Caso Bankia

Segura y Restoy dejan la papeleta de los correos de Bankia a los imputados del Banco de España

Los dos antiguos responsables de la CNMV durante la salida a bolsa de Bankia centran sus declaraciones en que se hizo lo que se pudo para controlar la operación, y que no es competencia suya vigilar las cuentas, sino del Banco de España y de los auditores. Restoy defiende que había genéricas suficientes.

Los dos antiguos responsables de la CNMV en la salida a bolsa de Bankia, Julio Segura (expresidente) y Fernando Restoy, exvicepresidente, han defendido su papel este lunes en la salida a bolsa de Bankia, por la que han sido imputados en el caso que se sigue en la Audiencia Nacional. Ambos han defendido que no era su competencia vigilar las cuentas de la entidad, sino del Banco de España y el auditor (Deloitte), y que "extremaron las precauciones" durante la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de julio de 2011. 

El interrogatorio ha sido conducido por la acusación particular, el sindicato Confederación Intersindical de Crédito (CIC), representada por Andrés Herzog. La Fiscalía Anticorrupción no ha hecho ninguna pregunta, ni a Restoy ni a Segura. Tampoco el Fondo de Reestructuración (Frob), acusación particular del caso Bankia. Esto refleja que Anticorrupción no ha cambiado su visión del caso, en el que se opuso hasta tres veces a la imputación de Miguel Ángel Fernández Ordóñez y los otros siete imputados del caso. Esta vía no se ha abierto hasta que lo ha impuesto la Sala de lo Penal de la Audiencia.

Restoy y Segura han declarado durante cerca de dos horas y media (entre los dos). Durante este tiempo, han transmitido un mensaje casi consensuado (tienen la misma defensa, el abogado Joaquín de Fuentes): la CNMV no entraba en la contabilidad de Bankia; se "extremaron las precauciones" para proteger a los pequeños inversores, con la imposición de un tramo institucional del 40%; el folleto de la salida a bolsa contenía todos los potenciales riesgos, con gran "corrección"; y que no conocían los polémicos correos del Banco de España que han dado pie a sus imputaciones.

Razones para estar "tranquilos"

Segura ha llegado a señalar que la CNMV durante su presidencia ni siquiera aprobó la salida a bolsa de Bankia, sino que sólo tenía la facultad de dar el visto bueno al folleto de admisión. Así, el supervisor lo único que puede hacer es aprobar o suspender el folleto en función de que su cumplan una serie de requisitos, y si se pasa esta prueba sólo puede rechazarlo en caso de "grave riesgo para los inversores".

Algo que ni Segura ni Restoy apreciaban ya que, según han explicado, contaban con 26 estados financieros (de las cajas, BFA y Bankia) auditados y sin salvedades; el aval del Banco de España; un ráting del mismo nivel que el de Banco Sabadell entonces, A-; informes independientes; unos test de estrés europeos aprobados por Bankia; y  un "ambiente que decía que el banco podía ser una inversión atractiva en función del precio".

Restoy sí que ha entrado algo más en el fondo del asunto del caso Bankia, dentro de su papel de ex subgobernador del Banco de España, puesto que pasó a ocupar desde la CNMV a mediados de 2012. Según Restoy, Bankia tenía 3.000 millones de euros en provisiones génericas cuando salió a bolsa, que podía haber usado para cubrir el agujero detectado por los peritos, Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras.

Restoy ha defendido que Bankia contaba con suficientes provisiones para asumir el agujero detectado por los peritos

Llegados a este punto, Herzog le ha preguntado cómo se explica que hubiera que rescatar un año después a Bankia con 18.000 millones (para el grupo), que el exsubgobernador ha achacado a otras circunstancias y al empeoramiento de la economía.

Tanto Segura como Restoy han afrontado también preguntas sobre si hubo irregularidades en la formación del precio de la salida a bolsa, como sugireren los peritos. Los dos han rechazado a esta posibilidad, a pesar de que, por ejemplo, un grupo como Gestamp fue cubierto por el propio Bankia de posibles pérdidas. “Fue excepcional, se dejó pasar porque no fue relevante” para la salida a bolsa, explicaron.

Tras la declaración de Restoy y Segura, los siguientes en declarar serán, este martes, Pedro Comín y Pedro González, exresponsables del Banco de España que renunciaron a sus cargos tras la imputación. Comín era quien recibía los polémicos correos del jefe de inspección de Bankia, José Antonio Casaus.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba