Banca

Pánico a las demandas: la banca cierra a los españoles sus 'productos tóxicos'

Bankia, BBVA, Santander,y BMN han emitido en el último año atractivas emisiones de bonos convertibles en acciones (conocidos como Cocos) de las que han excluido a los inversores residentes en España.

Sede de Bankia en Madrid.
Sede de Bankia en Madrid. Efe.

El miedo a posibles demandas ha llevado a la banca española a discriminar a sus compatriotas de invertir en alguno de sus productos más complejos, pero que también ofrecen una atractiva rentabilidad.

Bankia, Santander, BBVA, y BMN, al menos, han realizado en los últimos meses emisiones de bonos convertibles de las que excluyen al inversor residente en España. "Ahora mismo no hay certeza jurídica en España sobre la venta de un determinado producto financiero", señalan en uno de los bancos mencionados, en el que admiten que es esa "inseguridad jurídica" la que provoca la restricción de la venta en el país.

Los varapalos judiciales sufridos por la banca española por la venta de preferentes, o cláusulas suelo, está llevando a las entidades financieras a ser extremadamente cautas en la comercialización de otros productos. Los casos financieros, que afectan a decenas de miles de clientes de la banca, han impulsado la creación y crecimiento de despachos de abogados especializados como Arriaga Asociados, Zunzunegui Abogados, o Navas & Cusí, entre otros muchos, con estructuras de trabajo parecidas a las líneas de montaje de una fábrica de automóviles.

"Es una discriminación por razón de nacionalidad", opina el socio de una agencia de valores

Bankia comunicó el pasado día 17 de julio el desembolso de una emisión de bonos perpetuos contingentemente convertibles en acciones ordinarias del banco (conocidos como CoCos) por importe de 750 millones de euros. La remuneración de los valores emitidos quedó fijada en un 6% anual para los primeros cinco años. "La Emisión está dirigida exclusivamente a inversores profesionales y en ningún caso podrá ser colocada o suscrita en España ni entre inversores residentes en España (...)", indica Bankia en la información al respecto enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

"En mi opinión es una discriminación por razón nacionalidad", comenta el socio de una agencia de valores que prefiere no ser identificado. "He intentando comprar en el último CoCo de Bankia [una emisión de bonos convertibles en acciones de la entidad], y no me han dejado, solo puedo hacerlo en el mercado secundario", se queja. "Es absurdo", lamenta. "¿Cómo es posible que un francés que no ha participado en el rescate de Bankia pueda ahora comprar CoCos y yo por ser español no pueda hacerlo?", se pregunta indignado.

Los bonos contingentes convertibles (Cocos, Contingent convertible capital instruments ) son un tipo de deuda de vencimiento perpetuo, en la que sus dueños son los últimos tenedores de deuda en cobrar, solo por delante de los accionistas, en caso de impago. Tienen similitudes con las antiguas preferentes, no tienen vencimiento prefijado, el banco puede cancelar el pago del cupón discrecionalmente, incluso puede desparecer el pago del principal o convertirse en acciones si la entidad presenta problemas de solvencia, como bien saben los inversores en Banco Popular.

"Un juez ha dado la razón a uno de nuestros clientes que era abogado especializado en banca, así no hay seguridad jurídica"

BMN anunció en noviembre de 2016 haber llevado a cabo "con éxito" una emisión de 175 millones de euros de deuda subordinada a 10 años, con una rentabilidad del 9%, "colocada íntegramente entre inversores institucionales internacionales".

También BBVA comunicó el pasado mes de mayo al mercado la realización de una emisión de Cocos por importe de 500 millones de euros. "La Emisión está dirigida exclusivamente a inversores cualificados y en ningún caso podrá ser colocada o suscrita en España ni entre inversores residentes en España (...)", precisaba el banco presidido por Francisco González en la comunicación de la operación a la CNMV.

El pasado 18 de abril, Santander informó sobre la emisión de participaciones preferentes contingentemente convertibles en acciones ordinarias (PPCC) por importe de 750 millones de euros. "La Emisión está dirigida exclusivamente a inversores cualificados", advertía el banco presidido por Ana Botín. "Las PPCC no podrán venderse, ofrecerse o distribuirse en España ni a personas residentes en España", añadía.

"La emisión de CoCos de Bankia, o también otra de BMN, son muy atractivas, ofrecen altas rentabilidades, y no es como en el caso de Banco Popular. En los casos de Bankia o BMN sabes que habiendo sido entidades rescatadas con dinero público, su futuro cercano está asegurado, no hay tanto riesgo", expone el socio de la agencia de valores consultado. 

"Hemos tenido que devolver el dinero a un abogado especializado en el sector financiero por la venta de uno de estos productos", comentan en un banco español que admite haber potenciado en los últimos meses la comercialización entre inversores extranjeros y reducido la venta a españoles. "Un juez ha dado la razón a este abogado porque supuestamente el contrato no estaba lo suficientemente claro, pero en otros casos similares los jueces han dado la razón al banco; así no puede hablarse de seguridad jurídica", destacan.

Desde las entidades financieras consultadas se incide en que la venta de estos productos con riesgo y complejos está limitada a inversores institucionales, y que, por un lado, en España no hay tanto inversor cualificado interesado, y que por otro, se correrían riesgos si en la compra penetraran inversores que realmente no son institucionales.
"La postura de Bankia ha sido la de Santander, que no permite la compra en primario, pero sí en secundario", explican en uno de los bancos españoles. "Lo cierto es que en las emisiones que han colocado en España la demanda es de menos del 10%, por lo que no aporta demasiado al libro y sí a futuros problemas si acaba entrando un inversor que no es realmente institucional", añaden. "La nueva regulación MIFID II que entra en vigor en enero 2018, es mucho mas restrictiva en cuanto a procedimiento que se tiene que realizar para colocar productos financieros complejos a inversor minorista, por ello las emisiones de financiación mayorista están destinadas a inversores profesionales cualificados y está prohibida la venta en retail", puntualizan en otro de los bancos españoles que ha vendido recientemente este tipo de productos.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba