Hipotecas

La banca acota a 3.000 millones el golpe máximo por los gastos hipotecarios

Las entidades creen que van a tener más suerte con los gastos hipotecarios que con las cláusulas suelo, y dan por sentado que no van a devolver la parte correspondiente al Impuesto de Actos Jurídicos, que supone el 80% de la factura. Con ello se alejarían del golpe estimado de 18.000 millones.

Protesta de afectados por la hipoteca.
Protesta de afectados por la hipoteca. GTRES

Calma tensa. Así viven los bancos el nuevo frente judicial que se les abrió el año pasado, por el que millones de hipotecados pueden reclamar que les devuelvan los gastos de constitución de la hipoteca, a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo. Para los banqueros éste es un tema incómodo, tabú. Un golpe para su reputación ahora que empezaban a ver la luz al final del túnel de las cláusulas suelo. Y más que por la imagen, por el impacto económico que podría suponer devolver todos estos gastos, cuyas estimaciones van de los 18.000 a los 20.000 millones de euros.

Sería un golpe que pasaría mucha factura al sector, sobre todo teniendo en cuenta que el de la sentencia europea de las cláusulas suelo fue de 4.000 millones y ya provocó un recorte del 25% del beneficio previsto.

Aun así, en los despachos de los bancos confían en amortiguar gran parte del golpe, hasta el punto que estimaciones iniciales limitan el impacto máximo a cerca de 3.000 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli.

Estos cálculos parten de varias premisas. La primera y más importante, que los bancos consideran que no van a tener que devolver la parte correspondiente al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD). Creen que va contra la ley, ya que los impuestos no se reparten y tiene que afrontarlos el sujeto que compra el inmueble. Esta tasa fiscal supone, de media, más del 80% de los gastos hipotecarios, por lo que los bancos van a centrar su batalla legal en este frente.

Consulta a Hacienda

La complejidad reside en que, por un lado, la Ley del ITP y AJD señala en su artículo 8 que el usuario es sujeto pasivo del préstamo, por lo que “no le corresponde al consumidor de oficio el pago de esa parte del impuesto”, según explican desde Adicae. Por otro lado, el Reglamento del impuesto “exime en su artículo 25 al prestamista del abono del impuesto”, añade. Por ello, desde la asociación de consumidores han trasladado una consulta a Montoro.

La segunda premisa es que, como con las cláusulas suelo, hay muchas hipotecas impagadas que, a juicio de los bancos, no tendrían derecho a recuperar el dinero de los gastos hipotecarios. Como mucho servirían para reducir la deuda pendiente de pago. Desde los bufetes alegan que con ese dinero el cliente quizás no hubiera incurrido en impagos. Desde la OCU, por ejemplo, calculan que el dinero medio a recuperar es de 3.100 euros, sobre una hipoteca media de 150.000 euros, y con seis millones de españoles afectados.

Las reclamaciones de gastos hipotecarios son un tema tabú entre los banqueros, que prefieren hablar lo mínimo del asunto para no alimentar las demandas

Los bancos no van a tener una batalla fácil en este frente, ya que tras la salida a bolsa de Bankia, las preferentes y, una vez concluyan las de las cláusulas suelo, los despachos especializados en reclamaciones financieras van a centrar todos sus esfuerzos en hacer negocio con los gastos hipotecarios.

Ante una situación como la actual, los consejos de los expertos para los usuarios se dividen en tres: reclamar cuanto antes, y si además se tiene cláusula suelo, juntar ambas reclamaciones, como exponen desde Arriaga; acudir a los tribunales a través de una demanda colectiva (ya se ha presentado una en Sevilla contra CaixaBank de 120.000 euros, del Bufete Salmerón); y tratar primero de llegar a un acuerdo con la entidad, a través de una reclamación extrajudicial, a través del Servicio de Atención al Cliente, como defienden desde Adicae.

Maltrato

Mientras tanto, los tribunales todavía siguen dando sentencias dispares, en las que el impuesto puede recaer entero sobre el banco, sobre el cliente o al 50% entre cada parte. Lo que parece más claro es que la entidad debe devolver la minuta del notario, los derechos de registro, los honorarios de tramitación y la parte correspondiente del IVA, como estableció la sentencia del Supremo de 2015 contra BBVA y Banco Popular.

Desde las entidades ven este frente una prueba más del maltrato que están recibiendo de los tribunales, por el que están unificando cada vez más el mensaje. Es unánime entre los banqueros que las hipotecas españolas son y han sido históricamente más bajas en España que en el resto de Europa, y que este tipo de sentencias van a encarecerlas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba