Deporte S.A.

El Barça evita pagar un millón a Hacienda tras alegar que ningún banco le auxilia

El club ha esgrimido la pandemia, su situación económica y la negativa de la banca a actuar como avalista para que la Audiencia Nacional le suspenda deudas con la Agencia Tributaria

Carlos Tusquets, presidente de la Comisión Gestora del Fútbol Club Barcelona.
Carlos Tusquets, presidente de la Comisión Gestora del Fútbol Club Barcelona. Europa Press

El Fútbol Club Barcelona ha conseguido que la Audiencia Nacional le suspenda deudas con Hacienda equivalentes a un millón de euros (1.013.886 euros), según se desprende de un auto del pasado 30 de noviembre al que ha podido acceder Vozpópuli.

La Agencia Tributaria ordenó en marzo de 2020 a la entidad blaugrana el pago de esa suma total por "acuerdos de liquidación dictados en concepto de Retenciones/Ingresos a Cuenta, Impuesto sobre la Renta de No Residentes, periodo enero de 2012 a junio de 2015, por importe total de 580.859,72 euros (...) y contra los acuerdos de imposición de sanción, derivados de los mismos y por importe total de 433.027,27 euros", según se recoge en el auto cotejado por este medio.

El Barça ha alegado una serie de motivos para frenar la ejecución de esas deudas con el Fisco, entre los que sobresalen el impacto de la pandemia en las cuentas del club, su delicada situación financiera y la negativa de los bancos a actuar de avalistas de la institución.

Según recoge el auto de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, el club blaugrana ha esgrimido: "La pandemia de la covid-19 ha generado una reducción sustancial de los ingresos, siendo la actividad que desarrolla una de las actividades más afectadas por la crisis económica derivada de la crisis sanitaria; el impacto financiero que la crisis sanitaria y económica ha supuesto para los principales clubes del fútbol; la situación financiera que revela el balance de fecha 31 de mayo de 2020; la tesorería positiva obedece al endeudamiento del club; el fondo de maniobra del club es negativo; la concesión de un ERTE de fuerza mayor para parte de su plantilla (528 empleados) que finalizó el 20 de agosto de 2020, debiendo hacerse cargo de sus sueldos y salarios; la existencia de otras obligaciones tributarias litigiosas; y la denegación de avalar los acuerdos sancionadores por tres entidades bancarias con las que habitualmente trabaja, sin que hasta el momento haya podido obtener garantía, cuyas cartas denegatorias se acompañan, y la presunción de inocencia".

Modus operandi

Estos argumentos evocados por el Barça se asemejan a los que le permitieron en octubre aplazar el pago de otros 22,7 millones adeudados desde junio de 2020 a la Agencia Tributaria por"'retenciones e Ingresos a Cuenta de los Rendimientos por Trabajo/Profesional' de enero de 2012 a junio de 2015", informó ya este medio. 

Fuentes cercanas a la patronal de clubes, La Liga, aseguraron en su momento a este periódico que esa deuda de 22,7 millones aparecía ya provisionada en las últimas cuentas presentadas por los culés. Por tanto, decían las mismas fuentes, el Barça no correría la misma suerte ni su caso es comparable al de otros clubes que, por deudas con el Fisco, acabaron siendo descendidos de categoría.

El Barça acabó la temporada 2019/2020 con pérdidas por 97 millones y una deuda superior a los 800 millones pese a un ebitda de cien millones

Al igual que en el caso de los 22,7 millones, la Audiencia ha dado dos meses a la entidad que preside la gestora de Carlos Tusquets para que consiga alguna forma de garantía o aval bancario de que pagará en algún momento la deuda de un millón de euros.

Llama igualmente la atención el contraste entre la deuda que los culés han logrado ahora suspender (un millón de euros) y el presupuesto previsto por el club para la actual temporada, de 828 millones de euros (llegó a ser de mil para la temporada 2019/2020). El abogado del Estado, en cualquier caso, no ha opuesto ahora argumentos a la suspensión de la deuda solicitada por el Barça.

Situación crítica para un club de mil millones en 2019

La propia institución ha reconocido tener, tras el impacto de la pandemia, solo 35 millones de euros en fondos propios

En 2019, se había convertido en el equipo que más facturaba a nivel mundial (cerca de mil millones anuales) a costa de unos niveles de gasto que se han revelado excesivos frente a una circunstancia sobrevenida como la covid.

El Barça acabó la temporada 2019/2020 con pérdidas de 97 millones y una deuda superior a los 800 millones pese a contar con un ebitda de 100 millones.

La Liga le ha instado a aplicar una rebaja salarial a la plantilla del 42%, la mayor en términos absolutos y relativos de toda la primera división. Por lo pronto, los jugadores han accedido a aplazar el 27% de sus salarios (172 millones)

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba