Economía

La batalla por el cuadro del Thyssen robado por los nazis continúa: Los Cassirer apelan

Los descendientes del antiguo dueño del cuadro que puede contemplarse en el Thyssen apelarán el próximo día 6 de septiembre la decisión, conocida en mayo, de un juez de EEUU de considerar legítima la propiedad de la fundación con sede en Madrid de la obra 

Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro.
Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

La familia Cassirer, descendientes del antiguo propietario del cuadro Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro, que en la actualidad puede contemplarse en el Museo Thyssen de Madrid, mantiene la batalla por la obra de arte, valorada en unos 30 millones de dólares.

El pasado mes de mayo un juez de Estados Unidos consideró legítima la propiedad de la Fundación Thyssen del cuadro. Los Cassirer habían denunciado que el mismo había sido expoliado por los nazis a finales de los años treinta del pasado siglo.

De acuerdo a documentación que puede consultarse en la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, los Cassirer han apelado la decisión de mayo del juzgado estadounidense. La primera vista se celebrará el próximo día 6 de septiembre, conociéndose las conclusiones un mes después.

El Tribunal no puede obligar al Reino de España o a la Fundación Thyssen a cumplir con sus compromisos morales, dijo el juez

La apelación de los Cassirer se sustenta en la misma decisión del juez que en mayo dio por legítima la propiedad actual de la obra de arte.

A pesar de que el magistrado consideró que la Fundación Thyssen era el legítimo dueño del cuadro, en el auto lamentaba la actuación del Estado español al defender la posición del museo madrileño, y también advertía que el barón Thyssen debía haber conocido que había sido robado por los nazis.

"El Tribunal no tiene más remedio que aplicar la Ley española y no puede obligar al Reino de España o a la Fundación Thyssen a cumplir con sus compromisos morales". En consecuencia, añadía el juez, "la Fundación Thyssen es el propietario legítimo de la pintura, y el Tribunal debe emitir una sentencia a favor suya".

El magistrado recordaba en su auto de mayo que España firmó en 1998, junto con otros 43 países, los Principios de Washington, por el que las naciones se comprometían a restituir a sus propietarios obras confiscadas por los nazis; en 2009 los países que firmaron aquel compromiso lo revalidaron en la Declaración de Terezin

"La negativa de la Fundación Thyssen es inconsistente con los Principios de Washington y la Declaración de Terezin", afirmaba el juez.

El expolio de 1939

Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia, de Camille Pissarro, pintado en 1897, se expone en el museo de la Fundación Thyssen en Madrid desde el año 1993. 

En el año 1939 Lilly Cassirer y su marido se vieron obligados a renunciar a la pintura a cambio de 360 dólares y un permiso para huir de la Alemania nazi y establecerse en Inglaterra. Poco después la obra se vendió en una subasta nazi en Dusseldorf y fue adquirida por un comprador desconocido de Berlín

A principios de la década de los años cincuenta del pasado siglo, el cuadro fue vendido a un coleccionista de California por 14.850 dólares, y después a otro en St. Louis por 16.500 dólares. En 1976, el barón Hans-Heinrich Thyssen-Bornemisza lo adquirió al dueño de una galería de Nueva York, por 275.000 dólares.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba