recursos operativos para ayudar a los empresarios a aprovechar las oportunidades de crecimiento transformacional para crear líderes mundiales de la industria a lo largo del tiempo", afirman desde Blackstone, cuya entrada en el grupo ha derivado en que la estadounidense Whitney Wolfe Herd, fundadora de Bumble (y cofundadora en su día de Tinder), pase a ser la nueva 'mandamás' del grupo en lugar de su fundador, el ruso Andrey Andreev, que ha vendido su participación. 

"Nuestro negocio ha crecido hasta el punto de convertirse en uno de los más exitosos de la industria, nuestra tecnología y propiedad intelectual en el grupo sigue siendo de las mejores. Esto hace que fuera el momento perfecto para comenzar a buscar nuevos inversores e incorporar un nuevo socio con el que acelerar nuestro crecimiento", ha explicado Andreev a Vozpópuli"Me he sentado con algunos de los bancos y fondos de inversión más poderosos del mundo, los cuales estaban muy interesados en conocer más acerca de los negocios que hemos construido. Entonces fue cuando conocí a Blackstone, una firma de inversión global que gestiona cerca de medio billón en bienes en todas las industrias, y entonces sentí que alguien realmente comprendía el potencial de nuestro negocio. A medida que mis conversaciones con Blackstone progresaban, me di cuenta de que había una oportunidad de colaborar con ellos y hacer crecer nuestro negocio de una manera exponencial".

Pelotazo en un mercado incipiente

"Blackstone mete la nariz donde hay negocio sí o sí, esto es, grandes rentabilidades", apunta Diego Morín, analista de inversiones de IG experto en el sector. "Ve una gran oportunidad de negocio en competir con Match Group (dueño de Tinder), que ha registrado un crecimiento increíble y hasta ahora no ha tenido una gran competencia, a través de un grupo con el potencial que dan los usuarios que ya tiene Badoo y los que puede dar Bumble".

La operación de Blackstone, tutelada por CitiGroup, ha sido bien recibida por los inversores del fondo, creciendo el valor de sus acciones en un 0,78% este lunes. Las de Match Group, cuya capitalización bursátil se ha multiplicado por siete desde su entrada en el Nasdaq en 2015, hasta los 19.000 millones, ha sufrido en el inicio de esta semana una caída de casi el 1% en sus acciones fruto, según los expertos, del miedo a la competencia que podría plantear Blackstone.

Expertos del sector apuntan a Vozpópuli que un inversor con la potencia de Blackstone podría obtener beneficios por valor de 6.000 millones de dólares en el próximo lustro a partir de una empresa con el potencial de MagicLab, que además de Badoo y Bumble tiene también otras incipientes aplicaciones de ligoteo como Chappy (dirigida al público masculino homosexual) y Lumen (para el público de ambos sexos con más de 50 años de edad).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba