Economía

BBVA alerta de un peligroso 'cóctel' de freno en la vivienda y pesimismo económico

El Observatorio Inmobiliario del banco constata el freno de la vivienda y alerta al inmobiliario tanto de la visión "algo más pesimista" de los hogares sobre el curso de la economía como de un "estancamiento del sentimiento del empresariado en torno a la evolución del sector"

Edificios en construcción.
Edificios en construcción.

El observatorio inmobiliario de BBVA Research, el departamento de investigación de la entidad bancaria, constata un freno en la evolución de la compraventa de viviendas simultaneado con un creciente pesimismo e incertidumbre en los hogares y empresarios sobre el curso de la economía y el sector.

Así las cosas, el banco incide en una caída de la compraventa en septiembre, que ha supuesto que la cifra global de operaciones haya descendido un 4,4% en los primeros nueve meses del año respecto a 2018. En paralelo, el estudio del banco incide en una bajada del 11% en las solicitudes de visados de obra nueva en agosto frente a los crecimientos de más del 20% de principios de año.

Las últimas estadísticas de Fomento apuntan a una recuperación del 14% en septiembre pero a un ritmo general que, de mantenerse, supondría que el año se salde con 110.000 visados frente a los 128.000 del año pasado (tras años al alza) y los 115.000 estimados por la Asociación de Promotores Constructores de España el pasado mes de octubre.  

El informe del BBVA, que se apoya también en los datos del Centro de Información Estadística del Notariado y ha sido realizado por Félix Lores, incide en la "elevada volatilidad" y el "parón en junio y julio" que ha supuesto para el inmobiliario la puesta en marcha de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que, según el sector, ha retrasado las notarías en el mercado una media de tres meses

En octubre, los hogares se mostraron algo más pesimistas respecto a la evolución de la situación económica en los próximos doce meses"

El estudio también recuerda elementos contextuales "que siguen siendo favorables para el inmobiliario" como un crecimiento del 0,2% del número de afiliados y el sostenido atractivo de las condiciones financieras para quienes requieran financiación ajena a la hora de adquirir una vivienda.

Sin embargo, el estudio del BBVA incide en que, "tras el elevado crecimiento de agosto derivado del parón que registró el mercado en los meses de junio y julio" por la nueva ley, se produjo una "contracción en septiembre", y advierte así de otras tendencias que no están evolucionando de forma favorable para el sector.

La recuperación de agosto no se ha sostenido en septiembre, mes en el que las ventas incluso han caído respecto al septiembre del año pasado"

Entre ellas, un aumento del desempleo en el mes de octubre, del 0,4%, y un mayor "deterioro" de la confianza de los consumidores, pese a mantenerse todavía en niveles superiores a los registrados durante la crisis. "En octubre, los hogares se mostraron algo más pesimistas respecto a la evolución de la situación económica en los próximos doce meses", señala el estudio, haciéndose eco del último índice de confianza de consumidores de Eurostat. 

"La recuperación de agosto no se ha sostenido en septiembre, mes en el que las ventas incluso han caído respecto a septiembre del año pasado", remarca a VozpópuliFélix Lores. "La ley del crédito inmobiliario es un factor fundamental para entender lo que ha pasado en el año pero luego también hay otros aspectos, como la ley de alquileres que entró en vigor en el mes de mayo, y la incertidumbre general entre los compradores e inversores sobre la política económica a nivel nacional y local, en un año además de elecciones como el actual".

Freno de precios y contracción de visados

Así las cosas, "el precio no ha recuperado la tracción que venía mostrando hasta el segundo trimestre de 2019, cuando el crecimiento del precio se desaceleró", añade el estudio.

Al cabo del año, los precios han subido a un promedio interanual del 3,5% hasta una cifra que sigue siendo un 12,5% superior al mínimo alcanzado durante la crisis.

El BBVA alerta de un "estancamiento del sentimiento del empresariado en torno a la evolución del sector"

El mayor síntoma del frenazo percibido por el banco se encuentra en la solicitud de visados de obra nueva. "La actividad constructora perdió tracción en el mes de agosto", en el que se produjo una contracción del 11% tras corregirse la estacionalidad y el efecto calendario de la serie. 

"Esta moderación de la actividad en el sector se vislumbra en otras variables", añade el estudio, haciendo hincapié en que el indicador de clima de la construcción residencial refleja un "estancamiento del sentimiento del empresariado en torno a la evolución del sector", al tiempo que "el mercado de suelo en octubre mostró una reducción de la superficie transada".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba