ECONOMÍA

El BCE penaliza a España por su población: le recomprará 1.155 millones menos en 2019

Mario Draghi ha confirmado que España es el país que pierde más cuota respecto a los demás países de la Eurozona, lo que supone que le recomprará menos deuda de lo esperado

Mario Draghi, presidente del BCE.
Mario Draghi, presidente del BCE. Efe.

El Banco Central Europeo (BCE) ha confirmado que España pasará de representar un 12,5% del total de países de la Eurozona a un 11,9% en 2019 y que utilizará esa nueva cuota para decidir cuánta deuda le recompra el próximo año. Esto supone que invertirá 1.155 millones de euros menos en recomprar su deuda de lo que invertiría en nuestro país si se hubiera mantenido el porcentaje anterior. 

¿A qué se debe esa reducción? Tal y como habíamos adelantado en Vozpópuli, la razón principal es el devenir de la población española, que ha experimentado una importante caída de la tasa de natalidad paralela a un acuciante envejecimiento demográfico. 

El porcentaje que representa cada país, conocido como 'capital key', se decide en función del Producto Interior Bruto (PIB) y la población de cada país, por lo que dado el robusto crecimiento económico de España desde enero de 2015 -fecha en que se estipuló el último reparto- se asume que es la población la que ha provocado el descenso. 

El BCE destinará 192.477 millones de euros entre enero y noviembre de 2019 a la recompra de deuda de los países europeos, de los que un 11,9% se destinará a la española, es decir, 22.904 millones de euros. Si esa cuota hubiera seguido siendo del 12,5%, la cifra ascendería a 24.059 millones, con lo que España dejará de percibir 1.155 millones. 

No obstante, la reducción no será drástica ni se aplicará desde el primer día del año próximo, sino que se llevará a cabo de forma gradual, diluyendo el descenso a lo largo del año. 

"Cualquier ajuste de la asignación de la cartera en los países será gradual y se calibrará para que sea apropiada para garantizar las condiciones ordinarias del mercado", señala la entidad en una nota de prensa de forma deliberadamente ambigua. 

Estos activos de renta fija incluyen deuda pública (el 82,5% de las compras), cédulas hipotecarias (11%), titulizaciones (3,4%) y deuda corporativa emitida por empresas (3,1%).

Junto a España se ha reducido también la representación de Grecia (-0,4 puntos), Italia (-0,53) o Portugal (-0,12), mientras que ha aumentado la de Alemania (0,81 puntos más), Francia (+0,26) o Bélgica (+0,11), entre otros.

El nuevo 'capital key', que actualiza el que ha estado en vigor desde enero de 2015 y penaliza a España con más de medio punto porcentual (0,58%), entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2019 y afectará tanto a la recompra de deuda como a otros asuntos (la cuota que paga el Banco de España por estar adscrito al BCE o la cantidad de billetes que debe imprimir el país). 

Además, la reinversión en un menor volumen de deuda supondrá una menor entrada de liquidez en el país, por lo que "podría suponer un encarecimiento de la financiación del medio y largo plazo", explica a Vozpópuli Virginia Pérez, directora de renta variable de Tressis, que aclara que el corto plazo no se verá afectado "porque se mantiene el tipo de facilidad de depósito en el -0,4%".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba