Economía

La banca española lidera la desinversión en ladrillo en Europa

En términos netos, los bancos españoles han concedido menos préstamos nuevos que los que han vencido y vendido desde 2014

Evolución de la inversión en ladrillo de la banca europea
Evolución de la inversión en ladrillo de la banca europea Clara Rodríguez

La banca española lidera la desinversión en ladrillo en toda Europa, para alegría del Banco Central Europeo. Las entidades financieras de nuestro país cuentan con un balance negativo de 80.000 millones de euros en inversión en el sector inmobiliario desde 2014, según un informe realizador por la consultora JLL recogido por Vozpópuli.   

Los bancos españoles han sacado de su balance 104.000 millones de euros en activos tóxicos en los dos últimos años. El 90% ha sido de las cinco entidades más importantes. Así, Santander desaguó 35.800 millones en activos problemáticos; CaixaBank, 19.400 millones; BBVA, 17.000 millones de euros; Sabadell, unos 19.000 millones; y Bankia, 8.500 millones de euros. 

Europa vive una tendencia creciente del préstamo inmobiliario. Pero estas operaciones son muy heterogéneas, puesto que son los países del norte los que tiran de la inversión. En cambio, los bancos del sur restan a la cifra global.

España, Italia, Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre han experimentado una crisis más profunda debido a una fuerte exposición a créditos dudosos y ejecuciones hipotecarias y por ello han endurecido sus criterios de riesgo, especialmente en el segmento de empresas. El balance acumulado de estos cinco países es de -200.000 millones de euros. Sólo en 2018, se desaguaron 40.000 millones. 

No obstante, se trata de una cifra que se cubre sobradamente con la fuerte inversión de los países del norte, que cuentan con un balance positivo de 700.000 millones de euros. Las líneas de crédito las lidera Reino Unido (271.000 millones), donde están domiciliados la mayoría de bancos de inversión americanos, y le sigue Francia (197.000 millones) y Alemania (187.000 millones).

España

A pesar del fuerte ajuste, a diciembre de 2018, los bancos españoles, incluido Sareb, aún contaban en balance con 130.000 millones de euros en NPL y REOs. Más 45.000 millones son activos adjudicados y aproximadamente el 60% de los NPLs están garantizados por bienes inmuebles. Santander aún cuenta con 21.700 millones de euros en activos tóxicos; BBVA, con 15.400 millones; Bankia, con 12.800 millones y CaixaBank, con 12.400 millones.

El volumen de transacciones (cerrado y en curso) en la primera mitad de 2019 representa aproximadamente 10.000 millones, con pronósticos que sugieren similares volúmenes en la segunda mitad del año.

La acumulación de un gran nivel de NPL afecta directamente en los niveles de eficiencia de la banca, junto con otros problemas como la reestructuración de costes, problemas de mala conducta e inversiones en datos de infraestructura y tecnología. 

El acumulado en Europa aún está por encima de los 800.000 millones de euros. Italia es el que mayor stock tiene, con 164.500 millones en balance. Le sigue Francia (129.000 millones) y Grecia (89.000 millones). España, con la particularidad de los REOs, cuenta con 130.000 millones en activos tóxicos. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba