Economía

El Sabadell gana 94 millones hasta marzo tras provisionar 213 millones por el coronavirus

Encara la crisis de la covid-19 con un ratio de capital CET1 'fully-loaded' proforma del 12,1%

Banco Sabadell gana 94 millones hasta marzo tras provisionar 213 millones por el coronavirus
Banco Sabadell gana 94 millones hasta marzo tras provisionar 213 millones por el coronavirus Europa Press

El Banco Sabadell ha cerrado el primer trimestre de 2020 con un beneficio neto atribuido de 94 millones de euros, un 63,7% menos respecto al mismo periodo de 2019, tras realizar dotaciones extraordinarias de 213 millones por posibles deterioros asociados a la crisis de la covid-19, mientras que sin tener en cuenta este efecto el beneficio ascendería a 245 millones, un 5,1% menos.

Sin tener en cuenta TSB, la filial británica del grupo catalán, el beneficio neto atribuido ascendió a 101 millones de euros a cierre del primer trimestre, un 59,9% menos, según ha comunicado este jueves el banco presidido por Josep Oliu a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad financiera encara la crisis del coronavirus con la solidez de un ratio de capital CET1 'fully-loaded' que se sitúa en el 11,6% a cierre de marzo de 2020 --el ratio CET1 'fully-loaded' proforma se sitúa en el 12,1%-- , y en términos de liquidez el ratio LCR (Liquidity Coverage Ratio) se sitúa en 172% a nivel grupo (184% excluyendo TSB y 256% en TSB).

Los ingresos del negocio puramente bancario --margen de intereses y comisiones netas-- decrecen un 0,8% (un 0,3% excluyendo TSB), y el margen de intereses se sitúa en 884 millones, lo que representa una reducción del 1,8% en el año, mientras que el margen de clientes se sitúa en el 2,58% (2,5% excluyendo TSB) y el margen sobre activos totales medios en el 1,62% (1,46% excluyendo TSB).

Las comisiones netas alcanzan los 349 millones de euros, un 1,9% más interanual, mientras que en el trimestre presentan una caída del 6% (4,6% excluyendo TSB) impactadas por la menor actividad relacionada con el Covid-19 y por la volatilidad en los mercados financieros y el efecto estacional en las comisiones de gestión de activos.

El total de costes asciende a 778 millones de euros a cierre de marzo de 2020 y experimenta un decremento del 8,1% (7,9% excluyendo TSB) con respecto al trimestre anterior destacando la reducción de los costes recurrentes como los no recurrentes, que incluyen cinco millones de costes de reestructuración de TSB.

El total de dotaciones y deterioros asciende a 454 millones de euros en el primer trimestre (416 millones excluyendo TSB), frente a los 190 millones del mismo periodo del año pasado debido a las provisiones de 213 millones por el Covid-19.

La inversión crediticia bruta viva cierra el primer trimestre de 2020 con un saldo de 143.475 millones (108.631 millones excluyendo TSB) y presenta un crecimiento interanual del 2,4% (3,4% sin tener en cuenta la filial británica), mientras que en términos trimestrales registra una caída del 0,8% (crecimiento del 0,5% excluyendo TSB) impactada por el cobro por parte del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

A cierre de marzo, los recursos de clientes en balance totalizan 144.005 millones de euros (109.414 millones sin considerar TSB) y presentan un aumento del 2,9% interanual (3,3% sin TSB) por el crecimiento de las cuentas a la vista, y una caída del 1,6% intertrimestral (-1,3% sin TSB) por la reducción en depósitos a plazo, mientras que el total de recursos de clientes fuera de balance asciende a 40.044 millones de euros.

Los saldos de cuentas a la vista alcanzan los 118.878 millones (87.498 millones excluyendo TSB) , representando un incremento del 7,8% interanual (10,6% sin considerar TSB) y manteniéndose así en línea respecto el trimestre anterior (crecimiento del 0,7% sin TSB) , y los depósitos a plazo se sitúan en 25.115 millones (21.905 millones sin TSB) .

Los recursos gestionados alcanzan los 207.957 millones (171.011 millones excluyendo TSB) frente a los 206.353 millones de un año antes (169.637 millones sin TSB) , lo que supone un incremento interanual del 0,8% tanto a nivel grupo como sin considerar la filial británica.

Reducción de activos problématicos

Banco Sabadell ha continuado reduciendo los activos problemáticos, que a cierre de marzo se sitúan en 7.422 millones, de los que 6.112 millones corresponden a activos dudosos y 1.310 millones a activos adjudicados.

Este nivel de activos problemáticos hace que el ratio de activos problemáticos netos sobre el total de activos se reduzca y se sitúe en el 1,7% comparado con el 1,8% del primer trimestre del año anterior, y la cobertura de activos problemáticos se sitúa en el 49,6%, siendo la cobertura de dudosos del 52,8% y la cobertura de los activos adjudicados del 34,4%.

La ratio de activos problemáticos sobre la inversión crediticia bruta más los activos inmobiliarios se sitúa en el 4,9% desde el 5,5% en el primer trimestre del año anterior, y la ratio de morosidad del grupo alcanza el 3,8%, mejorando así respecto el primer trimestre del año anterior, que se situaba en el 4,1%.

Líneas Ico y aumento de la digitalización

Banco Sabadell ha completado el primer tramo de líneaICO, con un total de 2.125 millones en créditos a pymes, autónomos y empresas, y el número de operaciones en curso actualmente es de 61.036, por un volumen de 7.887 millones de euros.

Al segmento de pymes y autónomos corresponden 60.195 operaciones por importe de 5.384 millones, y en el de empresas el total de operaciones es de 841 por importe de 2.503 millones, y el banco prevé agotar totalmente la segunda y tercera línea de liquidez habilitada para estos segmentos.

Como consecuencia de las medidas derivadas por el estado de alarma por el coronavirus, en abril se han incrementado un 13% las operaciones en la web, han crecido en un 9% los accesos a la 'app', el 96% de las transferencias se han realizado por estos canales remotos y el 20% de los nuevos clientes digitales superan los 65 años, doblando la media de trimestres anteriores.

La entidad financiera ha extendido el teletrabajo al 73% de empleados de su red comercial y el 97% en centros corporativos, asegurando la continuidad operativa para los clientes.

TSB implementa su plan estratégico

TSB sigue implementando el plan estratégico 2019-2022, que pretende mejorar el beneficio recurrente de la entidad hasta la horquilla de entre los 130 y 140 millones de libras (152 y 163 millones de euros) al final del periodo.

La inversión crediticia asciende a 34.844 millones de euros mostrando una caída del 0,6% interanual impactado por la depreciación de la libra, mientras que a tipo de cambio constante, el crecimiento es del 2,7% interanual impulsado por el aumento de la cartera hipotecaria.

Los recursos de clientes en balance ascienden a 34.590 millones y presentan un aumento del 1,7% interanual impactado por el efecto negativo del tipo de cambio de la libra, mientras que a tipo de cambio constante el crecimiento es del 5% interanual apoyado en el crecimiento de cuentas corrientes derivado del bajo entorno de tipos de los depósitos a plazo.

En cuanto a las medidas para hacer frente a la covid-19 ofreciendo soluciones de financiación a sus clientes, destaca la puesta en marcha de una moratoria hipotecaria de tres meses, que se ha extendido a su vez a los préstamos a personas y tarjetas de crédito, y para el segmento de empresas se ha establecido una moratoria de capital de seis meses.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba