Juicio de las 'tarjetas black'

Los acusados de las 'black', confiados en el juicio: "Arturo, de ésta nos libramos"

Tras una semana de juicio de las 'tarjetas black', los acusados están confiados en que su estrategia va a surtir efecto. Ésta pasa por desacreditar las pruebas de Bankia y trasladar la responsabilidad de la creación de los plásticos al predecesor de Blesa, Jaime Terceiro.

El ex responsable de CEIM, Arturo Fernández, en la Audiencia Nacional.
El ex responsable de CEIM, Arturo Fernández, en la Audiencia Nacional. EFE

"Arturo, de ésta nos libramos". Así de confiado se mostraba ayer uno de los acusados de las 'tarjetas black' en una conversación con el expresidente de CEIM, Arturo Fernández. No es algo anecdótico, sino el sentir de gran parte de los 65 exconsejeros y exdirectivos de Caja Madrid que desde la semana pasada se sientan en el banquillo de la Audiencia Nacional.

Todavía queda mucho juicio, hasta por lo menos hasta diciembre, pero los procesados están satisfechos por cómo están desplegando sus argumentos de defensa. En especial dos.

  1. Críticas a las pruebas de Bankia. Es una de las grandes apuestas de sus abogados. Sostienen que las hojas excel donde se detallaban sus gastos son "hojas de manipulación de datos", como las definió Ildefonso Sánchez Barcoj. Argumentan, como sostuvo el exconsejero José Antonio Moral Santín, que esta prueba les atribuye comidas en restaurantes en los que nunca estuvieron y gastos en tiendas que nunca pisaron.
  2. Creación de las tarjetas. Hasta el momento, todos acusados que han declarado (Miguel Blesa, Rodrigo Rato, Sánchez Barcoj, Moral Santín y Francisco Banquero) mantienen la misma tesis de que las 'tarjetas black' se crearon durante la presidencia de Jaime Terceiro y que ellos, Blesa incluido, sólo mantuvieron esta práctica porque no tenían motivos para dudar de ella. Además acusan a Bankia de intentar tapar esta evidencia, ocultando que la Cuenta de Gastos de Gobierno tenía la coletilla "Mayo 1988".

El fiscal Luzón cree que es una contradicción reconocer que se usaba la tarjeta e intentar descalificar las pruebas

El fiscal Alejandro Luzón y el resto de acusaciones dan poca validez a estos argumentos. Respecto al primero, consideran una contradicción que los procesados primero reconozcan que usaban la tarjeta para gastos personales y hasta el límite establecido, y luego traten de poner en tela de juicio la letra pequeña de las mismas. Si gastaban con el plástico todo lo que les permitía la caja, da lo mismo que fuera en un restaurante de Madrid o de Bilbao.

Respecto al papel de Terceiro, Luzón ha venido subrayando en todos sus interrogatorios que las actas de la caja entre 1988 y 1996 reflejan que era "para gastos de representación". Además, el fiscal tiene claro que si de verdad consideraban legal esta remuneración se hubiera puesto de manifiesto en algún documento público durante el mandato de Blesa y Rato. Algo que no ocurrió y que provocó un momento tenso durante el interrogatorio al exvicepresidente del Gobierno.

Todavía queda mucha tela que cortar en el juicio, pero por lo que se ha visto en su arranque habrá tres grandes momentos claves de aquí a juicio, coincidiendo con la declaración de tres testigos: el ex consejero delegado Francisco Verdú, al que muchos critican no haber denunciado las tarjetas si las veía irregulares; el auditor interno de Bankia que llevó a cabo la investigación, y Terceiro.

Mientras tanto el proceso entra en una fase en la que se espera mucha declaración en la misma línea de los 60 acusados pendientes de declarar. Ayer mismo, muchos procesados 'desconectaron' durante el interrogatorio a Moral Santín, que fue interrumpido en varias ocasiones por la jueza Ángela Murillo para que acelerara el paso.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba