Economía

La banca habilita a mandos inferiores para aprobar los préstamos avalados por el Estado

El sector da por hecho que la primera línea de avales se va a agotar en cuestión días o horas, porque ya hay muchas nuevas refinanciaciones y créditos que se están otorgando bajo la garantía del Estado, que se espera que esté aprobada como muy tarde el próximo lunes 

Imagen de una sucursal de Banco Santander.
Imagen de una sucursal de Banco Santander.

Los bancos han decidido agilizar los trámites burocráticos ante la avalancha de peticiones de préstamos por la crisis del coronavirus. De esta forma, mandos mandos inferiores podrán dar el visto bueno a las operaciones más sencillas y de menor coste, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli.

Las operaciones que tenían que ser supervisadas por un especialista podrán tener el visto bueno del responsable de área o del propio jefe de la oficina. "Ahora se van a bajar las facultades. Lo que antes pasaba por cuatro manos, ahora pasará sólo por dos", reconocen diferentes banqueros. 

Y es que el sector da por hecho que la primera línea de avales se va a agotar en cuestión días o horas, porque ya hay muchas nuevas refinanciaciones y créditos que se están otorgando bajo la garantía del Estado, que se espera que esté aprobada como muy tarde el próximo lunes.

Esta primera ronda será de 20.000 millones de euros de los que la mitad irá para pymes y autónomos y la otra para grandes empresas. Esta quinta parte de los avales prometidos cubrirá el 80% del riesgo en pymes y autónomos en todas sus modalidades (nuevo crédito y refinanciación). Sin embargo, al resto de empresas sólo cubrirá el 70% de préstamos concedidos y el 60% en caso de renovaciones.

Las coberturas

La banca demandaba al Ejecutivo una cobertura del 80% para las pymes y de un 90% para las micropymes. Este decisión del Consejo de Ministros se acerca a las estimaciones de la banca pero se quedan cortas debido a que el sector contaba con los 100.000 millones de euros de golpe. No obstante, la retroactividad es un punto a favor para el sector financiero, siempre y cuando se mantengan estas mismas características para los 80.000 millones que faltan.

Por otro lado, el Gobierno ha decidido que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) sea el encargado de analizar si los préstamos que superen los 50 millones de euros son aptos para entrar dentro de la línea de garantías del Estado creadas por la crisis del coronavirus. Las entidades financieras sólo podrán dar el visto bueno a aquellos créditos que estén por debajo de la cuantía anteriormente mencionada, por lo que las líneas que necesiten las grandes empresas pasarán forzosamente por el Ministerio de Economia, máximo responsable en este área.

Las empresas y autónomos afectados podrán pedir préstamos avalados por el Estado por un importe de hasta un 25% de su facturación del 2019, según ha podido saber Vozpópuli por fuentes financieras, que añaden que se trata de un volumen muy elevado y un gran riesgo para la economía del país, por la alta probabilidad de impago de estos. 

Las fuentes consultadas reconocen cierto caos a la hora de conceder un préstamo. En la fecha en la que estamos las empresas aún no han auditado sus cuentas y ni siquiera han pagado el impuesto de sociedades, por lo que no se puede saber con exactitud la necesidad de cada compañía. A esto hay que sumar la incertidumbre que supone el no saber cuánto va a durar este parón de la actividad productiva, lo que hace incalculable los volúmenes de liquidez requeridas por cada empresa. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba